Torrenciales lluvias no hacen prever creciente del Uruguay

Las intensas lluvias que han caído sobre la región –el pronóstico se mantiene hasta hoy– con importantes acumulados de agua en todo el país, principalmente en la zona central, en los departamentos de Florida, Flores, Durazno, y también en Lavalleja, no provocará la crecida del Uruguay en nuestro litoral Oeste, donde el río estaba anoche en apenas 3,45 y estable.
Lo mismo ocurre con la situación en la represa de Salto Grande, donde el caudal recibido –utilizado íntegramente para turbinado– era de 4.900 metros cúbicos por segundo, en tanto el embalse estaba en 35,06 metros, con la situación totalmente normal.
En Paysandú la lluvia caída superó los 170 mm (en el acumulado) causando los mayores problemas en terrenos de plantíos, que no pudieron absorber el total del agua caída, afectando algunas plantaciones.
Teniendo en cuenta el histórico pluviométrico con que cuenta el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) la lluvia caída en los últimos días superar ampliamente el promedio mensual de 70 mm para nuestro territorio.
Las lluvias continuarán por encima de lo normal durante todo el invierno, debido a que perdura la fase cálida débil de El Niño. El último informe oficial acerca de las perspectivas climáticas para el trimestre junio, julio agosto prevé igualmente una precipitación acumulada por encima de lo normal en todo el país. En cuanto a la temperatura media, se adelanta asimismo que se presentará por encima de lo normal, manejándose entre 1° y 1,5° de desplazamiento en sentido ascendente. En la actualidad, indica el informe presentado por el Inumet, sobre las costas de Uruguay y sur de Brasil se registran anomalías de temperatura cálidas por encima de 1°C.
En tal sentido hay que evaluar que este mes hubo máximas de 20°C, 4 o 5 grados por encima de lo habitual para esta época del año, algo que deja por saldo la inexistencia de heladas, que en algunos casos son también necesarias para combatir determinados microorganismos perjudiciales para los cultivos. El martes 11 de junio el Inumet emitió una alerta amarilla por tormentas fuertes y lluvias intensas. El miércoles emitió una nueva alerta amarilla por el mismo fenómeno y luego la elevó a naranja. Desde entonces y conforme a cómo se iba trasladando el fenómeno en el territorio, fue realizando sucesivas actualizaciones.
Durante la vigencia de las citadas alertas de acuerdo a las previsiones, se produjeron intensas lluvias y tormentas en todo el país.
Según los datos arrojados por las estaciones meteorológicas, los valores máximos nacionales acumulados entre los días 11 de junio y 16 de junio, se registraron en los departamentos de Lavalleja, Durazno, Flores y Florida.
A partir de esta noche y durante mañana miércoles 19 de junio, se prevé el incremento del viento de componente oeste debido a la profundización de un sistema de baja presión (ciclón extratropical) sobre aguas oceánicas frente a la costa este de la provincia de Buenos Aires, Argentina. Empero, la mayor intensidad del viento sobre el territorio nacional se espera en el Sur, el Este y el Río de la Plata.