Solicitada

A la memoria de nuestro querido Jorge Ogara

Hace pocos días Jorge “Fierro” Ogara emprendió su último viaje, un hecho que sin dudas acongojó a quienes lo conocieron. Y si decimos que fueron muchísimos, quedamos más que cortos.
El periodista Enrique Julio Sánchez publicó en este medio una breve pero riquísima nota, plasmando en pocas pinceladas la personalidad y figura de “Fierro”. Una nota para enmarcar, en la que la pluma del escriba está cargada de emoción.
Sin pretender ni remotamente incursionar en el arte de la palabra escrita, ya que nuestro oficio es solamente difundirla, creímos de orden mencionar –y reconociendo que en ello va implícito un sano sentido de propiedad– que en las primeras etapas de su vida, “Fierro” también supo caminar las calles de La Heroica con los diarios bajo el brazo.
Y eso lo ligó afectivamente para siempre a nuestra institución. Especialmente por los lazos de amistad que lo unían a Justo “Chino” Sánchez.
Participó en nuestras actividades y eventos, estuvo a la orden cuando fue necesario, aportó ideas, y, más que nada, generó positivismo, algo bastante escaso en nuestros tiempos.
En sus charlas no omitía decir que vender diarios lo ayudó en la “escuela de la calle” y cuando se refería a los canillas lo hacía de un modo entrañable y nostálgico. Y eso nos reconforta.
De más está decir que echamos de menos sus asiduas visitas a nuestra casa en busca de material de lectura o simplemente por sentirse como en la suya, pues fue uno más de nosotros.
Profundo conocedor de la noche, tuvo la capacidad de hacer del mostrador un confesionario alegre e indulgente. Posiblemente se fue sin contarnos todo su vasto anecdotario, lleno de intensas vivencias. Tal vez no quiso darle mayor trascendencia a eso. O la imparable máquina del tiempo no se lo permitió. Vaya uno a saber…
Así que, quedémonos con lo que nos dejó: la satisfacción de haber compartido con él momentos inolvidables, no exentos de enseñanzas y aprendizaje, disfrutando su bonhomía y esa inconfundible sonrisa que era como su marca registrada.
Desde estas páginas le enviamos un inmenso ¡salú’ y hasta siempre!, sea cual sea la dimensión en la que se encuentra. Unión de Canillitas Sanduceros

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*