Diario El Telégrafo | Paysandú | Uruguay

Paysandú, Domingo 03 de Julio de 2011

Carlos Gardel: el Zorzalito de Tambores

Locales | 03 Jul …… “ya que insiste, uruguayo nacido en Tacuarembó”, EL TELEGRAFO, 26 de octubre 1933.
Tomasa Leguisamo, la madre legal de Irineo Leguisamo, preguntada acerca de si Gardel era francés respondió: “¡Que va a ser francés! Gardel es de Tacuarembó. Lo llamaban Zorzalito, por Tambores siendo mozo”. Allí nació por 1900 este diminutivo del futuro “Zorzal” criollo.
Al cumplirse 76 años de la muerte de Carlos Gardel, Martina Iñiguez, disertó sobre: “Carlitos, el hijo de Escayola, de Tacuarembó al Abasto”. Lo hizo en el Espacio Cultural “Al pie de la Muralla” un cálido local ubicado en la calle Bartolomé Mitre, de la ciudad Vieja de Montevideo, donde en un proceso de reforma, al comenzar el picado del revoque, fueron surgiendo las piedras de la antigua muralla.
Llevadas las piedras de aquel muro a su estado natural, hoy se presentan a la comunidad, como un ejemplo que hace a la cultura de la preservación.
Martina Iñiguez poetisa e investigadora argentina, emprendió hace unos años un camino espinoso, como lo es el de hurgar en los misterios que encierra la verdadera historia de Carlos Gardel, desarticulando el tan mentado origen francés del cantor.
A la documentación que conocemos y difundida desde 1960, en esta misma línea de investigación, por Erasmo Silva Cabrera (AVLIS), Nelson Bayardo, Eduardo Payssé Gonzalez, Ricardo Ostuni entre otros, esta noche del 24 de junio de 2011, Martina aportó a nuestro criterio pruebas irrefutables sobre las falsedades y contradicciones en que han caído los sostenedores del Gardel francés, pretendiendo identificar a Carlos Gardel con Charles Romuald Gardés, cuando en realidad se trata de dos personas con distintas madres biológicas y de distinta edad.
1- Carlos Gardel hijo del Coronel Carlos Escayola, Jefe Político de Tacuarembó, con su cuñada María Lelia Oliva, cuando ésta contaba con 13 años de edad. El año probable de nacimiento es 1884 en la segunda sección judicial de Tacuarembó, estancia Santa Blanca. El nacimiento es ocultado y el niño entregado para su crianza a la peona Manuela Bentos, Casco o Mora. Posteriormente fue entregado a Berta Gardés, una francesita amiga del Coronel “bastante agraciada y que trabajó en el cabaret La Rosada” en su pasaje por Tacuarembó, entre 1886 y 1890.
2-Charles Romuald Gardés, hijo de Berta Gardés con un tipógrafo casualmente llamado Romualdo López quien trabajaba en la imprenta de Cleio Oliva, cuñado de Carlos Escayola. En 1890, Berta Gardés, embarazada de Romualdo Lopez, lleva a Carlitos Gardel, que cuenta ya con alrededor de 6 años a Montevideo. Lo deja bajo la tutela del militar Pedro Oliva y sigue a Toulouse, para tener a su hijo verdadero, que nace el 10 de diciembre y es bautizado al día siguiente.
Tal vez la mayor hazaña en el proceso de las investigaciones iniciadas por Martina, haya sido lo que esta noche del día de San Juan junto a los restos de la muralla, nos expuso sobre la escuelita a la que asistió aquel niño que su madre adoptiva deja en el Barrio Sur al partir a Francia.
A partir de una fotografía escolar que guardaba Berta Gardés, donde aparece un grupo de 56 niños varones que cursan 1er. Grado “C”, entre ellos Carlitos Gardel, contando con el apoyo de otros profesionales uruguayos, descubre que la escuelita es la No. 27 y estaba ubicada en la calle Durazno 337 de Montevideo, donde después se levantó el Teatro Astral (Centro Cultural Zhitlovsky).
Se encuentran los planos y se relacionan con el lugar donde fue tomada la foto. Habiendo total coincidencia en las proporciones, medidas, disposición de puertas, pasillo y claraboya que conforman aquel patio de la imagen.
En 1893 el niño habría sido retirado de dicha escuela para ser llevado a Buenos Aires, por Berta Gardés, quien habría recibido apoyo económico de los Escayola.
En tanto también Martina mostró fotos de la Escuela donde el niño Charles Romuald Gardés, cursó el 1er. año, unos 6 años después que Carlitos Gardel. Se trata de la Escuela Superior de niñas de la calle Talcahuano 678 de Buenos Aires, de carácter monumental, muy diferente en su aspecto físico –edilicio con aquella modesta escuelita montevideana.
El niño francés cursó en otros colegios de la época y según consta egresó en 1904, a los 13 años del Colegio religioso San Estanislao, con muy buenas notas, un puntaje de 10, pero ninguno de sus maestros recuerda haberlo oído cantar. No se inscribió ni en los cursos optativos de teatro, ni en los de banda, ni en los de instrumentos musicales.
Impensable que se tratara de Carlos Gardel, como sin embargo lo dice una placa sospechosamente anónima colocada en uno de esos colegios, también colocada sospechosamente después de la muerte de Gardel.
En tanto Carlos Gardel, (lo dice EL DIARIO en 1933) fue detenido en 1904, por vagancia o fuga del hogar, declarando ser tipógrafo. Actividades tan disímiles descritas en un mismo año no pueden corresponder a una misma persona.
La rica exposición acompañada en pantalla con proyecciones de fotografías y documentos, comprendió varios aspectos de sólidos argumentos que no dejan dudas hoy día de la nacionalidad oriental del gran artista del canto rioplatense.
Ya sobre el final, le pregunté a Martina cuando vendría a Paysandú. Le comenté aquel reportaje de EL TELEGRAFO del 26 de octubre de 1933, cuando actuó en el Florencio Sánchez. Interrogado sobre su nacionalidad, Gardel responde al periodista: “Un artista, un hombre de ciencia, no tienen nacionalidad, un cantor tampoco, es de todos y sobre todo su patria es donde oye aplausos, pero ya que insiste, uruguayo, nacido en Tacuarembó”. Lo recoge el Arq. Nelson Bayardo, nuestro querido profesor y amigo de la Facultad de Arquitectura, como uno de los principales documentos para fundamentar su nacionalidad.
Lo conocía muy bien, así como también conocía muy bien la foto de aquel día tomada en el puerto. Foto que cuando construimos en 2005 el espacio en conmemoración de los 30 años del Puente Paysandú-Colón con apoyo de CARU, la secretaria general de la Intendencia de Paysandú, mi colega Arq. Helena Heinzen, en nombre de la Administración Municipal, amplió e hizo colocar en el mismo lugar donde había estado tomando mate, sentado en un perezoso, y que hoy es un punto de atracción para sanduceros y visitantes. Faltaría agregar otra foto mural similar de la página de EL TELEGRAFO, con aquel histórico reportaje.
Nos debemos una mayor presencia y conocimiento de estas historias, a las cuales no somos ajenos entre otros motivos porque Tambores, donde estaba ubicada la estancia donde “El zorzalito” nació, está en el límite entre Paysandú y Tacuarembó y porque la primera canción que grabó, era de un sanducero, el estilo “Sos el tirador plateado” del poeta Oscar Orozco. La misma se había publicado en la revista “El Fogón”, fundada por Juan “Torora” Escayola, poeta y primo hermano de Gardel. Ambos homenajeados con bustos recordatorios en nuestra Plaza Artigas. Sin tampoco olvidar que la historia del tango tiene un referente muy importante, en Alfredo Eusebio Gobbi, hijo de inmigrantes italianos, nacido en Paysandú el 5 de febrero de 1877, en la calle Ituzaingó casi Piedras (hoy Carlos Albo), dado que fue quien llevó por primera vez el tango a París a principios del siglo XX.
Arq. Rubens Stagno Oberti


EDICIONES ANTERIORES

A partir del 01/07/2008

Jul / 2011

Lu

Ma

Mi

Ju

Vi

Sa

Do

12

12

12

12


Diario El Telégrafo

18 de Julio 1027 | Paysandú | Uruguay
Teléfono: (598) 47223141 | correo@eltelegrafo.com