“Jorge Larrañaga fue la expresión más genuina del Wilsonismo del siglo XXI”

Carlos Camy, en la intensa tarea de recomponer Alianza Nacional.

“Fue un cimbronazo que aún cuesta, que golpea duramente a Alianza Nacional lo mismo que a todo el Partido Nacional, al gobierno y al sistema político”, dijo el senador Carlos Camy, refiriéndose a la desaparición física de Jorge Larrañaga.

“Era un hombre de diálogo, de tender puentes. Hablaba con todo el mundo, mucho más de lo que la gente tal vez crea. Eso lo convirtió en uno de los imprescindibles que tuvo la política en el Uruguay en el siglo XXI”, opinó Camy antes de recordar que “Alianza Nacional fue el movimiento político que hace 23 años fundamos desde el Interior del país, como una expresión de reivindicación de la descentralización, del desarrollo del Interior y la defensa de la educación; éstas son las marcas distintivas de Alianza Nacional, de un concepto de desarrollo interpretado como la suma de todos los desarrollos locales y regionales”.

“SON IDEAS PERMANENTES”

Esa manera de interpretar la política “está vigente, son ideas permanentes. Fueron la causa de este movimiento político que contribuyó entre otras cosas al triunfo del Partido Nacional. No tengo dudas que Jorge fue la expresión más genuina del Wilsonismo del siglo XXI y fue tal vez la única expresión política exitosa del interior de la República, que de una manera distingue al Partido Nacional, que logró cuajar con un liderazgo político nacional”.

Con el apoyo de Jorge Larrañaga, Carlos Camy fue vicepresidente del Instituto Nacional de Colonización, el más joven presidente de la Convención Nacional del Partido Nacional a los 32 años, ingresó al Senado de la República con 34, director de Ancap, director de la Corporación Nacional para el Desarrollo y de nuevo en el Senado de la República, por los dos últimos períodos. “Eso lo hizo con otros jóvenes, demostrando una faceta de liderazgo notable. Jorge pensaba en el futuro; Jorge manejaba con luz larga. Fue un hombre de Estado”.

Carlos Camy aseguró además que el propio Jorge Larrañaga “accedió al poder muy joven, con 32 años. Desafió al sistema político desde el Interior con un movimiento político nacional que conquistó el liderazgo del Partido Nacional, llevándolo al 36% del electorado. Jorge ingresó a la arena política nacional cuando el partido nacional en 1999 salió tercero y tuvo la peor votación de toda su historia, el 21%”.

“LÍDER EN EL PEOR MOMENTO HISTÓRICO”

“En ese Partido Nacional casi en su peor momento histórico, asumió el liderazgo cuando tomó la decisión de retirar los ministros del gabinete de Jorge Batlle. Levantando firmas entre los 500 convencionales convocó a la Convención Nacional para que el partido sacara los ministros blancos del gobierno. Yo recorrí con él todo el país, convencional por convencional”, recordó Camy.

“Algo similar ocurrió cuando sintió que la ciudadanía nos interpelaba por la seguridad. Recorríamos el país y nos decían ‘Hagan algo por la seguridad’. Jorge presentó diez proyectos de ley en la legislatura anterior sobre temas de seguridad. Pero no teníamos mayoría. Interpelábamos al ministro y aun así nada se lograba. Ahí salió aun cuando el propio partido le daba la espalda, lo mismo que buena parte del sistema político, acompañado sí por la gente por una reforma a la Constitución. Con lapicera y credencial fueron casi 500.000 uruguayos que nos acompañaron y más de 1.100.000 uruguayos que apuntalaron y votaron esa reforma”.

“SOMOS WILSONISTAS, TAMBIEN LARRAÑAGUISTAS”

“Creo que el Wilsonismo es más grande que Alianza. Creo que hay compañeros del Partido Nacional que son wilsonistas y no están en Alianza Nacional”, subrayó más adelante, aludiendo a las recientes declaraciones del senador Sergio Botana. “En Alianza Nacional somo wilsonistas pero también somos larrañaguistas. Tal vez ese sea el matiz. Tengo una muy buena relación con el senador Sergio Botana y con el grupo que representa; una buena relación también con otros sectores del Partido Nacional como puede ser el sector de la vicepresidenta Beatriz Argimón, o con el sector del propio senador Sergio Gandini. Asimismo, con el intendente Carlos Moreira de Colonia”.

“Para nosotros lo primero es reprogramar Alianza Nacional, consolidarla, revalorizarla a partir de lo que significa la ausencia del líder indiscutido”, resaltó Camy, antes de indicar que “la política tiene que ser un camino de dialogo siempre, y mucho más adentro del partido. El Partido Nacional necesita entender que el pájaro vuela con dos alas. Creo que ahí puede haber un espacio, pero dejando claro que nosotros pertenecemos a un sector político Alianza Nacional que tiene definiciones claras”.

¡Comenta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*