Rapiñeros llevaban medias cubriendo sus rostros y le apuntaron a una niña de 6 años

Captura de uno de los videos de las cámaras delcomercio, en que se aprecia parte del violento episodio.

Pasadas las horas del violento intento de rapiña perpetrado en micromercado Galicia, ubicado en Cerrito e Instrucciones del Año XIII, se conocieron más detalles al acceder EL TELEGRAFO a dos videos (accesibles a través del QR de la foto), registrados por el sistema de cámaras del comercio, en que se ve el accionar de los delincuentes.
Además, la imagen muestra como la propietaria del comercio, de 47 años, se defiende y aunque es herida por un culatazo en la cabeza –que le causó un corte– no cede ante los malvivientes. En respuesta los empuja, golpea, logra sacarle el casco a uno y los obliga a replegarse y darse a la fuga.
Otro de los momentos más violentos es la imagen que muestra a la hija de los propietarios, de tan solo 6 años, que entra corriendo al comercio y al ver que estaban golpeando a su madre y ser apuntada con un revólver, sale aterrorizada hacia la vereda.

PREGUNTARON POR LA DUEÑA

Un detalle no menor –que seguramente forme parte de la investigación del caso– es que los delincuentes entraron preguntando por la propietaria. “¿Quién es Alejandra?”, dijeron al atravesar la puerta con cascos integrales colocados y armados.
“Si bien Alejandra es la propietaria, es quien siempre está en una de las cajas, por eso es llamativo que hayan preguntado por ella. Tal vez creían que al ser la dueña, sería quien tendría más plata encima. Creemos que puede haber sido por eso. Pero ellos sabían bien hacia quién debían ir”, dijo su esposo a EL TELEGRAFO.
Todo pasó rápido, aunque esos minutos se hicieron eternos para quienes debieron vivirlo. “Yo que la conozco (a Alejandra) y sé bien cómo es su carácter, no me sorprende que haya reaccionado así y se haya defendido. Aunque muchas veces como familia hablamos sobre el tema y uno planea esto de no hacer movimientos bruscos, dar la plata evitando males mayores, no llamar la atención, entre otras; al momento que te pasa todo eso queda a un costado y sale la reacción, que acá fue enfrentarlos”, expresó.
En el video se la ve a Alejandra caminando hacia la caja para cobrarle a un cliente. Camina lento mientras va conversando con el señor que le da una escoba que quería comprar. Cuando toma la escoba, entran los delincuentes. Tras la respuesta de la señora, de que era a ella a quien buscaban, los delincuentes se abalanzan pidiéndole el dinero. Uno, que vestía pantalón, es quien le apunta con el arma niquelada, aunque el otro también exhibía una similar y tenía una especie de bolso negro abierto para colocar el dinero.
El delincuente que se lanza sobre la mujer le sujeta el palo de la escoba y tira violentamente. El cliente que estaba a poca distancia y una muchacha –que había ingresado– dan un paso atrás, al notar la vehemencia con que éste actuaba. El malviviente logra sacarle la escoba y toma a Alejandra del cabello, apuntándole con el arma en la cabeza. Se ve a la otra cajera que levanta las manos y pide que por favor se detengan y no agredan.
La propietaria se resistió. Esto provocó que fuera golpeada en la cabeza, pero pese a ello no soltó al delincuente, que la arrastró unos metros sacándola hacia delante del mostrador. El otro malhechor aprovechó para exigir que le dieran la plata, mientras el resto de clientes miraban atónitos, temiendo tal vez que meterse pudiera significarles recibir un balazo.
Como muestran las imágenes, la señora no cedió en su defensa y los empujó hacia la calle. El otro delincuente comenzó a golpearla con el bolso. De igual forma, la comerciante logró sacarle el casco a uno y los corrió hacia afuera, hasta golpear a uno de ellos, a quien sujetó del bolso. En ese momento, ya en la calle, se ve a dos muchachas que salen tras Alejandra, una de las cuales incluso reacciona al escuchar un disparo.
A pocos metros se hallaba un vecino –de 62 años– que minutos antes había salido de comprar en el comercio. Cuando escuchó gritos, no dudó en regresar y enfrentar a los delincuentes en la calle, lo que no llega a ser captado por las cámaras. Al subirse a la moto en que circulaban, los ladrones dispararon y una de las balas terminó en el brazo del señor, a la altura de la muñeca. Felizmente, las heridas de ambos no revisten gravedad.

QUISO PROTEGER A LA HIJA

Cuando Alejandra le saca el casco a uno, con intenciones de identificarlo, ve que llevaba una media de nylon colocada en la cabeza. Los dos estaban iguales, “medias y cascos integrales encima”.
“Después que todo pasa y uno habla tratando de entender, Alejandra pensó en todo momento en sacarlos del comercio por miedo a que le pasara algo a nuestra hija. Ya hemos tenido robos que nuestra otra hija ha presenciado y el trauma les queda. Más en este caso, que uno de los ladrones le apuntó a la cabeza. Yo creo que sintieron que entró alguien corriendo y le apuntaron sin saber a quién, pero qué pasaba si disparaban. Nuestra hija estaba desde antes del hecho jugando en la vereda, a la escondida con otro vecinito. Había mucha gente afuera, porque estamos frente a un barrio de cooperativas y también en la base norte de Comepa. Todos vieron cuando llegaron y entraron con casco, ahí ya sabés que no tienen buenas intenciones”.
“Y además después escucharon los gritos, la corrida y los disparos”, dijo el propietario del comercio. En tanto, se supo que la motocicleta Yumbo GS II de color gris que los delincuentes usaron había sido robada horas antes desde la zona de Leandro Gómez y 19 de Abril. Horas después del intento de rapiña, apareció completamente quemada en una cañada cercana.
Por su parte, Alejandra –aún herida– volvió a trabajar al día siguiente de la violenta noche y el señor lesionado fue dado de alta, aunque deberán hacerle una operación para extraer la bala que le quedó alojada en la muñeca.