Sociedad de Criadores de Merilin realizó su tradicional gira anual por establecimientos del departamento de Paysandú

Cuatro establecimientos del departamento de Paysandú recibieron durante dos jornadas a la tradicional gira anual que lleva a cabo la Sociedad de Criadores de Merilin. Se observaron majadas de productores que crían la raza doble propósito y participaron en las charlas técnicas que estuvieron a cargo del ingeniero agrónomo Marcelo Grattarola, técnico del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL).
La actividad comenzó el pasado jueves en el establecimiento La Pulpería, de Alejandro Niell, ubicado 35 kilómetros al norte de Piñera, sobre camino a río Queguay. Tras un almuerzo en la casa de la familia Souza, brindado por su anfitrión Guillermo, su madre y su esposa, en el que se prepararon diversos platos con carne de oveja, se presentaron las características productivas de La Armonía.
Luego de un descanso en Guichón, el viernes se visitó el establecimiento de Alberto Pesce. Pasado el mediodía, continuó la gira en el campo de Juan Moreira, de las hermanas Moreira, ubicado 20 kilómetros al norte de Guichón.
“Fue una hermosa oportunidad de conocer el trabajo que realizan varios establecimientos comerciales ubicados en Paysandú y que tienen como base la raza”, manifestó a EL TELEGRAFO Carlos Amaro Nadal, presidente de la Sociedad de Criadores de Merilin.
El reconocido exfutbolista y titular de la gremial explicó que el ovino “es un gran complemento para campos criadores y en donde se le puede dar de comer bien a las ovejas”. Reconoció que el Merilin tiene “una gran ventaja frente a otras razas ovinas de Uruguay, que es doble propósito con producción de lanas muy fina y mucha cantidad de carne”.
Subrayó que “anda muy bien con el cordero pesado, al ser una de las grandes alternativas para el productor; el negocio final, haciéndolo con Merilin, cierra mucho mejor porque posee una lana de 23 a 24 micras, con el plus que tiene en el valor, que nos posiciona muy bien actualmente en el mercado”.
LA PULPERÍA
Ubicada en el paraje Queguay Chico de la 11ª seccional policial, La Pulpería, de Alejandro Niell posee una superficie total de 1.623 hectáreas, de las que 1.200 se utilizan para pastoreo ovino, con un Índice Coneat de 56.
De basalto superficial y medio como suelos predominantes, el establecimiento está orientado en ovinos a la cría con venta de corderos pesados y en vacunos, a la recría, con 2.468 ovinos y 623 vacunos, con una dotación de 0,58 Unidades Ganaderas por hectárea; una relación ovino/vacuno de 4,6 y un pastoreo ovino de 2,1 por hectárea.
En 2016, encarneró 1.450 vientres, de los que 360 eran borregas y 1.090, ovejas. Se logró señalar el 80% (1.160 corderos). Niell produjo 10.662 kilos de lana grifa verde, con un peso de 4,38 kilos de vellón más barriga esquilado, con un diámetro de 24,3 micras. La producción total de lana fue de 8,2 kilos por hectárea de pastoreo ovino. Ese año se vendieron 720 corderos.
Alejandro Niell explicó que el origen del plantel que utiliza en su majada es de El Progreso, de López de Haro, Santa María de Los Llanos, La Choza y Rancho Grande de Jano Nadal.
Inició el Puro de Origen en 1982, con un plantel de 280 ovejas, orientado a “animales laneros con buenas carcasas carniceras, siendo el objetivo de selección, cantidad de lana, diámetro y tamaño”, en tanto el criterio para la selección de padres, es “la apreciación visual”.
LA ARMONÍA
Está ubicado en el paraje Cuchilla del Fuego, de la 12ª seccional, y posee 1.645 hectáreas de campo natural, con una superficie de pastoreo ovino de la totalidad del campo, y un Índice Coneat de 62. Está orientado, en ovinos Merilin, a la cría de corderos al destete y oveja gorda, mientras que en vacunos, de las razas Hereford y Braford, a la cría y recría.
Posee un total de 2.366 ovinos y 1.077 vacunos, con una dotación de 0,79 Unidades Ganaderas por hectárea; una relación ovino/vacuno de 2,6 y 1,4 ovinos por hectárea de pastoreo.
Guillermo Souza explicó, con respecto al manejo y la eficiencia reproductiva de este año, que encarneró entre el 27 de enero y el 12 de marzo un total de 1.600 vientres, de los que 410 fueron borregas y 1.190 ovejas. El servicio duró 45 días, utilizando un tres a cuatro por ciento de carneros. Acotó que el año pasado el porcentaje de señalada fue de 80%.
En cuanto a los números de producción de lana y carne ovina el año anterior, obtuvo 7.200 kilos de lana, esquilando los adultos a fin de octubre y los corderos a principio de diciembre. Logró 3,5 kilos por vellón esquilado y un total de 4,4 kilos de lana por hectárea de pastoreo ovino.
El productor sanducero recordó que el diámetro de lote de lana fue de 23,5 micras, siendo el precio del vellón en 2016 de U$S 5,30. Con respecto a la cantidad de corderos vendidos, fueron 530 ejemplares, dijo Souza. Señaló que el origen del plantel Merilin es de Nin, Nadal y Elorza, cuyos objetivos de selección son “afinar lana, aumentar cantidad de lana y tamaño”. En tanto, los criterios para la selección de padres son “por apreciación visual (finura), tamaño y vasadura negra.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone