Pórtico limitará altura de vehículos en la semipeatonal de 19 de Abril

En unos diez días quedará nuevamente habilitado el tránsito en la semipeatonal de 19 de Abril entre Leandro Gómez y 18 de Julio, tras la recuperación de la cuadra, que incorpora un pórtico en la esquina de Leandro Gómez, que delimitará la altura máxima de los vehículos que podrán transitar, “estamos definiendo si será a 2.15 o 2.30 metros de altura”, dijo el director de Obras Horacio Mársico.

“Ocurre que la rotura de los baldosones, si bien tuvo varias razones, se debió fundamentalmente a que se permitió el tránsito de vehículos que no pueden estar habilitados por la carga que transportan. Se estudió el tema con el equipo de diseño y se optó por limitar las dimensiones de los vehículos, con lo que obviamente también queda limitado el peso de la carga”, explicó Mársico.
Será un pórtico metálico “una idea incorporada al final del proyecto, por lo que está en etapa final de diseño. Además será el soporte de la instalación de cierre de calle, desde que a partir de las 19 y durante el fin de semana, esa cuadra se convierte solo en peatonal. “Se descartó el uso de pilastras telescópicas y también las barreras Jersey. Las primeras quedó claro que no sirven y las segundas cualquiera las mueve, por lo que no se asegura el carácter peatonal”. El equipo de diseño prefirió “una solución más tradicional se puede decir, una barrera en chapa, firmemente colocada, utilizando las dos columnas del pórtico. Obviamente, ante cualquier situación de emergencias, ambulancias, patrulleros, autobombas y similares podrán ingresar sin problemas y con la necesaria rapidez por 18 de Julio”.

“De todas maneras”, aseguró Mársico, “es mucho mayor la capacidad de resistencia estructural que soporta esa cuadra en particular. Nos encontramos con un hormigón poroso, lo quitamos y en su lugar construimos un hormigón que tiene una resistencia de 300 kilos por centímetro cuadrado. Pero aun así, y esto lo hemos conversado con el fabricante de los baldosones, para mantener en buen estado la capa superior, preferimos impedir el tránsito a vehículos grandes, y por lo tanto, de mayor carga”.

Por otra parte, Mársico dijo que “hemos agregado algunas obras secundarias, en acuerdo con los vecinos. Por ejemplo, colocamos otras dos regueras para el drenaje del agua. Esto en respuesta a vecinos, tanto comercios como particulares, que padecían inundaciones repentinas en lluvias medias o intensas”.

“No falta prácticamente nada, además del pórtico, hay que hacer una limpieza general, limpiando las pinturas y graffitis. Y no mucho más. Creo que la recuperación de la semipeatonal se ha cumplido haciendo hincapié en la calidad del trabajo como de los materiales. Recuperamos un lugar que por su ubicación, reúne a los sanduceros”.

 

¡Comenta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*