Infractor fue descubierto in fraganti liberando caballos en la vía pública

Un lector nos proporciona esta imagen de una persona que se dirige a buscar sus caballos, que deja sueltos en la zona del Balneario Municipal, tomada a las 11.50 de la víspera. Minutos antes fue visto soltando dos potrillos que llevaba amarrados a una soga, que en la imagen se lo ve sosteniendo con la mano izquierda.
Consultado el registro del Sucive, se pudo saber que la moto en la que viaja debe casi $80.000 desde 2013 a la fecha (casualmente el año en que comenzó a funcionar el Sucive). Mucho de ese monto corresponde a multas impagas.
Es claro que esta persona no está en condiciones de hacer frente a la responsabilidad civil que pueda corresponderle si uno de sus animales provoca un siniestro, que potencialmente puede cobrar la vida de una persona. Tampoco es factible que el birridado tenga cobertura de seguro alguno. Es por lo tanto llamativo que pueda seguir actuando impunemente cometiendo actos tan irresponsables, e incluso circulando en un vehículo que por su situación ya debió haber sido incautado y destruido, sin que la autoridad competente –ya sea la dirección de Tránsito o de Servicios de la Intendencia de las últimas tres administraciones municipales– haya tomado medidas drásticas hacia quien atenta contra la seguridad de tantas personas que circulan a diario por la zona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*