Vecinos del asentamiento “El Espinillo” piden que la Intendencia les lleve agua

Las tarrinas y el tanque plástico están vacíos, mientras que el miércoles se pidió que llevaran agua.

Los vecinos del barrio “El Espinillo”, un asentamiento ubicado al Sur del Vertedero en lado Este del camino a Casa Blanca, reciben agua de la Intendencia una vez por semana, los lunes, aunque “a veces no vienen, y pasamos quince días hasta que vengan de nuevo”, dijo a EL TELEGRAFO una de las señoras que vive en el lugar.
Explicó que “no vienen todos los lunes a traer agua”, y que en esos casos se genera una situación difícil, ya que la mayoría de las 50 o 60 familias que viven allí –no supo dar bien la cantidad– tienen muchos niños, y también “con esa agua tenemos que lavar la ropa y bañarnos”, no es solo para beber.
Todos los vecinos tienen tarrinas de 200 litros, así como algunos tanques metálicos y otros plásticos con más capacidad, pero que fueron usados originalmente para otros productos alimenticios utilizados por una planta industrial. Señaló que hacen reclamos telefónicos a la Intendencia, pero que no siempre reciben una rápida respuesta a sus necesidades de agua potable. En setiembre de 2019, cuando estas personas ya ocupaban esos terrenos, se habían censado 30 familias, número que aparentemente se habría aumentado y hasta duplicado. Además afirmó que en el caso de otros vecinos, ubicados junto al Vertedero del lado Oeste del camino, “hay semanas que no les llevan agua, el camión no entra al lugar aunque le hicieron una calle de tosca para que no tuviera problemas”.