Opinión

Mevir: sigamos haciendo bien las cosas

En un país como Uruguay, donde todo se espera que lo haga el Estado (que generalmente lo hace nunca, tarde, mal y caro), las iniciativas surgidas de la sociedad civil necesitan una gran fortaleza, esfuerzo y convicción que ayude a transitar un camino que no será fácil. Una de las notables excepciones a esa lamentable regla es la Comisión Honoraria Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (Mevir). A partir del año 2010 esta organización recibe el nombre se designó a esta comisión con el nombre “Mevir – Doctor Alberto Gallinal Heber”, en homenaje al productor agropecuario, abogado y político del Partido Nacional que impulsó la creación de la misma en el año 1967 durante el gobierno del presidente Jorge Pacheco Areco.
De acuerdo con la información disponible en su página web, “Mevir es una persona pública de derecho privado, creada por ley en 1967 a impulsos del Dr. Alberto Gallinal con el objetivo de erradicar la vivienda insalubre del asalariado rural. Con los años Mevir amplió su objetivo original, pasando a trabajar en forma integral tanto a asalariados rurales como a pequeños productores familiares de bajos recursos (menos de 60 UR de ingreso mensual), facilitando no sólo la construcción o refacción de viviendas sino también edificaciones productivas, servicios comunitarios, infraestructura (agua, electricidad, saneamiento). En este sentido, implementa un sistema de acceso a la vivienda adecuado al medio rural y basado en un concepto integral de hábitat según el cual la vivienda es un elemento dentro de un sistema complejo donde interactúan equilibradamente varios factores: el territorio, la producción de bienes y servicios, el ser humano en comunidad, los servicios comunitarios y las infraestructuras físicas”. La propia Mevir expresa que su misión es “trabajar para asegurar que la población rural, prioritariamente la que se encuentra en estado de vulnerabilidad, pueda ejercer su derecho a la vivienda de calidad, haciendo un adecuado uso de los recursos destinados por la sociedad, en el marco de las políticas de desarrollo integral (productivo, social, ambiental, territorial)”, mientras que su visión es “contribuir al desarrollo integral del país, siendo protagonista: planificando, ejecutando, evaluando e innovando desde la dimensión habitacional en la construcción del territorio rural sostenible”. Además de viviendas, Mevir construye escuelas, liceos, policlínicas, destacamentos policiales, centros CAIF y otras construcciones mediante distintos convenios.
El Proyecto de Ley de Urgente Consideración (LUC) remitido por el Poder Ejecutivo y que actualmente cuenta con la aprobación de la Cámara de Senadores contiene disposiciones que amplían el ámbito de actuación de Mevir al departamento de Montevideo y a los centros poblados del interior del país, en coordinación con el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. El Presidente de Mevir, Juan Pablo Delgado, expresó en una entrevista concedida recientemente al diario “El Observador” que “La Ley de Urgente Consideración que ha elaborado el gobierno contiene un artículo específico para Mevir, donde se propone la ampliación del marco de actuación tradicional a Montevideo y a los centros poblados del interior del país en coordinación con el Mvotma. Esto permitiría a Mevir intervenir y llevar sus programas socio-habitacionales a todo el territorio nacional, ya no solo al ámbito rural o de pequeñas localidades, sino que se comenzaría a intervenir en el ámbito urbano de los diferentes departamentos y de la ciudad de Montevideo, generando un Mevir urbano”. Según Delgado, “En caso de aprobarse la iniciativa, la población potencial que quedaría comprendida por parte de la institución –considerando solo centros urbanos del interior de hasta 30.000 habitantes– pasaría de un actual 16% a un 38% de la población total”.
Hace algunos días, el diputado sanducero Nicolás Olivera, al ser consultado sobre cómo se podría conciliar la construcción de complejos habitacionales de Mevir a escasa distancia de centros urbanos, como es el caso de Parada Daymán cerca de Salto o en la zona de Avenida de las Américas, en Paysandú, indicó que en la Ley de Urgente Consideración (LUC) actualmente en estudio en el parlamento se incorporan instrumentos para que Mevir pueda actuar en estos casos, que contempla asimismo que pueda tener participación en la erradicación de asentamientos.
Sin desconocer las buenas intenciones que alienta a quienes pretenden ampliar el ámbito de actuación de Mevir, creemos que esa posibilidad debe ser considerada teniendo en cuenta los efectos negativos que pueden plantearse en caso de que finalmente la LUC habilite dicha modificación. A modo de ejemplo, lugares señalados en dicha entrevista por el Olivera (Parada Daymán y la zona de Avenida de las Américas) demandarían por parte de las autoridades nacionales y departamentales un gran esfuerzo para dotar a las mismas de servicios tales como saneamiento, lo que llevaría a mayores gastos de infraestructura y una dispersión geográfica de la población que en este caso no se justifica ya que se perdería (al menos parcialmente) el objetivo de apoyar la radicación en el medio rural e incluso podría facilitar la formación de asentamientos. Hay que tener en cuenta que la tendencia a nivel internacional (adoptada incluso por la Intendencia de Montevideo en lo relativo a los barrios de Ciudad Vieja, Centro y Cordón) es repoblar las zonas que cuentan con servicios ya instalados y tratar de aprovechar al máximo los mismos, otorgando mayor densidad poblacional y evitando los altos que demandaría la instalación de esos servicios en zonas no pobladas.
La creación de nuevos centros poblados satélites obligará a las autoridades nacionales y departamentales a lograr una extensión territorial de servicios urbanos, con las consiguientes inversiones, para una población que lejos de ser “rural”, pasarían a ser parte del cinturón de las grandes ciudades; así como la gente que vivirá en esos barrios de seguro que no trabajará en el medio rural, sino que buscará integrarse a la oferta laboral urbana, aumentando los problemas ya existentes.
Lo que hay que corresponde es mantener la filosofía que alentó el Plan Local de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Sostenible de la ciudad de Paysandú y su microrregión el cual incluyó la recuperación de las antiguas edificaciones de la ex fábrica Paylana en un proyecto que, entre otras virtudes, aprovechó la infraestructura existente en la zona adaptándolos un uso residencial, comercial y recreativo, en sintonía con la Estrategia Nacional de Acceso al Suelo (Enasu).
Durante décadas Mevir ha desarrollado una importante labor cuyo valor e importancia ha sido reconocida por todos los actores políticos y sociales de nuestro país, otorgando soluciones habitacionales dignas que permiten la permanencia de muchas familias en el medio rural, espacio físico en el cual se genera la mayor parte de nuestras exportaciones como país. Lo que se buscaba con este exitoso sistema era justamente evitar o enlentecer la emigración del campo a la ciudad. Las bondades del impacto social, económico y humano de esta iniciativa están fuera de discusión. Las iniciativas para fortalecer y expandir sus logros deberían estar enfocadas hacia otros aspectos de su actividad, pero es claro que Mevir funciona y funciona bien y como dice un viejo refrán “si no está roto, no lo arregles”. > Leer más

General

Presentaron ciclo televisivo educativo dirigido a Primaria y Educación Media

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Plan Ceibal y Televisión Nacional Uruguay (Canal 5), presentaron un nuevo ciclo televisivo diario dirigido a alumnos de Primaria y Educación Media –y a sus familias– constituyendo una opción más de aprendizaje en el hogar, en función del contexto actual generado por la pandemia.
Durante la presentación, que se realizó en el Salón de Actos de la sede central de la ANEP, el presidente del Codicen, Robert Silva, agradeció a educadores, estudiantes y familias, por llevar adelante “con mucho esfuerzo, estas nuevas formas de aprendizaje”.
Esta nueva propuesta educativa consta de dos iniciativas que se emitirán por TNU (Canal 5). Por un lado, el lunes comenzó a salir al aire el programa “TA. Tiempo de Aprender” –de una hora de duración– que tendrá una frecuencia diaria, de lunes a viernes, a la hora 10, con repetición a las 16.30. (Nota completa para abonados y en edición impresa)

> Leer más