La facturación bruta de los tambos superaría U$S 600 millones en 2020

Todo está encaminado para que 2020 cierre con un récord histórico de remisión de leche a plantas industriales en Uruguay. Así, proyectando que en el bimestre noviembre-diciembre la producción de la fase primaria se expanda a una tasa del 4% interanual en todas las industrias, la producción de leche de Uruguay rondará los 2.075 millones de litros, con una expansión algo superior al 5% respecto a 2019. Además, se batiría el máximo anterior (2018) de 2.063 millones de litros, señala un informe hecho por Tardáguila agromercados.
Por tanto, también asumiendo un precio promedio por litro de leche equivalente a U$S 0,30 para los meses de noviembre y diciembre, la facturación bruta en dólares de la fase primaria será de unos U$S 614 millones ese año, unos U$S20 millones por encima (+3,4%) de los U$S 594 millones de 2019. Sin embargo, el dato de 2020 quedará por debajo de los US$ 660 millones de 2018 y los U$S 652 millones de 2017, aunque por encima del piso de U$S 506 millones de 2016.
¿Por qué un año récord de producción no se traducirá en mayores ingresos en dólares? Una de las explicaciones es la evolución del tipo de cambio. En lo que va del año, el dólar se apreció casi 14% frente al peso uruguayo. En los años 2013 y 2014 cuando la facturación bruta en dólares de los tamberos superó los U$S 800 millones, el tipo de cambio cotizó a un promedio de $ 20,5 y $ 23,2, respectivamente. Al cierre de 2020, el dólar cotiza en un eje de $ 42,50 en el mercado interbancario.
Los ingresos en dólares para la fase primaria son relevantes porque buena parte de su estructura de costos (raciones, maquinaria, arrendamientos) está nominada en el billete verde.
De no pasar nada raro en diciembre, el promedio que habrán recibido los tamberos por su producción de 2020 en dólares será el equivalente a U$S 0,30 por litro, el mismo valor que obtuvieron en 2019. Ese año, el tipo de cambio tuvo un salto de 15% (a $ 35,3 en promedio). En 2018, la fase primaria obtuvo un valor medio equivalente a U$S 0,29 por litro remitido a planta, mientras que en 2017 el valor fue de US$ 0,33 por litro. El piso de la última década se registró en 2015 (U$S 0,25), mientras que el techo se alcanzó en 2013 (U$S 0,44), según los datos que releva el Inale.

UN AÑO CON VARIANTES

Los mayores crecimientos de los ingresos brutos en dólares de los U$S 20 millones adicionales respecto de 2019 se registraron en los meses de enero (U$S 5,2 millones) y febrero (U$S 7,4 millones). Durante ese bimestre (antes que se disparara el dólar en marzo), los tamberos recibieron el equivalente a U$S 0,32 por litro.
En los meses siguientes hubo períodos mensuales donde se estuvo levemente por debajo hasta llegar al pico de producción y récord de leche que hubo en la última primavera.
Cabe precisar que estos datos son una aproximación y están incluidos todos los productores como el establecimiento Estancias del Lago en Durazno (Bulgheroni) que este año llegó a una producción de 500 mil litros diarios.
Por tanto, es muy factible que tamberos de menor porte no hayan elevado su facturación bruta en dólares este año si no lograron incrementar sus niveles de productividad. Los datos del Inale del último quinquenio muestran que un tercio de las explotaciones lecheras del país redujo su producción de leche, otro la mantuvo y apenas un tercio la incrementó.