Proyecto musical busca visibilizar problemática de inclusión laboral de personas mayores de 40 años

“Mayores de 40 y menores de 300 años” se llama un proyecto musical que se viene impulsando desde Montevideo, con el objetivo de hacer visible la problemática de la reinserción laboral de personas mayores de 40 años. El proyecto es impulsado por un equipo de personas de diferentes ocupaciones, motivadas por hallar respuestas a un problema de los tiempos que corren: “que muchas personas mayores de 40 años, con una trayectoria de vida y experiencia, se encuentran sin posibilidades de reinsertarse laboralmente”.
“Esto sale del ejercicio de charlar con colegas y personas de otras profesiones”, dice el músico y creativo publicitario Daniel Lemos, en una conversación telefónica desde Montevideo. “Nos dimos cuenta que inequívocamente hay una falta de oportunidades reales para las personas mayores de 40 años que se quedan sin sus empleos, a las que les cuesta mucho reinsertarse laboralmente. Esto pasa más allá de la situación de origen, o condición familiar, académica o socio económica. Pasa en toda la sociedad, más allá de lo que se haya estudiado o lo preparado que se esté. Es una situación que parte los ojos. Nuestra motivación es dar exposición a esa realidad mediante este proyecto cultural, de forma diferente a los debates u otro tipo de presentaciones que puedan llevarse a cabo, con la intención simplemente de poner sobre la mesa el tema, para que se hable un poco más. No es que vamos a cambiar el mundo con este proyecto. Por medio de la música, algo que nos encanta hacer, proponemos algo que buscamos sea un puntapié inicial para que se hable de este tema. Esa es la motivación”.
Lemos recordó que desde marzo de 2019 se viene implementando la Ley 19.689, “que en su artículo 11 dice que el Estado incentiva a los privados a que tomen en sus listados de empresas a personas mayores de 45 años. Para esos listados, van a ayudar a pagar el 45 por ciento del sueldo de esas personas por algunos meses”. Cree que se trata “de una ley genial, ya que es la primera vez que un gobierno toma el tema entre sus manos y da un puntapié inicial para hacer algo”, pero que llevada a la realidad, “está siendo como letra fría. Pongo un ejemplo: el mes pasado, salieron llamados laborales de UTE y OSE. El de OSE era para 123 personas ¿y adivina qué? El anuncio terminaba diciendo que era para aspirantes o interesados de hasta 40 años. Entonces, si desde el Estado saco una ley para incentivar a los privados a cambiar esta realidad, y yo como Estado no doy el ejemplo, me parece que esta ley es muy noble, pero no deja de ser más que letra fría”.
EN BUSCA DE UN DEBATE
MÁS AMPLIO SOBRE EL TEMA
El objetivo del proyecto es grabar un disco “con personas mayores de 40 años, con músicos no profesionales de todo el país, que nunca hayan grabado y que hayan pasado por la situación de tener un trabajo precario o informal, o directamente haber estado o estar desocupado. Nos parece lindo darle la oportunidad a esas personas. Que más allá de la angustia que genera la falta de empleo, vivan un momento lindo pudiendo expresar una de sus pasiones, la música”. En el ejercicio de imaginar el disco, “lanzamos la invitación a todo el público y aparece, por ejemplo, una maestra rural que cambió de localidad este año, se quedó sin horas en la escuela, se quedó sin trabajo, y que le encantaba tocar la guitarra para sus alumnos. O un taximetrista en Minas, que llevaba 40 años trabajando en eso y se quedó sin trabajo, pero le encanta tocar el piano para sus nietos. A toda esa gente, sumamente invisible a nivel laboral, queremos darle la posibilidad de brillar por medio de esta pasión que tienen, la música. Ese es el espíritu noble del proyecto”. El disco no se pondrá a la venta, sino que será difundido a través de Internet, anunció el músico. “Es la excusa para que haya un debate un poco más amplio sobre este tema”.
El proyecto ha sido presentado en la edición 2019 de los Fondos Concursables para la Cultura del MEC.
“Si logramos los fondos, vamos a hacer un llamado a través de la prensa y los sitios web para quienes quieran participar, que deberán reunir ciertas condiciones: tener más de 40 años, tocar un instrumento, cualquiera sea, y querer ser parte de este disco”. En forma paralela, “pensando en la posibilidad de no ganar los Fondos Concursables”, a partir de este mes el proyecto ha comenzado a enviarse “a algunas empresas a las que nos parece que podría interesarles realizarlo, dentro de lo que es su política de responsabilidad social. Esto es para estar cubiertos si no ganamos los fondos, porque realmente el proyecto nos gusta y lo queremos sacar adelante”. Junto a Lemos, el equipo que impulsa el proyecto está integrado por Pablo Soñora, propietario del estudio Montevideo Records y productor general; Mariana Huber, encargada de prensa y difusión; y Pablo Pasquini, músico que tendrá a cargo los arreglos.
Como adelanto, se ha dado a conocer a través de Youtube uno de los temas que formará parte del disco, titulado “Comencé por el final”, versionado por la banda La Máquina de Coser.