Gestión de la cultura con una mirada más amplia

El departamento de Paysandú, se encuentra actualmente, a nuestro criterio, ante una situación preocupante en términos de desorientación en la aplicación de políticas públicas culturales.
Consideramos que la gestión cultural, del gobierno actual se caracteriza por la carencia de una visión integral, desarrollando actividades aisladas, sin conexión ni coordinación entre las diferentes acciones, lo cual da como resultado, un alcance limitado y un impacto desparejo e insuficiente.

Reconocemos que existen proyectos muy buenos, que basan su éxito en sus docentes experimentados y comprometidos, pero también hay varios proyectos que son de nivel insuficiente, lo que deja en evidencia que no hay una dirección unificada que los relacione, lo que al carecer de cohesión, dificulta su sostenibilidad y su continuidad en el tiempo, más allá de un periodo de gobierno.
Para el Frente Amplio es imprescindible la puesta en marcha de un Plan Estratégico Integral, participativo y de amplio alcance con el fin de promover un desarrollo cultural sostenible y consagrar las políticas públicas culturales como políticas de Estado.

1. Gestión individual o gestión participativa. Desde el gobierno departamental de Paysandú se expresa: “Nosotros hemos puesto en lugares de responsabilidad a gente que toma decisiones; se deja contentos a algunos y a otros no, pero es la persona idónea, se trata de hacer lo correcto”. El gobierno departamental defiende un modelo de gestión unilateral y liderazgo individualista, sin participación activa de la comunidad. Se enfatiza la confianza en los líderes y la toma de decisiones de forma individual. Por otro lado, el gobierno del Partido Nacional y la Coalición Multicolor respalda que el director de Cultura tome decisiones basadas en su criterio personal, sin tener en cuenta la opinión de los implicados o la sociedad en general. En cambio desde el Frente Amplio vemos con una mirada diferente la gestión unilateral del Partido Nacional y la Coalición Multicolor, ya que limita la creatividad, innovación y deja de lado la participación de la comunidad. Consideramos que en el mundo globalizado y tecnológico actual, la conducción de proyectos debe ser colectiva. Estamos firmemente convencidos que el próximo gobierno departamental será completamente distinto a cualquier otro visto anteriormente, y estamos capacitados y decididos para enfrentar ese desafío, llevando a cabo la gestión con un trabajo diverso y multidimensional. Desarrollaremos un cambio de paradigma que promueva una metamorfosis en la dirección y conducción de la gestión cultural, adoptando un enfoque innovador y avanzado consolidado por un equipo profesional multidisciplinario. Desde nuestra mirada es fundamental acercar, integrar y escuchar a la comunidad, por eso abriremos el gobierno departamental a la participación, inspirados en el legado artiguista, en tres niveles: Gestión colectiva; Perspectiva del funcionariado; Participación ciudadana.

2. Decisiones unilaterales o decisiones colectivas. Desde el ejecutivo sostienen: “Tal vez lo que les molesta es la firmeza con la que se toman las decisiones, lo que pasa que no es una asamblea permanente”. La postura del gobierno representa en este, un punto de quiebre que diferencia de forma notable la gestión que buscamos, de la actual administración del Partido Nacional y la Coalición Multicolor. Las decisiones unilaterales, sin considerar la opinión de la comunidad han causado tensiones y consecuencias negativas en las relaciones sociales. El gobierno antipopular se ha caracterizado por tomar decisiones de forma imperativa y autoritaria. Esta administración defiende el liderazgo individual como la forma más eficaz de gobierno, al creer que la dirección de un individuo “idóneo” es todo lo que se necesita. En cambio desde el Frente Amplio promovemos la toma de decisiones desde una gestión colectiva y participativa, en la que se tomen las decisiones teniendo en cuenta la más amplia gama de opiniones. Hemos transitado una profunda autocrítica y hemos redactado nuestro próximo programa de gobierno recorriendo el país, con “El Frente Amplio te escucha”, lo que nos permite ampliar nuestros desafíos para una nueva gestión, diferente y contemporánea. En un enfoque contrapuesto a la gestión individual que hoy se aplica, promovemos una mirada de avanzada, actualizada, atenta al dinamismo del mundo actual, a través de una gestión colectiva. Es necesario que la mirada individual se vea enriquecida por una variedad de enfoques, ideas y perspectivas, para así lograr una visión colectiva que se vea influenciada por la comunidad en su búsqueda de una cultura y sociedad más creativas e innovadoras.
3. Cultura desparramada o cultura integral. Desde el gobierno departamental se describe su acción de campo como: “La cultura está desparramada por todo el departamento”. El ejecutivo utiliza este argumento para respaldar su gestión cultural, describiendo su acción de campo en el departamento, como una “Cultura desparramada”, lo que nos confirma que el enfoque del gobierno departamental es el que vemos, una gestión sin un rumbo claro y sin perspectivas a futuro. Tal concepto del gobierno refiere a que los proyectos están esparcidos de manera desordenada, aislada y sin conexión entre ellos por el departamento. En cambio la mirada del Frente Amplio, es diferente, ya que promovemos una “Cultura integral”, involucrada con la sociedad, en una interacción que fortalece la identidad cultural y social de nuestra comunidad. También refiere a unir e incluir de manera equitativa a las personas y grupos en una comunidad. Nuestra postura se opone a la visión del gobierno de “desparramar”, que implica separar, dividir, desunir o apartar lo que estaba unido; por el contrario nuestra perspectiva “Integral” busca, relacionar, vincular, incorporar, unificar, reunir y conectar, una mirada con perspectiva participativa, diversa e inclusiva. Desde el Frente Amplio, creemos firmemente en la importancia de una verdadera descentralización garantizando un acceso equitativo a las diferentes expresiones artísticas y así incentivar la participación ciudadana. De esa manera, fortalecer y fomentar la empatía y la comprensión hacia las realidades heterogéneas, para construir una sociedad igualitaria y con justicia social.

A MODO DE CONCLUSIÓN

La situación del departamento de Paysandú en términos de políticas culturales es preocupante. Se observa una gestión individualista y autoritaria, que limita la creatividad y la innovación, excluyendo a los actores involucrados. Además, se toman decisiones de manera unilateral, sin consultar a la comunidad, generando malestar y falta de participación. Asimismo, se percibe una cultura dispersa y sin una dirección clara, sin perspectivas de futuro. Ante esta situación, el Frente Amplio propone un cambio de paradigma hacia una gestión participativa, en la que las decisiones sean tomadas de forma colectiva y se promueva una visión integral de la cultura. Esta transformación busca establecer una profesionalización con dirección y coordinación de la formación de las artes, un ambiente organizado que siente bases a largo plazo, que reconozca y respalde el talento de los artistas, gestores, docentes y estudiantes.
¡Es tiempo de la gente! ¡Es tiempo de un Paysandú abierto a los vecinos!

Pablo Miranda Ponce