Deportes

El Paysandú Rally Team va segundo en Concepción

Finalizada la primera etapa de una nueva fecha del Campeonato Entrerriano de Rally, que en simultáneo con una etapa del Argentino se desarrolla en Concepción del Uruguay, el binomio del Paysandú Rally Team conformado por el piloto Diego Elola y su navegante Pablo Lozano, se ubicó nada menos que en la novena posición de la general, liderando además su clase.
El Ford Fiesta volvió a rendir de muy buena manera, al igual que sucedió en el retorno del Paysandú Rally Team al ruedo, en el Rally de Punta del Este, y el pasado fin de semana en el Rally de Chivilcoy.
Haroldo Canoniero, director del equipo, remarcó tras la finalización de la primera etapa de la competencia en caminos uruguayenses que “en la A6 estamos segundos tras esta primera etapa, lo que lógicamente nos da una alegría enorme. Estamos más que conformes con el rendimiento, y siempre es bueno que las cosas se puedan ir dando fruto del sacrificio”.
Son 44 los binomios inscriptos para la prueba, que a lo largo del fin de semana completarán nueve pruebas especiales de las 12 pautadas para el Rally Argentino, totalizando 128,90 kilómetros de tramos cronometrados.
Tras la disputa de las primeras cuatro pruebas especiales, hoy se retomará la competencia para disputar los cinco restantes: PE 5 Herrera – Ruta 39 (13,37 km); PE 6 Camino Viejo – Acceso San Justo (17,53 km); PE 7 Aero Club – Autódromo Concepción del Uruguay (9,05 km); PE 8 Camino Viejo – Acceso San Justo (17,53 km); PE 9 Aero Club – Autódromo Concepción del Uruguay (9,05 km).
Es de esperar que Elola y Lozano puedan mantener la muy buena actuación del primer día, y que el auto pueda seguir rindiendo de buena forma para pelear por un lugar en el podio de la categoría, que se ha logrado hasta el momento en las dos presentaciones anteriores.
> Leer más

Destacados

Finaliza Fiesta de la Identidad de San Félix

Culmina hoy la 10ª Fiesta de la Identidad de San Félix, “mucho más que un barrio al sur del Sacra”, que cuenta con el auspicio de la Intendencia de Paysandú, Junta Departamental de Paysandú, Consulado de la República Argentina y la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU). Es organizada por vecinos, Sporting San Félix, escuela 25 e Iglesia de los Hechos. La Fiesta se desarrolla en la avenida de San Félix y hoy comenzará a las 9 con actividad en ciclismo y a las 11 se abrirá la Plaza de Comidas. Al mediodía habrá pencas y a las 17 se realizará un Concurso de Mascotas. Estará también el Bibliobus y se proyectará una película. Desde las 18, habrá actividad de zumba, el elenco de tango de la escuela 25 y Tango Independientes. A las 19.30 se desarrollará un desfile de comparsas con Soñadoras, murga de la escuela 25, La Covacha, Sandumbé, Yelule, Lonjas del Chaplin, comparsa Porvenir y Fantasía Africana. A las 21 en el escenario karaoke, Pedro Silva, Alta Garra Tropical y Los Piazzolis. > Leer más

Deportes

Huracán no quiere perder la pisada

La 8ª fecha del Torneo Clausura de la Primera División del fútbol sanducero se complementa hoy con cinco partidos, luego de que la etapa se abriera el viernes con la goleada de 18 de Julio ante Juventud Unida por 5 a 0.
El triunfo permitió a los de Porvenir posicionarse al momento como único líder de la segunda parte del Honor, sabiendo que solo Huracán podría alcanzarlos hoy, pero por sobre todo saber que el equipo ya se aseguró la tabla anual, pensando en la definición de la temporada.
Huracán sabe, por lo tanto, que la pelea por el Clausura sigue abierta, lo que lo obliga hoy a derrotar a Progreso como visita en cancha de Estudiantil, procurando así mantenerse arriba como co-líder.
Estudiantil, en tanto, será visita de Wanderers en el Cairo Cosio, mientras que Bella Vista se las verá ante Litoral. En Porvenir, Guaviyú intentará quedarse con las unidades ante Amanecer, pensando en la permanencia, mientras que en el otro partido de la jornada el descendido Rampla recibirá en cancha de Independencia a un Independiente que también está complicado con la tabla del descenso. > Leer más

General

Solicitada

Para quienes se preguntan por los dos perritos hermanos, igualitos, que vivían en el camino a la aviación, los Titos, lamentablemente la respuesta no es para nada grata. Tuvieron la mala suerte de cruzarse con alguien que se creyó con el derecho de quitarles la vida y así lo hizo. Ambos, la hembrita y el machito, fueron envenenados. Los encontró el señor de la casa donde les habían dado techo para que se resguarden de la lluvia, del frío y del calor.
Eran realmente hermosos, dulces, cariñosos, amables con todo el que se acercara a ellos. Eramos varios los que los queríamos y les llevábamos alimento, agua, nos ocupábamos de que estuvieran vacunados y desparasitados. Pero esto, como siempre pasa, no fue suficiente, porque guste o no la mano que quiere hacer daño lo hace y generalmente las consecuencias como en este caso son irreversibles.
Todavía me pregunto en qué podría haberle molestado la presencia de ellos en un campo abierto, porque segura estoy de que no molestaban a nadie ni hacían daño alguno.
La realidad dice que una vez más, quienes se creen con el derecho de disponer de la vida de otro como pasó en esta oportunidad, se adueña de la vida ajena y la destruye a su placer. No hay muchas palabras más que tristeza e indignación para agregar.  Juan, Lucía y Andrea > Leer más

Rurales

Gabino Azeves Silva: “los antepasados nos enseñaron a producir carne y con sistema Voisin producimos pasto”

El Pastoreo Racional Voisin (PRV) gana cada vez más adeptos en la ganadería uruguaya. En el departamento de Paysandú, Gabino Azeves Silva lo viene adoptando en su campo ubicado en la zona de Piñera. “Me cambió el sistema de trabajo”, confiesa. “Nuestros antepasados nos enseñaron a engordar el animal y acá es al revés. Hay que producir pasto y la carne viene sola, cambiando la metodología de trabajo”.
El sistema es una tecnología agroecológica completa que se caracteriza por ser totalmente respetuosa con el ambiente, regenerando suelos, sin insumos ni venenos, y demuestra ser más rentable que los demás métodos de producción a pasto.
El cambio surgió con la finalidad de “poder traer al establecimiento, todo el ganado que había a pastoreo en otras zonas, y como el sistema admite aumentar la carga, pretendía traer lo de afuera en un campo arrendado, y aunque aún no lo he logrado, voy en ese camino”, manifestó el productor.
El expresidente de la Liga del Trabajo de Guichón, expresó que el 21 de noviembre de 2018 comenzó a comerse la primer ¿a parcela, “y va funcionando muy bien”, subraya. “Es algo que se va dando y permite ir aprendiendo todos los días, con el tema de los cambios, de ver especies nuevas; de repente ves una panoja de semillas que nunca habías visto, la apreciás ahora que le das espacio a la parcela para que rebrote estando libre de ganado”, sostiene.
Ubicado en el límite del basalto superficial y el intermedio, el campo de Azeves Silva es un predio con mucha quebrada, con lamparones de piedras. Posee 90 Índice Coneat (IC). El pastoreo Voisin está en 125 hectáreas del establecimiento, con 50 parcelas y agua en cada una de ellas. El establecimiento que es de 244 has, tiene el resto con praderas. “Las praderas se hacen con franja diaria y callejones fijos. Son de festuca, trébol y lotus. El trébol blanco se ha comido casi todo y abarca todo”, dijo.
Azeves también posee otra pradera de festuca que está dividida en 50 parcelas. “La pradera está cumpliendo 3 años, y la inicié dividida con agua en parcelas de una hectárea; son 53 hectáreas y tiene 50 parcelas que las mirás ahora y parece que la hubieras sembrado ahora. Está intacta y con todas las plantas”, explica admirado.
El campo natural “está todo con eléctrico enhebrado de dos hilos. Son 7.000 metros de eléctricos con callejones, y las porteras necesarias para simplificar un trabajo que lo hago solo. Tengo ahí 120 vacas pariendo, de las cuales hay 90 terneros que los llevo solo a las mangas. Y el ganado está solo un día en esa parcela y pasa a otra”.

COSTOS

Respecto a los costos de su implementación, reconoció que “lo que te lleva más inversión es el agua. Si te ponés a pensar en costo, tenés alrededor de 150 dólares de agua por hectárea en la inversión. Ya tenía pozo y el tanque australiano”, agrega.
Puntualizó respecto a los bebederos, que son de plástico “y cada dos o tres días le pasamos un cepillo y siempre tienen agua de primera”.
En cuanto al eléctrico, “el costo es como que quemes para hacer una avena o un verdeo de invierno, que oscila entre 35 y 40 dólares la hectárea, y que te dura 30 años”, precisó.

MANEJO

Sobre el manejo, especificó que en el campo natural, tiene vaquillonas y vacas pariendo que son cambiadas “rigurosamente” todos los días a la mañana. Mientras que el trabajo en las praderas es diferente, “es según la disponibilidad que va quedando” dice, “y trato de llegar a un óptimo, en donde el animal no pierda y que me deje lo menos de remanente posible. En este caso cambio en la mañana o en la tarde, no hay una hora específica”.
Respecto a las razas, comentó que por la tradición de su padre y abuelos “venía con Angus y Hereford, incorporando ahora la raza Brangus, que es el ganado que está pariendo y tengo en el sistema”, aunque aclaró que el sistema “es para cualquier raza, ya que todas se adaptan muy bien”.
Sostuvo que ve en el Brangus que aguanta más el calor. “Esos días de altas temperaturas lo ves comiendo sin inconveniente. Además, el sistema amansa mucho al ganado. Porque andás todo el día adentro del campo, abrís la puerta y te sigue, porque ya saben que le vas a dar un plato nuevo de comida y no hay problema”.
A esto se suma que “estamos dando sal todos los días, se mueve el bebedero, el salero, le abrís la puerta, y el ganado se acostumbra, y la mansedumbre es importante”.
Sobre el futuro del sistema de pastoreo Voisin, manifestó que en esos campos “eran chacras viejas de soja, y no vuelvo más a eso. Voy a dejar las praderas que se regeneren a campo natural. Costará muchos años, pero no vuelvo atrás”, dijo.

QUÉ ES EL PRV

El Pastoreo Rotativo Voisin, es una tecnología agroecológica completa que se caracteriza por ser totalmente respetuosa con el ambiente: regenerando suelos, sin insumos ni venenos. Haber demostrado ser más rentable que los demás métodos de producción a pasto.
No se puede hablar de PRV sin hablar del ilustre y veterano Profesor Luiz Carlos Pinheiro Machado, a quien se considera el mejor discípulo del célebre André Voisin y el padre del actual PRV, al que ha incorporado los múltiples avances tecnológicos de los últimos 50 años.
El objetivo del PRV es conocer el funcionamiento de los múltiples procesos biológicos del conjunto suelo, hierba y animal, maximizando todas las entradas de energía y minimizando todas las salidas, para canalizar esta energía hacia la producción. Algunas de sus claves más importantes son: no roturar los suelos, maximización total de la fotosíntesis; minimizar las pérdidas de carbohidratos por respiración de las plantas (con el pastoreo rasante y el corte de las reservas por la tarde); aumento de la materia seca por hectárea, favoreciendo la dominación de las especies forrajeras deseadas, acorde con el clima y el suelo del lugar; pastoreo con altas cargas y tiempos de reposo siempre variables.
El resultado es un aumento de la vida del suelo y de su materia orgánica, de su estructura y porosidad y de la retención de agua. Además, favorece la transmutación de los elementos, el ciclo del etileno y la trofobiosis, procesos biológicos profundamente estudiados por el Profesor Pinheiro y sus colegas. Todo ello resulta en un aumento de la fertilidad global del suelo.
El manejo diario de un PRV es sencillo, pero sin duda hay que entender lo que se hace. Su piedra angular es utilizar el pasto en el Punto Óptimo de Reposo (POR), que es cuando la planta ha conseguido completar sus reservas de raíz, consiguiendo así un posterior rebrote vigoroso; es el momento de máxima cosecha de materia orgánica por unidad de suelo y año; la planta tiene los nutrientes en equilibrio para alimentar correctamente al ganado. En consecuencia, se aumenta la capacidad de carga del espacio, llegando a producir la máxima producción animal por unidad de suelo.
Esta técnica solo puede aplicarse mediante el desarrollo de un diseño específico y adaptado a la finca con un mínimo de 60 parcelas, que incluya la adecuada división del área, el sistema viario, el arbolado, la hidráulica, un centro de manejo, las reservas de agua, la sala de ordeñe, el almacén.
Este diseño es imprescindible pues cumple diversas funciones: el bienestar animal, la economía, la perennidad, la funcionalidad, la higiene, la orientación, la modulación, la localización, la estética y el bienestar humano.
Este diseño también es imprescindible porque los animales son pastoreados cada día a la parcela que está en el POR (y casi nunca será la adyacente a aquella en la que estaban). A eso se le denomina “el arte de saber saltar”, que no es más que poner los animales en la parcela correcta aunque esté al otro lado de la finca.
Cuando practicamos un manejo correcto en PRV, se maximiza la oferta forrajera, lo cual nos permite aumentar la carga ganadera. De esta manera, se aportará más materia orgánica al suelo, estimulando su biocenosis y, por consiguiente, veremos aumentar la fertilidad del suelo. > Leer más

Opinión

El club de la pelea de la Junta Departamental

También era noviembre. Hace ya seis años, en 2013. En sesión extraordinaria el 29 de ese mes y en ese año, cuando se consideraba solicitarle al entonces presidente José Mujica la condonación de la deuda de la Intendencia con la Dirección General Impositiva por concepto de impuestos correspondientes a los festejos de la 48ª Semana de la Cerveza, que se había desarrollado en marzo de ese año, sucedió.
Una palabra altisonante por aquí, un insulto por allá y pronto un edil (Luis Lopardo del Frente Amplio en aquel caso) le da un golpe de puño a otro (Gustavo Rezzano del Partido Nacional). Mucho más eficiente que el artículo 28 (de comunicación inmediata, que cierra una sesión), se terminó todo y el último que se fue apagó la luz.
En una reunión de comisión el 3 de abril de 2017, mientras debatían sobre la ampliación del presupuesto de la Junta Departamental, otra vez gritos destemplados. Y otra vez la violencia, cuando un edil (Marcelo Tortorella del Partido Nacional) le pegó a otro edil (Jorge Dighiero del Frente Amplio). Y claro, adiós reunión de comisión y derechito a la Seccional 1ª, a denunciar.
No hace mucho, el 14 de setiembre pasado en Colonia, durante el Congreso Nacional de Ediles otra vez el edil Tortorella fue acusado de insultos y agravios al presidente de la Junta de Paysandú, Hermes Pastorini.
El jueves anterior, durante el llamado a sala al intendente Guillermo Caraballo para considerar el estado de la flota de camiones, después que se desprendieran dos ruedas de un recolector no hubo violencia física pero si insultos, gritos y corridas. En la Junta Departamental de Paysandú.
Es cierto, la parte culminante de la elección nacional está muy cerca y probablemente por eso los ánimos están exacerbados, más propensos a la lucha electoral que a cumplir con el rol de edil departamental. Pero ese momento de furia vivido en el plenario fue en realidad una falta de respeto a toda la Junta y por extensión a la ciudadanía que debe representar.
Es cierto, no es la primera vez ni el único lugar donde los ediles se tornan violentos. También que en un mundo tapizado de guerras, explotación, trata de personas, crímenes dentro del hogar, el griterío en el plenario de la Junta tenga menos trascendencia.
También es cierto que en prácticamente todas las juntas departamentales hay enfrentamientos de menor y mayor cuantía. En agosto de 2017 en San José, los ediles Danilo Del Curti del Partido Nacional y Germán González del Frente Amplio se enfrentaron a golpes de puño fuera del edificio de la Junta Departamental. Solo para citar un ejemplo. Pero no hay consuelo de tontos, no sirven en este caso. Es imprescindible comprender la trascendencia de las juntas departamentales, el órgano legislativo de cada departamento, no un gallinero ni un club de boxeo o artes marciales.
La misión de los ediles departamentales es la de legislar, dictar decretos o leyes departamentales y resoluciones a propuesta del intendente o por su propia iniciativa. Los ediles ocupan sus bancas para velar por el respeto a los derechos individuales de los habitantes del departamento y aprobar el presupuesto del gobierno departamental. Asimismo para otorgar concesiones para servicios públicos locales, reglamentar espectáculos, promover la cultura y determinar la nomenclatura de calles y plazas entre otras actividades.
Y más allá de plenarios y comisiones es también el edil quien debe recorrer los barrios para conocer sus realidades, para tratar de darles solución o gestionar ante quien corresponda que se procure el beneficio de los vecinos.
No obstante, hace muchos años que se ha tornado un lugar de enfrentamientos, de ellos contra nosotros. El oficialismo defiende al hombre sentado escalera abajo, en el despacho del Intendente y la oposición reúne todo cuanto puede para atacarlo. Como si las bancadas fueran en realidad murallas, cada uno defiende no siempre el beneficio comunitario sino simplemente el bien partidario. La unidad del partido no se da solo en lo conceptual sino en el hecho que cada voto es imprescindible, por lo que en el acierto o el error, hay que votar en grupo. En manada.
Lo mismo ocurre con las intervenciones, siempre cargadas de ironías o de directos ataques al “otro partido” que precisamente por ser “los otros”, sus integrantes no tienen el beneficio de la certeza ni la razón.
Hechos como los sucedidos hace pocos días demuestran que los propios ediles departamentales no comprenden la esencia de su rol, pues no es a los gritos que se defiende lo que se considera verdad. Si para algo debe servir el recinto del plenario del legislastivo departamental es para el debate, defendiendo ideas, opiniones e intereses. Pero desde el respeto, desde la lealtad institucional que incluye el concepto que en el debate la posición del otro puede en realidad ser la más adecuada, la mejor.
Corresponde al sistema político reconsiderar con seriedad las causas por las cuales frecuentemente se convierte en escenario circense la Junta Departamental. Una de ellas, indudablemente, es que no todos quienes ocupan las bancas están preparados para hacerlo, porque no se trata de poner “punteros” o activistas políticos, sino a vecinos conscientes y decididos a trabajar por el departamento mucho antes que por el partido al que pertenecen.
No se trata de reproducir el juego de Batalla Naval donde lo importante es hundirle los buques a “los otros”. La Junta Departamental debe honrar al departamento a través de sus acciones, de sus proyectos, ideas y resoluciones que se tomen sin color partidario. Claramente es necesaria una preparación previa a la postulación, es imprescindible no solo conocer el Reglamento Interno sino además conocimientos generales que permitan pensar en soluciones a los problemas de los vecinos, que llegan a los ediles como la primera línea de acceso a las autoridades.
La Junta no puede ser un club de la pelea, tiene que ser un recinto que concrete soluciones a la población. Una vez que son electos adquieren un compromiso superior que con el partido al que pertenecen. Porque se espera que ejerzan sus cargos pensando en toda la población.
Tristemente –especialmente en los últimos años– siguen en una lucha de trincheras, método tan obsoleto de ataque y defensa que ha pasado al olvido, menos para los ediles sanduceros. Así les va, más allá que no escarmienten y que sigan en el “ellos contra nosotros” sin temor al ridículo. > Leer más