La manga de langosta de 400 millones de ejemplares vuela poco por el frío y difícilmente llegue a Uruguay

La imponente manga de langosta que vuela en Argentina desde hace varias semanas –estiman que son aproximadamente 400 millones de individuos–, se encuentra en la provincia de Corrientes desde hace 9 días, cambiando constantemente de dirección debido al viento, pero bajando sensiblemente la cantidad de horas de vuelo debido a las bajas temperaturas, lo que ha permitido hacer aplicaciones aéreas con químicos, procurando reducir el número de ejemplares. Por estas condiciones, se estima que muy difícilmente lleguen a Uruguay.
Mariela Pletsch, directora de Producción Vegetal del Ministerio de Producción de la provincia de Corrientes, dijo a EL TELEGRAFO, que la manga de langosta se encuentra desde este fin de semana entre las localidades de Curuzú Cuatiá y Sauce, centro sur de la provincia de Corrientes.
“Se trata de una manga sola, que por momentos parece que se divide, pero desde que llegaron a la provincia de Corrientes se mantienen juntas. Aproximadamente tiene entre 10 y 15 kilómetros cuadrados cuando vuelan, pero cuando están en la tierra se concentran en alrededor de un kilómetro cuadrado”, precisó.
Señaló que desde el viernes en la mañana “bajó mucho la temperatura, por lo que el vuelo de las langostas es muy limitado, quedan bastante quietas, y por eso se mueven muy poco en estos últimos días”.
A partir de ese descenso de la temperatura, “tuvimos la oportunidad el viernes a la tarde (aproximadamente a las 17 horas), de hacer por primera vez un control químico con avión”.
Y aclaró que el ingreso a la provincia “se dio el viernes de la anterior semana, y al día siguiente (sábado) temprano en la mañana y en el lugar que pernoctaron las langostas, se hizo aplicación con químicos en forma terrestre”.
El producto utilizado es un piretroide (cipermectrina al 25%), tanto en las aplicaciones terrestres como aéreas, producto aprobado para el control de langostas en Argentina.
Hasta el momento no se registran daños en cultivos en la provincia de Corrientes. “Nos informaron los propietarios de los establecimientos en donde están dando vueltas desde hace dos días, que hicieron algún daño en las pasturas, pero fundamentalmente se están alimentando de campo natural y árboles de montes naturales”.

MÁS APLICACIONES

Pletsch aseguró que “si se dan las condiciones haremos otra aplicación aérea siempre y cuando se den las condiciones climáticas para el vuelo del avión, y también si las ubicamos bien, porque se debe conocer correctamente en donde están asentadas las langostas, trazar un polígono y ahí indicarle al aeroaplicador para que realice el control”.
Al mismo tiempo se está midiendo el efecto de las aplicaciones. “Si hay volteo, tratamos de estimarlo”. Pero señaló que esa manga en el suelo que “es de un kilómetro cuadrado aproximadamente, tiene alrededor de 4 millones de individuos”.
El porcentaje de volteo “no es tan fácil de estimar”, explica, pero entiende que podría llegar a alcanzar “un 20%, y nunca alcanza con una sola aplicación, por eso se debe seguir monitoreando y continuar identificando los puntos, tratando de aprovechar las oportunidades para seguir reduciéndola”.
Aclaró que no es fácil encontrarla. “Hubieron tres días que no las pudimos ver cuando estaban posadas por la neblina, porque se situaron en zonas alejadas a los accesos y fueron oportunidades que se pierden”.

INGRESO A URUGUAY

Sin querer hacer un pronóstico sobre si pueden ingresar a Uruguay en los próximos días, sostuvo que “todo depende de las condiciones climáticas y hacia donde se dirija el viento. Hace 8 días que están en Corrientes, hace 4 días que se mueven prácticamente en el mismo radio”, acotó.
Entiende que si el viento fuera desde el noroeste “podrían llegar a Uruguay, pero no quiero hacer ninguna presunción de la situación, porque si viene un viento sur fuerte las puede volver a llevar hacia el norte. De hecho, tanto el miércoles como el jueves de la pasada semana, se movieron 20 kilómetros hacia el norte, y después volvieron a bajar hacia el sur, siempre de acuerdo a la dirección y velocidad del viento”.

BAJAS TEMPERATURAS

“Lo que ayuda ahora a que estén bastante estables, son las bajas temperaturas”, sostiene Mariela Pletsch. “El sábado hizo en la zona entre 4 y 5 grados al amanecer, lo que las hace quedar muy quietas. Lo que se apreció y hemos comprobado a partir de que la langosta entró a Corrientes en momentos de calor (veranillo de San Juan), es que vuelan a partir de los 23 a 24 grados de temperatura, con un vuelo importante en manga de unos 15 a 20 metros de altura y se desplazan distancias mayores”.

CÓMO SE TRABAJA

La actividad se desarrolla interinstitucionalmente, con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), y la dirección de producción vegetal del Ministerio de Producción de la provincia de Corrientes.
“En todos los municipios en donde se movió la manga de langostas, hemos tenido colaboración de las autoridades municipales, como también de los propietarios de los campos, productores y la gente que ha informado permanentemente hacia donde va la manga, como así también de la empresa de aplicación aérea que estuvo al servicio al momento que hemos solicitado su colaboración”.
En el laboratorio de entomología del INTA Bella Vista, “se hizo una primera revisión del estado de madurez sexual de las langostas, para ver si las hembras estaban cargadas con huevos y saber si en su paso por Corrientes harían alguna oviposición, determinándose que no están en madurez sexual”.

EMERGENCIA SANITARIA

Por su parte, Brasil declaró emergencia sanitaria en dos de los estados al sur de la nación, ante el avance de la plaga de langostas sobre el territorio argentino, con una velocidad de hasta 150 kilómetros por día.
La citada declaratoria por parte de las autoridades, fue aprobada por el Ministerio de Agricultura como medida preventiva ante la posible afectación que los insectos podrían generar en los cultivos.
Con la entrada en vigencia de la medida de emergencia, el Gobierno brasileño podrá poner en marcha un plan para eliminar la plaga, a través del uso de productos agrícolas que serán importados en los próximos días.
Los pronósticos de lluvia y frentes fríos para el sur de Brasil llevan a los expertos a calificar como “poco probable” la posibilidad de que las langostas se desplacen hasta entornos urbanos.
A fin de cumplir con las tareas de control de la manga, el Ministerio de Agricultura de Brasil llegó a un acuerdo con el Sindicato de las Empresas de Aviación Agrícola (Sindag) para, en caso de ser necesario, utilizar 426 aeronaves equipadas con pulverizadores en Río Grande do Sul.
Acerca de esta técnica de control de plagas, Gabriel Colle, el director del Sindag, señaló que “la aviación agrícola es considerada mundialmente como una de las principales armas de combate de nubes de langostas”.

LA INCIDENCIA DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Los reportes tanto de las autoridades argentinas como de las brasileñas dan cuenta que, desde 2015, este tipo de mangas de langostas se presentan de forma “relativamente frecuente” en la zona comprendida entre ambos países.
En los años 1938, 1942 y 1946, esta misma especie de langostas afectaron los cultivos de arroz de estados como Paraná, Río Grande do Sul, Minas Gerais y Santa Catarina.
Para los expertos, el cambio climático puede influir en la proliferación de las langostas dado el aumento de la temperatura, el grado de humedad y la dinámica de las corrientes de viento.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*