Ingresaron las primeras aves de la Expo avícola

Jacquet y su esposa, junto al criador Walter Giordano, ayer en la admisión de las aves que serán parte de la Expo avícola en Paysandú.

En un nuevo lugar, con un amplio estacionamiento para los visitantes, y con un número importante de ingresos, comenzaron a llegar este lunes las primeras aves que serán parte de la clásica 64.ª Exposición de aves Estándar, y la 5.ª Expo Bantam de aves enanas.
Frente al monumento a la Virgen, sobre ruta 3, el galpón allí construido y que Avicultores y Cunicultores Unidos de Paysandú (ACUP) alquila este año, permitió un rápido acceso a las instalaciones de criadores que llegaron desde diferentes puntos del país.
Es la primera que se realiza en Uruguay tras confirmarse el año pasado los primeros casos de gripe aviar, pandemia que significó el cese de todas las muestras en el país.

Mario Jacquet fue nuevamente responsable de realizar la admisión de las aves. El criador y experto argentino, proveniente de Colón, provincia de Entre Ríos, significó a EL TELEGRAFO que “desde hace unos 10 años vengo a la muestra avícola en Paysandú”, y precisó que “nos tocó trabajar en un galpón muy lindo y en un lugar abierto, que será de buen acceso para los visitantes”.
En tanto en la víspera ingresó algo más del 50% de lo que se espera, los organizadores aguardan más de 500 aves de 30 razas. Desde mañana y hasta el viernes trabajará el jurado integrado por Pablo de la Horra y Facundo Judía (ambos argentinos) en aves Estándar y Aldo Lorenzo (Argentina) y Gustavo Larronda (Uruguay) en aves Bantam, y como es habitual, con entrada gratuita el público podrá ingresar a apreciar la exposición desde la tarde del sábado 13 y durante todo el domingo 14 de julio.

MALESTAR EN ARGENTINA

El criador argentino se refirió a la medida del Senasa argentino de prohibir la realización de exposiciones de aves en Argentina, lo cual no sucede en Uruguay. “Entiendo que mientras no incida en el aspecto económico, las autoridades a nivel nacional la dejan de lado, y no vemos interés por destrabar el problema, ya que las grandes empresas siguen criando pollos, exportando y faenando millones de animales por día, y hacer una simple exposición se prohíbe”, dijo.
Sobre el impacto a los productores, sostuvo que “esto es un hobby y una forma de conservar un banco genético a nivel nacional y nivel mundial de la genética avícola y sosteniendo las razas puras, y al paso que vamos cada vez hay menos criadores”.

“Lo peor de todo esto es que van desapareciendo criadores, porque quien los cría tiene las expectativas en algún día presentar un Gran Campeón, y vender algún animal para mantener los gastos del consumo de alimento, y con esto se desmotiva la gente, lo que ya sucedió en Uruguay, en donde hemos visto productores que han dejado la actividad”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*