Denuncian que trabajadores de Jornales Solidarios no usan equipos de seguridad

La edil departamental Paola Ifrán presentó hace algunos días un pedido de informes a la Intendencia de Paysandú ante lo que considera realización de tareas peligrosas por parte de quienes integran el programa Jornales Solidarios. En la víspera apreció otro caso y aunque “para responder el pedido de informes se está en plazo, no puedo quedarme sin exponer esta situación de abuso laboral, especialmente de abuso a trabajadoras mujeres”.
Ifrán dijo que “fui alertada por vecinos y posteriormente concurrí personalmente al lugar, donde pude comprobar que habían dejado a una mujer sola, a 4,5 metros de altura sobre una escalera, sin protección alguna –como indica la ley y hasta el sentido común–, con la tarea de pintar una pared. No tiene de malo el trabajo en sí mismo, lo que es inaudito es que se obligue a estos trabajadores, que ciertamente están una situación de indefensión muy especial, porque están fuera del mercado laboral, a trabajar en esas condiciones”.
“Tomando en cuenta las leyes laborales, tal como me he asesorado, a una altura superior a 1,80 metros se deben utilizar arneses de seguridad. Es responsabilidad empresarial. Pero este no es el caso. Uno de los vecinos me comentó que esa mujer llegó a las lágrimas porque no quería subir a hacer algo para lo que seguramente no tiene capacitación. Pero debió subir igual, poniendo en riesgo su integridad física. Creo que es abuso de parte de la Intendencia, que sea como sea debe tener responsabilidad empresarial y está obligada a proporcionar todos los elementos necesarios de seguridad laboral”, subrayó la edil por el Frente Amplio (Vertiente Artiguista).
Aseguró que “una vez enterada concurrí al lugar y doy fe que esa escalera tiene 4,5 metros de alto. No puedo creer que se obligue a trabajar así, en esas condiciones a trabajadores y en particular mujeres. Lamentablemente se violan los derechos de los trabajadores sin ningún tipo de prurito. No solo en este caso, porque también se ha destinando gente a tareas de construcción, sin guía ninguna. Esto es cada día más lamentable. Ese personal tendría que ser guiado por alguien idóneo, que lo capacite”.
Ifrán también aseguró que le llama la atención que “el sindicato (la Asociación de Empleados y Obreros Municipales, Adeyom), que tendría que representarlos, estar al tanto de estas cosas, no se haya hecho presente. Es una sorpresa”.
“Deben ser capacitados, pero especialmente se debe tener en cuenta que hay trabajos que no todos pueden hacer. Por ejemplo estar a 4,5 metros de altura sin ningún tipo de protección. ¿Qué se está esperando? ¿Que ocurra un accidente laboral, que pase una tragedia? Esto es inaudito y no puede continuar. Todos los trabajadores merecen respeto y recibir los cuidados necesarios de su empleador, que en este caso es la Intendencia de Paysandú”, concluyó Ifrán.