Un muerto y un herido tras balacera en El Curupí

Una mujer de 48 años y dos hombres, de 50 y 28, están detenidos en la Unidad de Investigaciones por el homicidio de un joven, en el marco de una balacera registrada en la tarde de ayer en el barrio Curupí, en Setembrino Pereda a escasos metros de Diagonal 200. El fallecido fue identificado como Maximiliano Andrés Rodríguez Ayala, de 21 años.
De acuerdo con información obtenida por EL TELEGRAFO en el lugar, poco después de las 15, al menos dos personas habrían iniciado un altercado con una familia que reside en el lugar, por problemas de larga data.
Según declaraciones de testigos a EL TELEGRAFO, ya era frecuente que dos sujetos arrojaran piedras a una de las fincas del barrio –donde funciona un almacén—, y aparentemente la situación se repetía en la tarde anterior, con el agregado de que habrían disparado con un revólver calibre .32 contra la propiedad.
En respuesta, los moradores de la casa repelieron la agresión disparando con un arma calibre .22. Uno de los disparos dio en el blanco y terminó con la vida de uno de ellos, de 21 años, en tanto su compinche, de 18, fue trasladado de urgencia –también herido de arma de fuego– al Hospital Escuela del Litoral.
De acuerdo a información extraoficial, los agresores que terminaron siendo víctimas se desplazaban a pie y, en el intercambio de disparos, el sujeto de 21 años recibió un disparo en el pecho, en tanto el de 18 fue herido en la espalda, por lo que ambos quedaron tendidos en la calle.
De inmediato, vecinos y familiares de los heridos se comunicaron con la policía y trasladaron a los dos muchachos al hospital, custodiados por personal de la Seccional Segunda de policía y URP que –a sirena abierta– iban despejando el paso. El mayor de ellos ingresó sin vida al nosocomio, mientras el herido en la espalda se encuentra internado en el CTI, con diagnóstico reservado.
En el marco de las investigaciones del caso, la Policía detuvo a un hombre de 50 años apodado “El Conejo”, a su esposa, de 48 años –presunta autora de los disparos– y al hijo de ambos, de 28. También incautaron dos armas, calibre .22 y .32.
Trabajó en el lugar Policía Científica, personal de la Comisaría Segunda, de la Unidad de Investigaciones y la Fiscal de primer turno.