Waksman cerca de hacer historia

Waksman tras la primera etapa de la Mini Transat.

El uruguayo Federico Waksman está a menos de 48 horas de arribar a la meta de la complicadísima regata Mini Transat, una competencia náutica en solitario, navegando en barcos Mini de solo 6 metros de eslora, cuya segunda etapa comprende el cruce del Océano Atlántico. Unas 400 millas separan al navegante celeste del lugar previsto para el arribo, en Saint-Francois, Guadalupe.
Waksman viene recorriendo diariamente más de 200 millas, aprovechando los vientos alisios del sector Este.

En las últimas horas ha ido bajado un poco la intensidad del viento, lo que provocó que su perseguidor más próximo, el español Carlos Manera, le recortara unas 18,6 millas en las últimas 24 horas, aunque la ventaja del uruguayo aumentó sobre el cierre del día, alcanzando las 80 millas.

Manera llegó por delante del navegante celeste unas 4 horas en la primera etapa, que unió Francia con Las Canarias, por lo tanto para que Waksman pueda ser el primer sudamericano en ganar la prueba tendría que superar a su rival por más de cuatro horas.

La predicción meteorológica dice que el viento irá aumentando durante hoy y mañana hasta los 20 nudos de promedio, por lo tanto este último tramo de la regata será pura velocidad hasta la meta, y clave para el uruguayo, que tiene la firme intención de colarse en el podio para hacer historia.

La competencia es por demás exigente teniendo en cuenta que se navega en soledad, sin asistencia y requiere de toda la destreza de cada participante.