Hurtó en varias ocasiones a uno de sus clientes habituales

Una mujer de 26 años fue formalizada con prisión en régimen de libertad a prueba por haberle robado a un cliente.

A principios de marzo, un hombre denunció que había concurrido al domicilio de una mujer a la que frecuenta de forma bimestral para requerir sus servicios de meretriz, dirigiéndose luego ambos a la casa de él. Una vez allí, el hombre entró al baño a ducharse y al salir tomó una bebida que la mujer le había preparado. Comenzó a sentirse cansado y con sueño, recostándose, y al despertar notó que la mujer ya no estaba. Sospechó que ella le habría puesto algo en la bebida y notó la falta de varios comestibles, una billetera con documentos personales, dinero, un cuchillo, llaves, un reloj pulsera, un teléfono celular, un casco y una moto. Agregó que no es la primera vez que la mujer le hurta objetos. La Policía concurrió al domicilio de la mujer y, con previa autorización, se realizó una inspección y encontraron el birrodado de la víctima.

Días después, el mismo hombre manifestó que pasaba por el domicilio de la mujer y ella le solicitó que la llevara a realizar unas diligencias. Así lo hizo en su moto, pero al frenar en un semáforo, ella aprovechó la ocasión para sustraerle del bolsillo de la camisa $4.800 y bajar del birrodado, intentando darse a la fuga. El hombre también bajó de la moto y la tomó de la mochila, ante lo cual ella lo amenazó con un arma blanca. Tomó intervención la Justicia y dispuso la formalización de la investigación y posterior juicio abreviado respecto de C.N.B.S., de 26 años, imputada y condenada por un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa y un delito de hurto en régimen de reiteración real, imponiéndole como pena doce meses de prisión, a cumplirse en régimen de libertad a prueba bajo las siguientes obligaciones: residencia en un lugar especifico para la sujeción a la orientación y vigilancia permanente de la Dinama, presentarse una vez por semana en la Seccional policial correspondiente a su domicilio sin permanencia y la prestación de servicios comunitarios a cumplirse los primeros tres meses de pena.