Mercado con demanda por lanas finas y escasa operativa por medias y gruesas

En nuestro país el negocio de la lana se mantiene similar a semanas anteriores.

La situación no ha variado en las últimas semanas en el mercado local de lanas. En general, “se observa interés por parte de algunos sectores de la demanda por lanas finas de excelente calidad y con alguna certificación, y se concretan algunos negocios puntuales”, sostuvo José Luis Trifoglio. Mientras tanto, la operativa en lanas medias y gruesas “es muy escasa, pero la diferencia que existe entre los valores que vienen del exterior y las expectativas de algunos productores no permite que se arme una corriente fluida de negocios”.
En un escenario internacional de baja, debido principalmente a la calidad de la oferta, en el mercado interno la operativa, al igual que la semana anterior, se posicionó muy cautelosa por parte de la demanda y con compras puntuales, para lograr cumplir con operativas acordadas con el exterior.
Según supo Faxlana, se colocó la pasada semana un lote de 20.000 kilos de lana merino de 17 micras, con alto rendimiento al lavado en U$S 10,50 por kilo base limpia. La información indica que fue un lote certificado con destino hacia una industria topista uruguaya.
Por otra parte la representación en Salto de la firma Zambrano y Cía, captó el lote de la Estación Experimental Facultad de Agronomía Salto (Eefas). Se trata de 3.407 kilos de lana Merino, correspondiente a las dos últimas zafras (1.641 kilos de 2019 y 1.766 kilos de 2020). Dicho lote es acondicionado grifa verde, con certificación RWS. Un promedio aproximado de 17,3 micras entre adultos y borregos de las dos zafras, cotizando a U$S 9,65 el vellón y U$S 1 los subproductos. Según informó la Eefas, dicho lote de lana se destina hacia la exportación en sucio a través de la firma Estancias Puppo.

Exterior

En los remates que se realizaron esta semana en el mercado lanero australiano, hubo varios factores que influyeron en el desarrollo de los precios. Por un lado, el volumen de lana inscripto inicialmente por los productores fue importante, y se incluyeron lanas que no habían sido vendidas la zafra pasada con problemas de calidad y alto contenido de materia vegetal, la demanda fue cautelosa y la relación cambiaria también jugó un rol importante.
La selectividad y cautela de los diferentes sectores de la demanda, se enfrentó a la resistencia de varios productores a vender a valores más bajos que en las semanas precedentes y eso se tradujo en un menor porcentaje de colocación, e incluso en un menor volumen de lana ofrecido a la venta, que el inicialmente inscripto.
El Indicador de Mercado del Este bajó 14 centavos de dólar americano respecto al cierre de la semana pasada (1,4%) y se ubicó en U$S 10 por kilo base limpia. Es importante señalar, que en la última jornada de ventas, entre la apreciación de la moneda local y el alto porcentaje de retiro, el IME, comenzó a mostrar ciertas tímidas señales de recuperación.
Analizando el comportamiento de los precios con respecto al cierre de la semana pasada, “observamos que, en dólares americanos, la mayoría de las categorías de lana para peinar corrigieron a la baja”, dijo Trifoglio. Los vellones de 22 micras y más finos, bajaron sus cotizaciones entre 0,4% (22 micras) y 2,4% (16,5 micras) y los de 28 y 30 micras bajaron en el entorno del 1,6%, mientras que la excepción se observó en los vellones de 26 y 32 micras, que subieron nominalmente.
Dada la importancia y la diferencia que existe en los valores de los distintos micronajes, “nuevamente esta semana comparamos el comportamiento de las cotizaciones de algunos micronajes respecto a los de hace un año atrás”, agregó el responsable del departamento de lanas de Zambrano y Cía. “Hay claramente dos sectores que demuestran el interés actual de la demanda. Los precios de las lanas de 19,5 micras y más finas suben y cuanto más finas, más; mientras que de 20 micras a más gruesas los valores aún se encuentran deprimidos, principalmente las lanas medias y gruesas”, dijo.
La oferta semanal fue de 48.400 fardos y se vendió el 83,1%. Según informó Australian Wool Exchange, los próximos remates se realizarán el 23 y 24 de marzo y hay inscriptos un total de 46.500 fardos.