Las tasas de crecimiento de pasturas naturales “ superaron promedio histórico en 17 años”

A partir de fines diciembre de 2016, las tasas de crecimiento de las pasturas naturales “superaron al promedio histórico de los últimos 17 años”, según los registros del “Programa de monitoreo satelital de crecimiento de pasturas naturales”, coordinado por el ingeniero agrónomo Marcelo Pereira Machín, técnico del Instituto Plan Agropecuario.
El profesional sanducero expresó a EL TELEGRAFO que, en términos generales, “hay buena disponibilidad de pasto, ya que recién han caído dos heladas agrometeorológicas en los campos de la región. Además las primeras hacen muy poco daño, lo que, desde el punto de vista del pasto, es beneficioso”.
En enero, febrero, marzo y abril, las tasas de crecimiento “han sido mayores de lo normal”, subrayó Pereira. “Los niveles máximos de crecimiento se registraron en enero en todo el país, con tasas que, por ejemplo, en el basalto llegaron al 40% por encima del promedio”.
Esto ha determinado que se pueda ingresar al invierno con pasto, “en la mayoría de los casos con alturas mayores a cinco centímetros, situación que favorecerá el buen desempeño animal”, según la opinión de Pereira.
Entiende que “cuando el invierno no viene cuando tiene que venir, después el clima de alguna manera nos pasa la factura y al entrar el invierno puede suceder que se prolongue y la entrada a la primavera sea tardía”, aunque aclaró que “son aspectos anecdóticos”.
De todas maneras, precisó que el promedio de heladas en el país “es de 28 a 29 y la realidad de lo que ha sucedido últimamente es que el número de heladas no ha cambiado. Lo que sí cambia es el período en el que caen las heladas y este es cada vez es más corto”. Es un fenómeno del cambio climático que “se viene analizando”.
MANEJO
Con respecto al manejo por exceso de pasto, indicó que, en el caso de establecimientos en que la acumulación de forraje fuera mayor a lo habitual en verano, “las especies invernales pueden ver retrasadas su crecimiento como consecuencia del sombreado. Esta situación se soluciona con el pastoreo, para lo que se necesitan subdivisiones que permitan manejar el pastoreo de tal forma que se ingrese al invierno con una escalera de pasto (potreros con diferente altura de pasto), con el objetivo de conciliar el hecho de tener calidad y cantidad”.
Para Pereira, es conveniente que las subdivisiones “se realicen contemplando la heterogeneidad vegetal, es decir, de acuerdo con las comunidades de pastos que se componen de diferentes especies, que producen y reaccionan frente a fenómenos climáticos de manera distinta. Mediante la subdivisión según las diferentes comunidades, se podrá lograr un manejo más preciso del pasto”.
Dijo que “tener reservas en el campo –por la altura de las pasturas– es muy importante, porque es como tener un fardo en el lomo, que permite que el ganado pierda menos condición corporal en el invierno, pero de forma moderada, lo que significa un seguro de protección ante cualquier fenómeno adverso que pueda venir”.
Asimismo, el país “está muy cargado, porque actualmente estamos con una carga ganadera de 0,82 Unidades Ganaderas por hectárea y hace tiempo que no vienen fenómenos de crisis forrajeras severos”, puntualizó.
PRIMERAS HELADAS
Más allá de que se han verificado hasta el momento dos heladas agrometeorológicas, con temperaturas entre dos y cuatro grados, cercanas al cero sobre césped, recién entre lunes y martes de la presente semana se prevé la caída de las primeras heladas importantes que podrían blanquear a gran parte del país.
Debido al ingreso de una masa de aire polar que se instalará en horas del domingo, se aguardan temperaturas que estarían en el entorno de los dos a tres grados bajo cero, en la madrugada del lunes, martes y miércoles. Dicha masa de aire polar ingresará este domingo, junto con rachas de vientos que pueden alcanzar en el sur y Este del país los 60 kilómetros por hora. Esto producirá un marcado descenso de las temperaturas y de la sensación térmica. Aun así, los informes meteorológicos establecen que hasta el miércoles 21 las jornadas serán frías con heladas y posteriormente las temperaturas máximas irán en aumento hasta el fin de semana siguiente, donde se pueden desatar lluvias generalizadas en todo el país.

 

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone