Entregaron a empresas del sector listado de trabajadores especializados en madera

Fue presentado por el Instituto Cuesta Duarte el registro de egresados del programa Más Valor en uso de la madera, un programa que ha llevado adelante la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) durante el año pasado y que apunta a la formación de personal especializado en la construcción de casas de madera.

El citado instituto del Pit Cnt entregó a la empresa Enkel Group, especialista en el nuevo sistema constructivo en madera Mass Timber, un listado de 300 trabajadores egresados del curso de capacitación “Más Valor” en el uso de nuevas tecnologías en madera. El registro de trabajadores se pondrá a disposición de todas las empresas del sector para los emprendimientos que se realizarán en el país.

El arquitecto Klaus Mill, presidente de la Agencia Nacional de Vivienda, junto con los organizadores del proyecto Más Valor, el Instituto Cuesta Duarte Enkel Group, y autoridades municipales de los departamentos en que se han instrumentado cursos, indicaron que se ha marcado un hito en la transformación del perfil laboral de los trabajadores de la madera en Uruguay con la entrega de certificados de capacitación. Este logro es un reflejo tanto de la hoja de ruta de la madera como de la disposición del presupuesto nacional 2020-2024 que promueve el uso de la madera en soluciones habitacionales, precisaron las autoridades de la citada agencia.

“El Estado tiene posibilidades de aplicar este sistema a varios programas, no solo a las licitaciones públicas sino también a las cooperativas de viviendas, y hacerlo a mayor velocidad, con mejores prestaciones térmicas y beneficiando al medio ambiente. Es importante que el Estado esté adelante y direccionando un sistema que va a traer muchas garantías en las distintas formas de procesamiento de la construcción”, expresó el presidente Mill.

El proyecto Más Valor ha completado con éxito las etapas teórica y práctica de capacitación. Con un enfoque en el Sistema de Madera Contralaminada (Cross Laminated Timber – CLT), esta iniciativa ha capacitado a más de 300 trabajadores en el montaje y desarrollo de este sistema constructivo.

El compromiso con el desarrollo sostenible y la política forestal en Uruguay se ve reflejado en la Ley Forestal de 1987 y en la reciente disposición del presupuesto nacional 2020-2024 para usar la madera en construcciones habitacionales. La industria maderera, que representa el 4% del PBI nacional, es un pilar de la economía y el empleo en el país, precisaron las autoridades, en tanto la elección de la madera como material de construcción alinea a Uruguay con los objetivos globales de reducción del cambio climático y la crisis habitacional. Este material, renovable y eficiente, ofrece numerosos beneficios ambientales y constructivos, destacaron los jerarcas.

PRESENTACIÓN EN CANELONES

A su vez, se realizó en la Intendencia de Canelones la presentación del registro de egresados y egresadas del curso de capacitación “Más Valor: transformación del perfil de las y los trabajadores de la madera”. financiado por el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), en asociación con Enkel Group.

En la ocasión, el Instituto Cuesta Duarte entregó a la empresa Enkel Group un listado con 300 egresados y egresadas del curso, de los cuales aproximadamente 40 residen en la Costa de Oro, Las Piedras y la ciudad de Canelones. Asimismo, el registro se pondrá a disposición de todas las empresas del sector.

Durante la presentación, directivos del Instituto Cuesta Duarte destacaron que el lanzamiento del registro en Canelones se debe a que es el departamento donde más se están desarrollando nuevos sistemas de montaje de viviendas en madera.

Agregaron que cuando el Instituto Cuesta Duarte comenzó a analizar la idea de realizar las capacitaciones, se tuvo en cuenta que el oficio del carpintero venía perdiéndose de forma paulatina. Sin embargo, la industria de la madera tiene un gran potencial, ya que en 2020 el Instituto realizó un estudio prospectivo que concluyó que los sectores de la madera, la pesca y los lácteos son los que tienen más posibilidades de crecimiento.

La primera capacitación de trabajadores en el sistema constructivo en madera Mass Timber se desarrolló en Tacuarembó, instancia en la cual se capacitó a unos 100 trabajadores.
Posteriormente, se entregaron 120 diplomas en Durazno, a raíz de que el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), lanzó una “hoja de ruta” para la construcción de vivienda social en madera.

El presidente del Instituto Cuesta Duarte, Eduardo Burgos, lamentó que a su juicio la Agencia Nacional de Vivienda y el Ministerio de Vivienda “no hayan cumplido con el compromiso que adoptaron en su momento y hayan cambiado las normativas técnicas, lo que ha paralizado el desarrollo de este edificio. Sigue pesando más la burocracia, y los trabajadores inscriptos en la capacitación continúan sin tener posibilidad de acceder a un puesto de trabajo de calidad”.

“Como trabajadores organizados, necesitamos desarrollar la industria nacional, porque no hay trabajo si no hay industria. En este caso, tenemos la materia prima y podemos agregarle valor. Es una lástima que el Estado no agilice los procesos y no cumpla con los compromisos, porque hay una licitación y aprobación del BID, pero seguimos esperando que se adjudique la obra”, remarcó Burgos. Aseguró que “la mejor política de inserción social es el trabajo de calidad y los salarios dignos”.