Intendencia entregó 200 chalecos para trabajadores de Comepa

En el marco de la campaña por un tránsito más seguro, la Intendencia Departamental de Paysandú (IDP) regaló 200 chalecos reflectivos a la Corporación Médica de Paysandú (Comepa), para que se les haga llegar a otro tanto de trabajadores que se trasladan en motocicletas o bicicletas hacia su trabajo.
Es la segunda entrega de chalecos que hace la dirección de Tránsito, la primera fue para los funcionarios del Hospital Escuela del Litoral Galán y Rocha.
Al respecto, el director de Tránsito de la IDP, ingeniero Lucas Facello, recordó que “la Intendencia está apostando a solucionar el tema de la seguridad vial, en un marco complicado, con muchas camas de CTI ocupadas por COVID-19 y lamentablemente el resto de las camas están ocupadas por una pandemia que nos acompaña hace muchos años, como es la inseguridad vial”.
Se refirió a las estadísticas de siniestros, que “hace muchos años pone a las motos en el centro de las campañas, ya sea por la falta de espejos, por el no uso del chaleco o el mal uso del casco, ya que hay quienes no lo abrochan y lo usan tipo sombrero. Y en ese sentido, como una acción directa y trabajando en seguridad activa, la Intendencia decidió reiniciar la campaña del chaleco”, y recordó que “hay una ley desde hace muchos años que obliga al uso del chaleco, quizás tenemos el problema de una ordenanza de la Intendencia para indicar cuánto es el valor de la infracción, pero no queremos recaudar con esto, queremos que la gente comience a usar el chaleco, porque con el valor de la multa se pueden comprar seis chalecos”.

QUITANDO LA EXCUSA DE “NO LO VI”

Explicó que la intención “es que la gente entienda que con esto es más visible, y con eso le quita la excusa de muchos conductores cuando atropellan una moto, que es ‘no lo vi’”.
Después describió las cualidades del chaleco, con una parte fluorescente y otra reflectiva, que hacen que tanto de día como de noche quien lo usa sea muy visible.
Según dijo, “en los países que se aplicó, se redujeron casi a la quinta parte la cantidad de atropellamientos, y esperamos que la gente lo empiece a utilizar. La Intendencia hizo el esfuerzo económico de comprar chalecos, y a las instituciones amigas entregamos una cantidad, en este caso 200, para que los empleados de Comepa que vienen en moto, también como trabajadores de la salud, y queremos salvarles la vida utilizando este elemento básico de seguridad”.
Adelantó que “después le vamos a entregar a la Jefatura de Policía, después a Adeyom y a los funcionarios de la Intendencia, y a través de operativos haremos alguna entrega a las personas que se trasladan en la vía pública sin usar este elemento”.

LE CUESTA MUCHO A LA SOCIEDAD

El presidente de Comepa, Ricardo Pedoja, recordó que “en Comepa, hace muchos años, trabajamos con el ingeniero Facello por el uso del casco. Comepa en 1997 hizo un estudio del ingreso de pacientes del sanatorio, y la primera causa eran lesiones, traumatismos, fracturas y la mayoría de los pacientes eran a causa de accidentes de tránsito. Por tanto la comisión de prevención trabajó por el uso del casco, ya que en aquel momento no había ley. Trabajamos en las calles, en las escuelas y liceos tratando que la gente comprendiera que el casco era para salvar vidas”, y contó una anécdota de su señora, “que es docente de preescolares, que preguntó para qué se usa el casco y los niños contestaron que era ‘para que no te pongan multa’. Y ese no es el sentido del casco, es para salvar la vida”. Afirmó que “se debe seguir trabajando en esto, no solo con adultos sino también en escuelas y liceos”.
Dijo que “en nuestro país, la primera causa de muerte en menores de 35 años son los accidentes de tránsito”, y que eso le cuesta mucho a la sociedad porque se pierde “gente productiva”, destacando que “no solo los que se mueren, sino también los que quedan con déficit físico o sicológico, que también va a incidir en la economía del país. Por eso es importante seguir trabajando en esto”.
Finalmente, agradeció “este regalo que vamos a distribuir entre los funcionarios”.

TOMAR “UNA CONDUCTA PROACTIVA”

El Secretario general de la Intendencia, Fermín Farinha, afirmó que lo que se busca con estas acciones “es que la sociedad de Paysandú se involucre en aumentar la seguridad en el tránsito, para resguardar los aspectos vitales de nuestros vecinos” y que “vemos que se suceden accidentes de tránsito a través de, mayoritariamente, quienes conducen motocicletas. Y este implemento, que es sencillo pero de mucho valor, tiene una efectiva acción para la seguridad en el tránsito, y más allá de los aspectos sanitarios, y del costo de vidas y de productividad, lo que se procura es tener educación en el tránsito, tenemos que procurar que los vecinos de Paysandú que transitan en la vía pública, cualquiera sea su rol, conductor de automóviles, bicicletas, motos o el peatón, asuman conductas preventivas, a los efectos de procurar mejorar la convivencia ciudadana, porque el tránsito también forma parte de ese aspecto”.
Invitó a los sanduceros a utilizar el chaleco, porque “si no tomamos una conducta proactiva, esto no va a impactar como todos queremos que lo haga”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*