Septuagenario quiso ingresar con su camioneta a la ruta 3 y colisionó de frente con un automóvil

Lesiones leves sufrieron los ocupantes de un automóvil –una familia de Bella Unión– y de una camioneta cuyo propietario está radicado en Termas de Guaviyú. El siniestro se registró próximo a las 16 de la víspera, en el kilómetro 452, frente a la calle que da acceso a la localidad de Chapicuy. Quienes acertaban a pasar por la zona, donde el tránsito se vio interrumpido, observaban absortos el daño que presentaban ambos rodados y la pregunta sobre qué había ocurrido se iba multiplicando.
Información recogida por EL TELEGRAFO en la escena del hecho permitió saber que por ruta 3 al norte se desplazaba el automóvil Geely Lc, matrícula GBA 4162, conducido por Julia Valeria Sampayo Silveira, de 46 años. Viajaba junto a su pareja, Elbio Romero Márquez, de 38, y dos niñas de 7 y 8 años.
Al llegar a la altura de la parada de ómnibus y camino de ingreso a Chapicuy, fueron chocados por la camioneta Toyota Hilux, matrícula IAD 2229, que era guiada por Walter Lomazzi, de 74 años, quien llevaba como acompañante a su nieto Luciano Lomazzi, de 17 años. De acuerdo con el relato del septuagenario –que había estado en un raid hípico celebrado en Chapicuy– al pretender tomar al sur, para dirigirse a su domicilio en Termas de Guaviyú, colisionó de manera cuasi frontal con el automóvil de la familia artiguense. Ambos rodados experimentaron importantes daños, en tanto el auto salió despedido hacia la garita ubicada sobre el lateral oeste de la ruta. A raíz del impacto, Romero Márquez –acompañante del Geely– quedó atrapado y con lesiones que le impedían salir del vehículo por sus propios medios.
Particulares que estaban en la estación de servicio y el propio personal de la empresa fueron los primeros en socorrer a las víctimas e informar sobre lo ocurrido vía 911. Asimismo, dos agentes pertenecientes a la Comisaría Séptima, se hicieron presentes y tramitaron la llegada de una ambulancia de ASSE desde Chapicuy, cuyo médico examinó a Romero Márquez e indicó que podía ser movilizado.
Si bien ya se había tramitado el arribo de bomberos del Destacamento de Salto, su intervención no fue necesaria. Una unidad de emergencia móvil del vecino departamento fue también la encargada de asistir en el traslado de los cuatro integrantes de la familia Romero-Sampayo hacia el hospital de Salto, donde les diagnosticaron traumatismos que no revestían gravedad. Por su parte, Walter Lomazzi fue asistido y le colocaron un collarín, ya que aducía fuerte dolor en el cuello. Tras brindar su declaración, se lo trasladó a la mutualista de Quebracho. Asimismo, se le practicó la prueba de espirometría, que arrojó resultado positivo.
Uniformados de la Dirección Nacional de Policía de Tránsito de Salto estuvieron a cargo del corte y despeje del área donde ocurrió el siniestro y de recabar los datos de los involucrados. Los rodados no fueron movilizados de la escena hasta que llegara Policía Científica. Del hecho se informó al juez de Paz, Daniel Campot.