Intendencia inició campaña de entrega de chalecos reflectivos para motociclistas

Autoridades del hospital recibieron 200 chalecos que se distribuirán entre su personal, en la primera acción en el marco de esta campaña.

Simbólicamente, en el parque del Hospital Escuela del Litoral, a pocos metros de donde se estaba vacunando contra la COVID-19, se realizó la entrega a sus autoridades de una donación de la Intendencia Departamental de 200 chalecos, que se entregarán inicialmente al personal de la institución.

El director de tránsito, Lucas Facello, encuadró este acto en el marco de una serie de acciones que se llevan adelante con el propósito de mejorar la seguridad vial, a raíz de la precupación que existe por la ocupación de las camas en los CTI.

“Siguen los números, no digo creciendo, sino manteniéndose, a pesar que estamos en plena pandemia y con muy poca movilidad; siguen las camas de CTI ocupadas, con traumatismos derivados de accidentes de tránsito, es algo que como sociedad no deberíamos tolerar”, afirmó. En ese contexto, la primera acción que se llevó adelante con los motociclistas fue dirigida al control de los espejos retrovisores. Se realizó, dijo Facello, de manera silenciosa, con el apoyo de los cuidacoches. en todos los estacionamientos de motos de la ciudad. “Ya casi estamos llegando a un uso de un 80, 90%; porque había una moda en Paysandú de sacarle el espejo retrovisor a la moto”, dijo. El siguiente paso será trabajar en la seguridad activa, es decir, en el uso del chaleco para aumentar la visibilidad de los conductores de moto.

CAMPAÑA

El inicio de esta campaña será una serie de donaciones, como la que se realizó en el hospital y proseguirá en Comepa, en la Policía y en la misma Intendencia, para sus funcionarios. Pero simultáneamente, adelantó Facello, se va a enviar una iniciativa a la Junta Departamental acerca del valor de las multas a aplicar a quienes no usen este implemento. Por más que los controles no van a comenzar inmediatamente, sí están en los planes de la Comuna, expresó el intendente Nicolás Olivera.

“El uso del chaleco no admite ninguna duda, simplemente hay que usarlo, y esperamos que esta campaña sirva como inicio de varias otras, pero en esta es fundamental. Hoy por hoy cada diez accidentes que tenemos en Paysandú, hay por lo menos 5 a 6 motos involucradas”, señaló el director de Tránsito. “La mayor parte de las personas que están aquí o en Comepa, son ocupantes de una oto, así que hay que usar el chaleco. Muchos además ya lo tienen en la moto, a veces no se animan a usarlo. Hay que usarlo para que nos vean”, insitió.

COMPROMETER EL FUTURO

El director del Hospital Escuela del Litoral, Galán y Rocha, Gustavo Curbelo, agradeció la colaboración y la sensibilidad con la que se tomó el tema desde la Intendencia cuando se le planteó.

“Ya lo venían pensando, pero nosotros fuimos con el jefe de CTI a plantear la preocupación porque la ocupación de camas de un CTI no depende solamente de la pandemia en este caso, sino que es un tema de mucho tiempo, de los politraumatizados graves”, señaló. Pero, más allá del hecho puntual de la ocupación de camas, Curbelo advirtió sobre “la juventud de los accidentados, el motivo de los accidentados, las zonas de Paysandú donde se accidentan; pero sobre todo es un motor de discapacidad futura y de arruinar vidas en el futuro. Hay una cantidad de sanduceros que comprometen su presente y arruinan su futuro”, remarcó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*