Reclaman apoyo para trabajadores de muelle que están sin trabajar y con viviendas inundadas

DCIM100MEDIADJI_0090.JPG

La dramática situación que viven centenares de familias carenciadas de la zona costera desalojadas por las aguas se vuelve aún más complicada en el caso de los operadores de la estiba portuaria, quienes no trabajan por la suspensión de las operaciones en la terminal, destacó a EL TELEGRAFO la integrante de la Comisión Intersectorial pro Puerto Ultramar de Paysandú (Cipup), Olga Flores.
Cuando se conformó la comisión, hace ya más de veinte años, un objetivo clave era la búsqueda de generación de puestos de trabajo en Paysandú, tanto en forma directa en la operación de carga y descarga de los barcos, como en lo que se refiere a infraestructura de apoyo y la mayor dinámica de los propios sectores productivos, recordó Flores.
En el caso de la operativa portuaria, hay entre cuarenta y cincuenta familias que dependen de los ingresos por el trabajo en los muelles; la mayoría vive en la zona portuaria, en los lugares que primero se inundan y que por lo tanto actualmente se han quedado sin trabajo y sin sus viviendas.
“Sabemos que la zona portuaria es inundable, pero tampoco podemos cruzarnos de brazos y dejar a estas personas sin ningún apoyo”, dijo. Flores indicó que ha estado en contacto con responsables de la operativa portuaria y destacó que hubo coincidencias en considerar que tanto autoridades a nivel departamental como nacional deberían buscar algunas respuestas en carácter de paliativo para las decenas de familias que, además de sufrir la creciente, están sin ingresos. (Más información en edición impresa.)

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone