Quinto Día

Temporada de mosquitos (y de repelentes)

Por Natalia Modernel Pinna

Con la llegada de las altas temperaturas también se multiplican los más variados tipos de insectos, entre ellos las moscas y hormigas, pero sin dudas, los mosquitos y los jejenes son los protagonistas indiscutidos del verano.

No solamente son muy molestas sus picaduras, sino que también pueden ser peligrosos pues eventualmente son varias las enfermedades que trasmiten en determinadas circunstancias, como por ejemplo: dengue, malaria y el mal de Chagas, leishmaniasis, esquistosomiasis y fiebre amarilla, chikungunya, filariasis linfática, ceguera de los ríos y el virus del Nilo Occidental, entre muchas otras, aunque no todas estas enfermedades estén presentes actualmente en nuestro territorio.

Para hablar de prevención, cuidados y recomendaciones, Quinto Día habló con las doctoras Natalia Dorado (dermatóloga), Silvia Gibara (pediatra) y Claudia Venturino (también pediatra). El primer tema planteado a las profesionales, ya que debemos convivir con estos insectos, es cómo ocuparnos del tema, para lo que nos proporcionaron una guía sobre los elementos de protección químicos.

Repelentes

Los repelentes son sustancias que se aplican de forma tópica para repeler a los insectos, sin efecto insecticida. Los autorizados por la EPA (Agencia de Protección Ambiental de EE. UU.) para prevención de picadura del mosquito son los que contengan: dietiltoluamida (DEET), aminopropionato (IR3535), aceite de limón extraído de la hierba Cymbopogoncitratus, o Aceite de eucalipto (Eucalyptuscitridora) mejor conocidos como citronela, y picaridina.

Estos productos vienen en distintas presentaciones: aerosoles, atomizadores, líquidos, cremas y barras. Algunos están fabricados con productos químicos y otros contienen ingredientes naturales.

“Se considera que el DEET ofrece la mejor protección contra las picaduras de mosquitos (predecible y prolongada); DEET 7,5%: duración 2 horas; DEET 10%: duración 2-3 horas; DEET 15%: duración 4-6 horas; DEET 25%: duración 6 horas”.

¿Qué repelentes existen en nuestro país?

“Los repelentes basados en la sustancia química DEET han demostrado ser efectivos y seguros, encontrándose en concentraciones de 7% a 25%, dependiendo la presentación y marca comercial. En relación a su uso en niños, la Academia Americana de Pediatría recomienda que las formulaciones para niños sean con concentraciones menores a 10% de DEET. No se recomienda el uso en menores de 6 meses”, indicaron las profesionales consultadas por Quinto Día.

“Aminopropionato ofrece una protección de duración similar o ligeramente inferior a la de DEET y su espectro de actividad es menor, ya que es muy poco eficaz contra garrapatas y su eficacia contra mosquitos de la especie Anopheles es dudosa. En nuestro país se comercializa principalmente como repelente de mosquitos para uso infantil”.

Respecto a los repelentes basados, que tienen muy buena publicidad porque muchos los consideran “ecológicos”, indicaron que “son poco eficaces por la duración de su efecto menor a una hora”, en tanto “los repelentes comercializados en forma de pulseras no se recomiendan ya que se constataron picaduras de insecto a partir de los 4 centímetros de distancia desde la pulsera”.

Rigurosos controles en nuestro país

Cabe destacar que existe una normativa dispuesta por el Ministerio de Salud Pública (MSP) que fiscaliza, autoriza y realiza un posterior control riguroso para la producción de repelentes en el Uruguay siguiendo los siguientes conceptos:
“Adultos y niños mayores de 12 años: se autorizará la fabricación, importación y registro de repelentes que contengan DEET como ingrediente activo en concentraciones de hasta 30%. Niños entre 2 y 12 años: se autorizará la fabricación, importación y registro de repelentes que contengan DEET como ingrediente activo en concentraciones de hasta 10%, en aplicaciones que no excedan en más de tres veces al día. Niños entre 6 meses y 2 años: se autorizará la fabricación, importación y registro de repelentes que contengan DEET como ingrediente activo en concentraciones de hasta 10%, en aplicaciones que no excedan en más de 1 vez al día. Niños menores de 2 meses: no se recomienda la aplicación de repelentes en lactantes menores de dos meses de vida. Para la protección de esta franja se indica la utilización de mosquiteros en cunas y cochecitos”.

Recomendaciones para evitar efectos adversos

Al finalizar la entrevista las doctoras Natalia Dorado, Silvia Gibara y Claudia Venturino proporcionaron una serie de importantes recomendaciones a tener en cuenta:
•Revise la etiqueta del producto para conocer la cantidad de DEET que contiene el repelente.
•Utilice repelentes que no superen el 30% de DEET. Para los niños la concentración de DEET debe ser menor al 10%.
•Siga siempre las instrucciones que están en el producto.
•No aplique repelente debajo de la ropa, tampoco en cortaduras, heridas o piel irritada. Nunca en los ojos ni mucosas.
•No rocíe productos con DEET en áreas cerradas.
•No rocíe productos con DEET directamente a la cara.
•No permita que los niños se apliquen ellos mismos el repelente. La aplicación debe realizarlo un adulto. Evite aplicar repelente en ojos y boca. Tenga cuidado al colocar el producto alrededor de la oreja.
•No aplique el repelente en las manos de los niños (los niños podrían llevar sus manos a la boca)
•Tenga cuidado en la aplicación de repelente a niños atópicos, en este grupo es preferible no aplicar en la cara.
•No utilice repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación.
•Recordamos que primero se debe colocar el protector solar y luego el repelente

Ante intoxicaciones

En caso de presentar alguna reacción adversa se recomienda acudir al servicio de saludCIAT (Centro de Información y Asesoramiento Toxicológico) en forma telefónica al 1722, que funciona durante las 24 horas del día, todos los días del año.

Fumigación en Paysandú

En nuestra ciudad se vienen realizando intensos trabajos de fumigación, según expresó a Quinto Día el Director de Aseo Urbano y Espacios Públicos de la Intendencia Departamental, Carlos Batista. “Con el personal de la Intendencia estamos realizando la fumigación a cielo abierto con fumigadoras de mano y con termo niebla que es lo que más se expande para tratar de detener el avance de los insectos, principalmente en las zonas afectadas por las inundaciones donde tratamos de hacerlo al menos día por medio. También el Sacra, Barrio La Chapita, y el cronograma de toda la ciudad que está dividida en doce zonas. Los trabajos se realizan siempre después de las 22:00 horas, principalmente en el horario de 0:00 a 06:00, para no complicar a la gente”.

Para finalizar, Batista agregó que “hay una inusual cantidad de mosquitos en todo el país, mucho más que otros años debido a este clima tropical”.

Cuidado con la Leishmaniasis en animales

No hay que olvidar a los jejenes (flebótomos), entre los cuales algunos que a través de su picadura pueden transmitir la enfermedad de la leishmania en animales. Y aunque sea complicada de detectar hasta después de mucho tiempo, puede llegar a provocar problemas en la piel (úlceras cutáneas), pérdida de peso, atrofias y lesiones oculares en nuestras mascotas, y hasta la muerte. No tiene cura y la única forma de evitarlo es tratar de que no sea picado por un jején infestado. También puede enfermar a los humanos. Por eso es conveniente no llevar a las mascotas junto al río u arroyos, ponerles repelentes y evitar llevarlos a lugares donde está presente la enfermedad, que en nuestro país es en los departamentos del norte, como Salto y Artigas. → Leer más

Quinto Día

Ruta del Corned Beef: cita nocturna con la historia

Por: Marco Rivero
Fotos: Gentileza

La Intendencia de Río Negro anunció a comienzos de este año una nueva propuesta relacionada con el sitio patrimonial Paisaje Industrial Fray Bentos, que tiene por centro el antiguo Frigorífico Anglo. Se trata de una visita guiada nocturna que lleva el título de Ruta del Corned Beff. Esto se debe a que se trata de un recorrido temático por la sección de fabricación de conservas y en especial el sector donde se producía el renombrado corned beef, que se exportaba bajo la marca Fray Bentos, lo que le dio al nombre de la ciudad mucha popularidad en Europa, su principal destino comercial.
Mauro Delgrosso, el director del sitio patrimonial, dijo a Quinto día que es una nueva forma de recorrer el lugar que se suma a las que se han venido generando en los últimos años. “En el sitio patrimonial hemos diseñado por y desde el Museo de la Revolución Industrial las mejores formas digamos de visitar el sitio a través de visitas guiadas”. De ellas, “la más clásica, por decirlo de alguna forma, es la visita por la fábrica, pero también, complementariamente tenemos, que son fundamentales, la Sala de Exposiciones del Museo, las Oficinas Centrales de lo que era el frigorífico y la Sala de Máquinas”, repasó. A ellas se sumó, tras la reapertura luego del cierre obligado por la pandemia, la Ruta del Ganado, que consiste en “los últimos 1.500 metros que hacía el ganado desde los Corrales hasta la Playa de Faena. Luego se instrumentó otra alternativa que consiste en una recorrida por el Barrio Obrero, “que se se hace en bicicleta, con guías, todas las visitas son con guías. Incluso tenemos también la opción de guías en inglés, y esta del barrio es por todos los puntos principales del barrio, ahí se va por ejemplo a la Casa Grande, la que era la casa de los gerentes, se va a la Escuela, el Club Social, a algunos de los clubes deportivos, el club de golf por ejemplo, también se va a la plazoleta, todo el acceso a la fábrica en la época de Liebig’s. Es un paseo que también se hace por coordinación”. Finalmente también se realizan visitas a la Casa Grande. Todas estas, a diferencia de la Ruta del Corned Beef son recorridas que se hacen en el horario de funcionamiento del Museo.

Estacional

La generación de esta alternativa nocturna tiene que ver con determinada estacionalidad que encontraron en cuanto a las visitas, señaló Delgrosso. “En nuestro ciclo de visitas anual tenemos como dos períodos, digamos. Nuestro fuerte de visitas no es justamente cuando el clima está más intenso, ya sea en el frío o en el calor. En verano merma un poco y en invierno lo mismo. Entonces la media estación son como los picos nuestros. Entonces ahora diseñamos en forma complementaria al turista estático de sol y playa, que viene por ejemplo a Las Cañas o mismo el fraybentino que sale y va a la playa, o sale a algún espacio abierto durante el día, que el museo tenga estas opciones nocturnas”. Para ello se pensó en esta nueva visita por la fábrica “que está centrada en lo que era el Departamento de Conservas. Fue uno de los departamentos dentro de la fábrica, las grandes áreas, digamos, se llamaban departamentos”. Dentro de cada departamento había secciones y en particual el Departamento de conservas tenía varias. En esta visita se recorren seis secciones. “Lo pusimos en práctica a este paseo nocturno, a esta modalidad, para la Noche de los Museos”, que se celebró el —el 8 de diciembre pasado. Tras ello quedó armado el guion para este recorrido guiado. Uno de los puntos altos es la posibilidad de recorrer, por primera vez una de las secciones en la estaban las piletas de salmuera. “Tiene la particularidad esta sala de que no se había abierto todavía. Nosotros estuvimos mucho tiempo recuperándola, está como semienterrada. Es de la época de la Liebig’s, de 1909, aproximadamente, cuando se pone en funcionamiento y tiene la particularidad de unas bóvedas de mampostería, un lugar que es espectacular por sí mismo y es una de las paradas de este recorrido”. Después se sigue recorriendo instalaciones que no se habían habilitado hasta ahora. “Parte de esas secciones de la Conserva eran subterráneas, entonces con la gente pasamos por pasadizos, tiene algunas escaleritas y se va haciendo la ruta, explicando también cómo se preparaba específicamente el corned beef, la conserva por excelencia, hasta llegar a la producción de las latas, el etiquetado, las distintas etiquetas que tomaban nuestros productos y a los distintos destinos del mundo que iban”. El director agregó que “es un recorrido que nos gusta mucho y es la forma de que el museo estén en cierta medida acorde al clima”.

Grupos

Las visitas se realizan los días viernes y sábado y requieren de una coordinación previa. Las primeras recorridas tuvieron buena aceptación, “si bien no fue masivo; sabíamos que no iba a ser masivo. Se hacen grupos relativamente pequeños, se hace una salida que dura una hora y media más o menos”. Esta modalidad, dijo, permite entre otras cosas ir renovando los guiones, “porque todo esto implica una investigación, implica elaborar en base a investigación, tener documentación, material para mostrarle a la gente, generar ciertos contenidos”. Un ejemplo de esto es que durante el recorrido el grupo se detiene frente a dos pantallas, “hacemos siete paradas, en dos de las siete paradas hay unas pantallas y después los guías van explicando en cada cada sección qué función tenía, cómo se elaboraba el producto y qué rol tenía en la cadena de producción”.

Presentar estas nuevas propuestas es entusiasmante, dijo Delgrosso. “En la medida que uno genera nuevos guiones y va como mostrando nuevas áreas, también se rompe la rutina diaria, entonces, para los guías y para todo el personal del museo, para nosotros la dirección y demás, trabajar en la elaboración de todo esto, en cómo mostrar, qué mostrar, y generar un recorrido que sea interesante, que no sea demasiado pesado de información, que tenga ese atractivo, esa sorpresa, que además se agrega a la noche y andar por todos estos vericuetos de la fábrica, realmente estamos contentísimos con lo que se ha logrado”.

Próximos

Delgrosso adelantó que siguen trabajando para presentar nuevos recorridos y experiencias. “Cuando uno va desarrollando una propuesta van surgiendo otras líneas, otras posibilidades. En la Casa de los Gerentes también hemos hecho recorridos nocturnos, pero no están sistematizados. El siguiente paso posiblemente sea visitar la casa con alguna propuesta también artística, alguna cosa dentro del recorrido”, dijo. Algo de lo que permitió esta Ruta del Corned beef fue “variar, mostrar distintas cosas”, pero también centrarse en un proceso específico de los que se realizaban. “Porque la la visita diurna por la fábrica es como una costura, pero no lleva un hilo productivo digamos, pasamos por distintas secciones y muchas no tienen relación una con otra. En este caso logramos concentrarnos en la producción de la conserva y específicamente en el corned beef, y ese fue digamos el hilo de esta propuesta”. → Leer más