Apurados por retorno, muchos vecinos ya comenzaron a limpiar sus viviendas

Si bien el río Uruguay recién comenzó a bajar lentamente a razón de un centímetro por hora (anoche la altura era de 7,96 metros en el puerto), muchas personas comenzaron los trabajos de limpieza en sus viviendas, al menos en lo que respecta a lo más voluminoso, como es retirar los restos que trajo la misma agua hacia el interior.
Es mucha la basura que arrastró la creciente, particularmente en envases plásticos, bolsas y muchas hojas y pequeñas ramas, según se pudo apreciar en los lugares donde estuvieron trabajando en la limpieza.
En algunos lugares, como en calle Gutiérrez Ruiz, los vecinos aprovechan las volquetas que se concentraron en ese lugar para depositar los desperdicios, y también hay tareas de limpieza en espacios de calle Ledesma. Al respecto, el director de Servicios, Marco García, dijo a EL TELEGRAFO que la forma de trabajo con esa basura acumulada durante la creciente se hará de forma similar a cuando la creciente de 2016. Los desperdicios serán retirados por camiones de la Intendencia y habrá un trabajo especial que encarará la Dirección de Limpieza de la comuna. Especificó que además de recolectar esa basura, oportunamente se encarará la limpieza de cada vivienda con los elementos que corresponde y también se hará un hidrolavado de las paredes y los pisos.

 

 

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone