Diario El Telégrafo | Paysandú | Uruguay

Paysandú, Miércoles 26 de Junio de 2013

Controles satelitales del río

Cianobacterias son tóxicas en más del 50% de los casos

Locales | 26 Jun Las cianobacterias, que en los cursos de agua dulce son cada vez más frecuentes y anualmente suelen afectar con varios episodios de floraciones al río Uruguay, son tóxicas en el 50% de los casos y se ven favorecidas por el aumento de nitrógeno y fósforo en el agua.
En el marco de una jornada institucional en conmemoración por el Día Mundial del Medio Ambiente, la Comisión Administradora del Río Uruguay participó en una conferencia sobre Floraciones Algales en la Facultad de Ciencia y Tecnología, dependiente de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), subsede Gualeguaychú.
La licenciada Lizet De León, asesora de la Subcomisión de Medio ambiente y uso sostenible del Agua de la Comisión Administradora del Río Uruguay (Caru), explicó que los factores que favorecen el desarrollo de floraciones de cianobacterias están ligados a los altos niveles de nutrientes, principalmente nitrógeno y fósforo en el agua debido a los aportes de aguas residuales domésticas, industriales, agrícolas o ganaderas no tratadas, que llegan directa o indirectamente a los sistemas acuáticos.
Entre otros puntos, De León especificó que las floraciones algales tienen efectos sobre la salud de las personas y también en los animales, ya que las cianobacterias son tóxicas en más del 50% de los casos porque producen toxinas que afectan el sistema digestivo, principalmente el hígado, el sistema nervioso, la piel y mucosas.
La Asesora de la CARU señaló que los efectos causados por las toxinas pueden ser diarrea, vómitos y malestar digestivo, náuseas, mareos, dolor de cabeza, irritación de la piel, inflamación de oídos, ojos, nariz y garganta. También mencionó que hay registros de neumonia, cólera y lesiones hepáticas graves debido a intoxicación con cianobacterias.
Por otra parte, expresó que los factores que favorecen el desarrollo de floraciones de cianobacterias están ligados al enriquecimiento de los niveles de nutrientes, principalmente nitrógeno y fósforo en el agua debido a las descargas de aguas residuales domésticas, fundamentalmente cloacales, industriales, que representan menos del 20%, agrícolas o ganaderas no tratadas, la utilización de fertilizantes con alto contenido de nitrógeno y fósforo, que llegan directa o indirectamente a los sistemas acuáticos.
De León destacó la actividad que desarrolla la CARU en el tema y elogió el seguimiento satelital como herramienta de trabajo y producción y recalcó que la medida más urgente para evitar problemas sanitarios es la difusión e información clara de los efectos que producen en la personas y la diversidad biológica, las floraciones de cianobacterias.
CONTROLES SATELITALES
En tanto, el ingeniero Héctor Retamal, delegado argentino ante la CARU, desarrolló su exposición manifestando los aspectos centrales del trabajo de la CARU desde el momento de su creación.
Remarcó el punto referido a Usos Legítimos y Clasificación de las Aguas del Río Uruguay, como por ejemplo las aguas crudas destinadas al abastecimiento público con tratamiento convencional, aguas destinadas a actividades de recreación con contacto directo, aguas destinadas a actividades agropecuarias y aguas destinadas a la conservación y desarrollo de la vida acuática.
Por otra parte, Retamal precisó que la CARU junto con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales(Conae) está desarrollando un trabajo importante en materia de observación sistemática, a través de los Satélites Landsat 5 TM, Landsat 7 y Spot, de la calidad del agua a lo largo del Río Uruguay. Este trabajo permite desarrollar un seguimiento y control de las playas en los 500 kilómetros de jurisdicción de la CARU.
Agregó que en los diferentes monitoreos satelitales realizados se pudo observar la afectación que producen las floraciones algales o cianobacterias en las aguas del Río Uruguay.
RIESGO
Por su parte, la ingeniera Valeria Roselot, del INTA, abordó la temática del riesgo de exposiciones a agroquímicos en zonas de cultivo de soja transgénica. La profesional del INTA destacó que existe desconocimiento acerca de la peligrosidad para la salud por parte de las familias que viven en las zonas de cultivos de esta oleaginosa. Expresó en sus conclusiones que existen tres puntos que deben fortalecerse en generar información masiva, educación específica en el tema y controles.


EDICIONES ANTERIORES

A partir del 01/07/2008

Jun / 2013

Lu

Ma

Mi

Ju

Vi

Sa

Do

12

12

12

12

12


Diario El Telégrafo

18 de Julio 1027 | Paysandú | Uruguay
Teléfono: (598) 47223141 | correo@eltelegrafo.com