Cabildo Abierto aparece como el fiel de la balanza, con poder de determinar resultado

Nicolás Borches, Alfredo Artía, Pablo Xaubet y Ana Gabriela Borges.

La banca de Cabildo Abierto en la Junta Departamental puso en duda que su voto acompañe al de la bancada oficialista en relación a la reforma del reglamento interno de funcionamiento de los municipios. Llamó la atención la aclaración en la medida que el edil de Cabildo Abierto (Alfredo Artía y como suplentes Pablo Xaubet, Nicolás Borches y Ana Gabriela Borges) fue electo por la lista 51 del Partido Nacional, la oficial del ahora intendente Nicolás Olivera. “Fuimos elegidos bajo la lista 51”, reconocieron, “pero con un acuerdo programático previamente hecho. Tenemos nuestra impronta, somos cabildantes”, agregaron.
Pero ante el tema aseguran que “no la tenemos clara; hemos consultado a varios profesionales, tanto en Paysandú como en Montevideo –entre ellos Eduardo Lust– porque que en un país donde hay 126 municipios y solo uno de ellos no funciona adecuadamente, nos causa dudas que la solución sea cambiar el reglamento interno en nuestro departamento, que es el único donde un municipio no actúa correctamente porque su alcalde no convoca al Concejo Municipal”.
“Tenemos que estar convencidos, si no convencen será un no”, subrayaron dejando en evidencia que podrían no votar el proyecto, aun cuando formalmente integran la bancada oficialista. “Como cabildantes somos la llave en la votación en la Junta Departamental en la medida que sabemos que el Partido Colorado no acompañara el proyecto y tampoco lo hará el Frente Amplio. Entonces, nuestro voto será el decisivo para tener o no mayoría. Tenemos que saber muy bien a quién favorecemos y a quién perjudicamos”, subrayaron.
“No estamos a favor ni en contra, estamos en una etapa de análisis y nos asesoramos”, indicaron antes de indicar un problema de comunicación porque “nos enteramos más por EL TELEGRAFO que por la bancada del Partido Nacional”.
Quienes representan a Cabildo Abierto en la Junta Departamental indicaron que “este es un precedente muy desafortunado, porque si cada vez que haya un problema se tiene que modificar el reglamento no está bien”. Pusieron el acento en que “la plata proviene de la OPP, para el Municipio de Porvenir. Ahora esa plata que eventualmente venga, si se modifica el reglamento, ¿va a ir para que sea utilizado por Porvenir o viene a Paysandú y será la Intendencia la que determine cómo utilizarla? Este es el meollo del asunto”.
“Ayende asume que se va a perder esa suma de 150.000 dólares. Eso sería muy peligroso y perjudicial para la población del territorio de Porvenir, porque tenemos un vínculo quebrado a nivel gobierno y si no lo solucionan les será difícil trabajar. No vemos que ninguna de las dos partes, ni el alcalde ni el intendente, quiera acercarse”, subrayaron.
“Si cada vez que tenemos un problema con un municipio vamos a tener que tocar el reglamento, me parece fuera de lo ético, de lo moral. No es esa la gestión de la Junta Departamental. Hace meses que estamos tratando este tema y no nos ocupamos de lo que debemos hacer como ediles departamentales. Hay que poner sobre la mesa también que es necesario trabajar en las preocupaciones reales y dejar de lado estas discusiones fútiles”, dijeron luego.
“Estamos como presos de la realidad”, aseguraron antes de concluir indicando que “Ayende pertenece al Partido Nacional, que en este momento está dividido. Lo evidente es que tiene que lograrse el acercamiento, ya estamos en abril”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*