“El camino del básquetbol uruguayo es a nivel nacional”

Distendido, afable, sonriente, y vestido con el equipo deportivo de su actual equipo, Malvín, el entrenador Pablo López volvió a la ciudad para brindar un taller sobre básquetbol ayer en el Estadio Cerrado. El que comandó a Paysandú BBC en las dos primeras ediciones de la Liga Uruguaya, habló con EL TELEGRAFO acerca de la necesidad de que el torneo profesional se dispute realmente a nivel nacional, como sucedió en aquellos certámenes.
Para López esta circunstancia resulta “imprescindible” para que este deporte se desarrolle y crezca, y que “un poco antes o un poco después” volverá a suceder. “El camino del básquetbol uruguayo es a nivel nacional”, dijo con determinación.
El regreso a Paysandú le supuso reencontrarse con “muchos afectos y amigos”, así como “compartir con colegas” los pormenores de la disciplina. Y el encanto por haber dirigido al conjunto sanducero permanece. “Fue una etapa que me formó mucho como entrenador, me forjó. A veces ansío poder trabajar por un equipo de una ciudad, que siempre tiene un sabor diferente que trabajar en un equipo de barrio”, subrayó.
López también opinó acerca de la actualidad del básquetbol uruguayo, en la que destacó la presencia del argentino Ruben Magnano, designado en agosto del año pasado como director deportivo de las selecciones. “Hemos dado un paso adelante enorme con la incorporación de Ruben Magnano, creo necesitábamos un director deportivo de ese calibre y ojalá lo rodeemos todos, y tengamos la actitud correcta para ayudar para que él nos ayude a nosotros”.
Uruguay estuvo cerca de clasificar al Mundial de 2019 que se celebró en China; para el exentrenador de Paysandú BBC lo importante será mantener un estilo sostenido en el tiempo, que brinde estabilidad y resultados. “La competencia es así. Ojalá Uruguay pueda establecer un método o una forma o un estilo que lo lleve a ser contendiente y tratar de ir a todos los Mundiales, y no una vez cada tanto”.
El taller que departió ayer en el Estadio Cerrado, al que acudieron directores técnicos, preparadores físicos y jugadores, se enmarcó en una actividad propulsada por las Ligas del Litoral. “La idea es tratar de periodizarlo, de hacer tres o cuatro talleres mensuales o bimensuales para compartir conocimientos, intentar sumar ideas, tanto de metodología como de fundamentación. A partir de ahí poder transferirlo a los jugadores”, comentó López.
“A veces se hace más difícil transferirlo en el día a día porque no tenemos los horarios de cancha suficientes o las herramientas necesarias. Pero en realidad cuanto mejor hagamos será mejor para todos”, añadió. “Me parece que hay muy buenos entrenadores y muy buenos torneos; cualquier basquetbolista, no importa donde nazca, si tiene una buena educación seguramente va a ser de nivel”, reflexionó.
La emergencia sanitaria nacional declarada por la expansión del COVID-19, supuso para López un parate como hacía tiempo no tenía. “Me siento un poco extraño porque hacía muchos años que no me pasaba de estar tanto tiempo sin entrenar en cancha; pero preparándome para volver y para enfrentar el próximo torneo”, afirmó.
Su equipo, Malvín –con el que conquistó como DT cinco títulos en la Liga Uruguaya–, “está bien” y listo para lo que se viene. “Tenemos una cultura de trabajo muy fuerte, elegimos los jugadores que van en esa dirección y esperamos poder complementarlos con los extranjeros necesarios”.
“Todos los años es un nuevo desafío, tenemos un proceso de formativas sólido en el que los jugadores siguen llegando a Primera División. Tratamos de ser contendientes, aunque sabemos que este año hay equipos que tienen otros presupuestos y han podido contratar otra calidad de jugadores”, concluyó de cara a la venidera Liga Uruguaya.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*