“Partido de gobierno pretende cambiar las reglas de juego”

El líder del Partido Independiente, Pablo Mieres, rechazó enfáticamente la postura del Frente Amplio de intentar aprobar el voto en el exterior, y trajo a colación que en octubre de 2009 este partido promovió un Plebiscito Constitucional para instaurar el voto por vía epistolar, que se plebiscitó en octubre de 2009 “y fue rechazado por un amplio margen; sólo el 38% votó a favor”.
Recordó que en aquel momento la coalición de izquierdas entendía que para validar la opción del voto en el exterior era necesario reformar la Constitución, pero nueve años después de aquel fracaso, “cambia su interpretación jurídica e impulsa un cambio por vía legislativa, sosteniendo que la Constitución no impide que los ciudadanos voten fuera del país”.
Enfatizó que el Frente “busca un camino oblicuo”, al sostener que antes habían interpretado mal la normativa vigente y, entonces, “ahora interpretan que la Constitución habilita que por ley se otorgue el voto a los ciudadanos fuera del país”.
“¡Qué falta de sensibilidad democrática! ¡Qué poco importa el pronunciamiento ciudadano! Parecería que para el Frente Amplio el pronunciamiento popular es sagrado cuando decide lo que ese partido piensa, pero si le dicen que no, entonces buscan caminos alternativos para salirse con la suya”.
A juicio de Mieres, claramente el texto constitucional establece que para ejercer el derecho al voto “no sólo hay que estar inscripto en el Registro Cívico sino que además es necesario avecinarse o estar avecinado en el país. Es más, el artículo 1º de la Constitución habla de ‘la asociación política de los habitantes que viven en el territorio’ y el artículo 81 es muy claro al señalar que ‘para recuperar el ejercicio de los derechos de ciudadanía, avecinarse en la República e inscribirse en el Registro Cívico’”.
Consecuentemente, reflexionó el parlamentario, los catedráticos de Derecho Constitucional son contundentes en señalar que para otorgar el derecho al voto de los ciudadanos que viven en el exterior es necesario modificar la Constitución. (Más información en edición impresa)