Otra oportunidad a la herramienta

El presidente de la República Luis Lacalle Pou realizó, junto a sus ministros, una conferencia de prensa exclusiva para los medios del Interior del país. Eso fue el lunes 4 de mayo y en la modalidad de videoconferencia, fue transmitida por Vera TV. La organización estuvo a cargo de la Organización de la Prensa del Interior (OPI), la Asociación Nacional de Broadcasters Uruguayos (Andebu), la Cámara Uruguaya de Televisión para Abonados (CUTA), la Asociación de Radios del Interior (RAMI) y Presidencia de la República.
Según había indicado el mismo Luis Lacalle Pou previo a esa instancia, el objetivo era darle participación a los medios del Interior que al no estar en la capital del país no pueden participar de las conferencias de prensa que se desarrollan habitualmente en la Torre Ejecutiva.
De ese episodio tal vez lo que más se recuerde sea la desafortunada intervención de un comunicador que, tal vez confundiendo su rol, en lugar de aprovechar para realizar consultas sobre inquietudes relacionadas con temáticas puntuales del departamento al que representó en esa instancia (casualmente Paysandú), se dedicó a elogiar al gobierno y a solicitarle determinadas medidas, desvirtuando plenamente el propósito para el que ese espacio se pensó.
Nunca más se mencionó siquiera la posibilidad de volver a convocar a una nueva conferencia con similares características, lo que, en los hechos demuestra que lo que ocurrió el 4 de mayo no convenció, no resultó. No queremos señalar que haya sido esa desafortunada intervención la razón por la cual esto ocurrió así.
En esta primera experiencia fueron 12 los periodistas del Interior, seleccionados por sorteo, quienes realizaron consultas al mandatario, que estuvo acompañado por los ministros de Salud Pública, Daniel Salinas; de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche; de Desarrollo Social, Pablo Bartol; de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte; de Interior, Jorge Larrañaga, y de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres; el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie; el presidente de la Administración de los Servicios de Salud del Estado, Leonardo Cipriani, y el presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública, Robert Silva.
Cabe repasar algunos de los temas abordados en aquella instancia. Obviamente la pandemia, de la que en esos primeros meses todavía se sabía bastante poco, marcó algunas de las preocupaciones, como la que se transmitió en la pregunta que se formuló desde Rivera, por ejemplo, por la existencia de 22 casos de COVID-19 en Santana do Livramento, fronteriza con Rivera, y las posibles consecuencias de este lado del límite. Se preguntó sobre las posibilidades de ayudar a los comercios locales de frontera y qué había dispuesto para la atención de 65.000 usuarios del hospital de esa ciudad. Además se transmitió al gobierno una realidad que se apreciaba en ese momento: el aumento de ventas en los comercios locales por el control del contrabando, lo mismo que se ha observado en Paysandú, lo que se atribuyó al aumento del patrullaje que se dispuso para controlar el tránsito de personas entre uno y otro país.
Desde San José en esa instancia se transmitió un planteo acerca de la transferencia de fondos a las intendencias departamentales; desde Soriano se formuló una pregunta acerca de la evasión de impuestos del transporte de carga, vinculándolo con la suspensión, por decreto, del monitoreo del Sistema Integral de Control del Transporte de Carga (Sictrac). Desde Durazno se consultó sobre la situación laboral y el impacto en la tasa de desempleo de la emergencia sanitaria. A partir de una pregunta desde Rocha sobre temas pesqueros, el presidente de la República refirió al cuidado de los recursos ictícolas y la creación de zonas protegidas. Desde la ciudad de Carmelo, Colonia, se le consultó sobre medidas relacionadas el turismo.
Quiere decir que, en general, las preguntas que se formularon fueron sumamente atinadas, y aportaron una dimensión local, o regional, sobre temas que se venían manejando a escala nacional, o directamente transmitieron a los mandatarios temas que a veces no llegan a los escritorios de Montevideo.
Porque en esto hay otro punto de vista, que es el del jerarca, el que recoge las inquietudes. Cuál es la forma de tomar contacto con las problemáticas locales, pues viniendo al territorio o estando en contacto con sus referentes políticos locales, pero también –reconocido así por varios dirigentes– las preguntas que formulan los periodistas en los distintos puntos del país, resultan en la práctica una especie de resumen de los problemas o las inquietudes de cada comunidad, porque en definitiva esto no se trata de protagonismos ni de que los pobres periodistas del Interior puedan acercarse a hablar con el gobierno. Acá lo importante es que las necesidades de la población de cada zona del país lleguen al lugar donde se toman las decisiones.
Bajo esa premisa es que desde acá abogamos porque se restituyan las conferencias de prensa virtuales para los medios del Interior.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*