Aumento de casos de COVID en Salto es resultado de de acciones irresponsables

La aglomeración de personas que asisten a cultos religiosos, y la circulación de portadores del Coronavirus COVID-19, son aspectos que preocupan en Salto por el efecto contagio que representan, según publicó diario Cambio.
“No está permitida ninguna actividad que genere aglomeraciones”, fueron las palabras del presidente del Cecoed de Salto, intendente Andrés Lima, al ver las fotos enviadas por Cambio relacionadas al culto religioso que se llevaba a cabo en la mañana de este domingo 18 de abril.
El intendente Andrés Lima convocó al comité de emergencia luego de recibir denuncias por parte de vecinos cercanos a la Iglesia Universal.
Minutos antes también se recibía una denuncia que indicaba que, en el municipio de Belén, 16 de las 20 personas que participaban de un evento religioso habían dado positivo a COVID-19. Aproximadamente sobre mil casos de COVID-19 en Salto, las estadísticas de personas fallecidas muestran números importantes. Un año y un mes del comienzo de la pandemia y la ciudadanía aún no ha creado conciencia de la gravedad de la situación, en la costanera se pudo ver vigilancia por parte de efectivos de Prefectura, pero las iglesias continúan realizando sus cultos sin que nadie los controle, sigue habiendo fiestas clandestinas en algunos lugares del departamento.

Personas con COVID circulan libremente

A raíz del aumento de casos en Belén nombraron a un galeno más de apoyo, tanto de Centro Médico como de Salud Pública para trabajar en el Municipio.
Según la información recibida se reportaron casos de personas que presuntamente tienen COVID-19 y circulaban por las calles del municipio; esas denuncias son dirigidas a las autoridades, consultan a los médicos y si son portadores de la enfermedad actúan de acuerdo a lo que establece la ley.
A todas las situaciones se les hace un seguimiento tanto por la directiva de Centro Médico como por Salud Pública, se está llevando adelante un trabajo en equipo para tratar de brindar lo mejor en una situación complicada, manifestó uno de los médicos del lugar.

Situación poco alentadora

La situación no es muy alentadora, hubo muchas irresponsabilidades por parte de los pobladores que en definitiva fueron los que llevaron a esta situación, esto es el resultado de una sumatoria de acciones irresponsables como la participación en fiestas clandestinas, reuniones familiares, eventos religiosos, organización y participación en carreras de caballos.
“Los médicos no estamos de acuerdo con que estos eventos se llevan a cabo, pero de igual manera lo hacen, si estos eventos siguen sucediendo los profesionales de la salud irán siempre corriendo atrás de un número de casos elevados”.
Lo ideal para Belén sería tener un apoyo de enfermería por 24 horas, ya que el trabajo que se lleva a cabo en el área rural no solo refiere a COVID , sino que existen otras patologías, emergencias y sería importante contar con el apoyo de las enfermeras, no solamente una enfermería física sino profesionales que estuvieran de guardia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*