Paysandú, Sábado 04 de Mayo de 2013

“No es un santo, pero tampoco un
Pablo Escobar” dijo su madre

“El Gringo” fue procesado y sus familiares denuncian difamación

Policiales | 04 May Finalmente, la Justicia Penal dispuso el procesamiento de Hugo Bottaro Icatt, conocido como “El Gringo”, detenido en el marco de un procedimiento de la Brigada Antidrogas, en tanto su madre y su hermana se hicieron presentes en la redacción de EL TELEGRAFO para denunciar que el imputado ha sido objeto de una acción difamatoria sobre su conducta.
Según sus familiares, se califica a Bottaro como “malviviente con violento historial delictivo, cuando no había sido jamás procesado ni contaba con antecedentes penales de tipo alguno; de más está decir que, en nuestro derecho positivo, rige el principio de presunción de inocencia, el cual sólo se desvanece con el dictado de sentencia”. Para la madre y la hermana de Bottaro, “atribuir semejante condición infamante de historial delictivo al que se le agrega perfil de violento, cuando no existió hasta este momento ningún expediente judicial que lo avale, constituye sin duda un exceso y un abuso de derecho, sin perjuicio del daño moral causado”.
Los familiares de Bottaro califican la ausencia de esposas en el Hospital Escuela del Litoral como “obvio”, en base a la “situación de enfermedad y gravedad que afrontaba luego de su egreso del CTI”.
Añadieron que “el abogado que lo asiste solicitó judicialmente el cese de toda medida restrictiva de su libertad ambulatoria, sin perjuicio de la vigilancia, por cuanto en ese lapso, no existía fundamento jurídico admisible, para imponer ningún estado de sujeción procesal”. Por último, la madre y la hermana de Bottaro aseguraron que Bottaro tampoco se dio a la fuga de la sala de cirugía del hospital sino que “se retiró de la sala, donde afrontó un shock nervioso”, en tanto agregaron que “se reintegró en forma voluntaria en compañía de su abogado a la sala”, en donde, añaden, “tanto la juez, la fiscal y abogado defensor debieron constituirse para recabar su declaración para que se adoptara resolución judicial sobre la situación procesal”.
“Mi hijo no es un santo, pero tampoco un Pablo Escobar como lo pintan”, aseguró la madre de Bottaro, quien reconoció que la droga ha provocado consecuencias perjudiciales a su hijo, pero que eso no amerita que se lo haga objeto de una difamación sobre cuyos posibles orígenes prefirió, por el momento, mantener en reserva.


EDICIONES ANTERIORES

A partir del 01/07/2008

May / 2013

Lu

Ma

Mi

Ju

Vi

Sa

Do

12

12

12

12


Diario El Telégrafo

18 de Julio 1027 | Paysandú | Uruguay
Teléfono: (598) 47223141 | correo@eltelegrafo.com