Los nadadores del Club Remeros siguen entrenando en piscina corta

La creciente no ha sido impedimento para que el proyecto de natación que lleva a cargo el Club Remeros, que pretende volver a contar con un plantel competitivo, pudiera seguir su curso.
Las dificultades existen, pero el plantel que orienta el entrenador Bruno Zanetti se mueve en la piscina del gimnasio “Lo del Poliya”, lo que ha permitido mantenerse en ritmo y no perder entrenamiento pensando en las competencias más importantes, que llegarán en agosto.
“Veníamos cumpliendo la planificación, con buenos tiempos de entrenamiento, pero la creciente nos llevó a variar lo que teníamos previsto y perdimos algunos días. Ahora estamos adaptándonos a una piscina más corta (18 metros) y al mayor oleaje, pero es una suerte poder usarla. Y personalmente cada tanto me gusta la piscina corta porque se entrena más rápido, y el ritmo de nado es más veloz”, apuntó Zanetti.
En este caso sus dirigidos pertenecen a las categorías Juveniles e Infantiles B, “son los más grandes, los que están compitiendo a nivel de Amena (Área Metropolitana de Natación) y del Regional, y en los meeting con los federados”.
El entrenador apunta ahora a “lo más fuerte, que será en agosto, porque es cuando se arman los ranking para clasificar a las selecciones que competirán en los diferentes torneos. Y este año tenemos la idea de participar en el Campeonato Nacional Argentino, ya que se conformarán las selecciones con nadadores elegidos de cada club”.
Más allá de esto, no se piensa federar a los nadadores porque “existe una deuda con la Federación”, aunque existe la posibilidad de que “pagando una licencia anual de nadador de Amena se permite competir en los Federales e incluso clasificar a selecciones nacionales, que es a lo que apuntaremos”.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone