Ómnibus de Alonso quedó enterrado en el barro y no pudo llegar a destino

Imágenes enviadas a nuestro Facebook.

El ómnibus 536 de la empresa Alonso que cubre la línea Paysandú-Guichón-Tacuarembó, por Ruta 90 y su continuación al Este de nuestro departamento –área del Camino de los Charrúas– debió regresar tras ser desenterrado del camino con un tractor en la mañana de este lunes, cuando además la ruta está en estas malas condiciones desde hace por lo menos cinco años, desde que no se la mantiene, de acuerdo con testimonios.
La unidad transportaba sobre todo docentes y estudiantes que concurren a clases en la zona, pero la crecida del arroyo Sarandí, antes de Tiatucurá, imposibilitó seguir por la ruta. Al regresar el ómnibus quedó empantanado a 60 km al Este de Guichón, y debió requerirse el auxilio de un tractor para sacarlo hacia un lugar menos complicado para este tipo de vehículos, y por lo tanto gran parte del pasaje debió retornar a Paysandú. En cambio, según se nos indicó, vecinos y padres de estudiantes pudieron trasladar a las maestras y algunos pasajeros hacia su lugar de destino, debido a que el camino se puede transitar con camionetas 4×4 –no sin dificultades– pero unidades como automóviles y ómnibus pasan las de Caín.
Según relató a EL TELEGRAFO uno de los estudiantes, que debió regresar, este ómnibus cubre los lunes y jueves el trayecto hasta Tacuarembó, “pero solo pudimos llegar hasta el arroyo Sarandí, antes de Tiatucurá, que estaba crecido y debimos volver. Pero cuando volvimos no pudimos pasar, porque este tramo está en muy mal estado desde hace unos años y el ómnibus quedó imovilizado. La otra vez había quedado enterrado junto al arroyo y ahora fue aquí cerca, más cerca de Tres Arboles”.

Video enviado por un lector a nuestro Facebook.