Para el país “es altamente rentable” encarar el desafío del combate de la mosca de la bichera

El ministro de Ganadería participó del lanzamientode la zafra ovina en la rural del Prado.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, ingeniero agrónomo Carlos María Uriarte, hizo especial hincapié –en su intervención en el lanzamiento de la zafra ovina– en la problemática que ocasiona la mosca de la bichera, y señaló que “hemos hecho un análisis costo-beneficio con el Instituto de Energía Atómica de Viena, donde el retorno por cada dólar invertido oscila de 6 a 7 dólares, y sacando en cuenta que se evitaría la pérdida de un mínimo de 40 millones y un máximo 200 millones de dólares, lo que daría que es altamente rentable para el país encarar este desafío”.
Y aclaró que “no solo se trata de una plaga que ataca a los animales productivos y especialmente a las ovejas, sino que además en Uruguay se registran más de 800 casos anuales en humanos, lo que habitualmente la gente no lo sabe, y por sensibilidad no se difunden las fotos de los casos, que son realmente muy duras de ver”.
Pero también se manifiestan en especies silvestres, recordando que conoce casos “de otros países que no logran reproducirse porque prácticamente el 100% de la producción muere por la bichera”.
Reiteró el compromiso de este gobierno de encarar con firmeza, un programa de control y erradicación de la mosca de la bichera, por ser identificada como una de las grandes limitantes que tiene el sector ovino”.
Entiende que “nos va a llevar un mínimo de tres años, pero pensamos que, de acuerdo a las circunstancias, si hubiéramos empezado este año cuando la prevalencia de la bichera fue menor, habría sido un buen año para comenzar”.
El secretario de Estado brindó una clara información. “Se trata de una mosca que deposita huevos en las heridas de los animales de sangre caliente, que a veces son en zonas húmedas, que les permiten a la mosca depositar sus huevos –queresa– que luego se transforman en gusanos, que luego penetran en la herida caliente y provocan el daño, comiéndose literalmente al animal”.
Ese gusano al caer al piso se transforma “en una pupa de la cual luego emerge una nueva mosca”, dijo Uriarte.
Ha sido combatida con éxito en países como Estados Unidos, “mediante una técnica que se llama de machos estériles, que es la irradiación mediante rayos gamma de moscas que producen la esterilidad de los machos, y como la mosca copula una sola vez en su vida, se trata de competir estos machos estériles con los machos fértiles, y de esa forma lograr que esa mosca no se reproduzca”.
Destacó el apoyo recibido de la embajada de Estados Unidos, “y en especial del embajador Kenn S. George, que se ha puesto a disposición de brindar la mayor cooperación posible en esta odisea”.
Recientemente se trajeron moscas desde Panamá, que son las que se están utilizando en el departamento de Artigas para el combate y control de la mosca de la bichera.

AYUDA DE ESTADOS UNIDOS

Al hacer uso de la palabra, el embajador norteamericano señaló que al llegar a nuestro país, lo primero que hizo fue “averiguar cómo Estados Unidos y más específicamente el departamento de Agricultura, podía ayudar a la industria ganadera y ovina de Uruguay”.
Explicó que le contó a un científico de primer nivel, como George Wells, también de Texas como el embajador, de qué manera podía colaborar en este emprendimiento. “Me dijo que sí y me recordó que hace unos 4 años se había hecho un estudio para analizar que si las moscas cruzaban o no el río Uruguay, lo cual se concluyó que era una barrera”.
Con esa información, “hablé con el ministro y pasamos muchas horas trabajando y discutiendo, por lo que podemos asegurarnos el apoyo del gobierno de estados Unidos”, indicó el embajador.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*