La empresa forestal cumple con los estándares de seguridad e higiene

Marcelo Melogno es supervisor de tres frentes de cosecha en la empresa Ponsse que trabaja junto a la forestal Montes del Plata. “Mi tarea es la de elevar trabajo, supervisar e inspeccionar las condiciones de seguridad. A Montes del Plata le prestamos servicios porque compraron la maquinaria necesaria para la cosecha de árboles y nosotros tenemos talleres montados en el campo para mantener esas maquinarias trabajando los 365 días del año”.

Los turnos cubren el día de trabajo: “Durante el día tenemos tres personas que hacen el turno de 9 a 21 horas. En el campo están un mecánico y su ayudante y el otro turno hace lo mismo de 21 a 9. Las máquinas trabajan de 7 a 17, paran y vuelven de 19 a 7. Normalmente nuestro trabajo es cubrir con maquinarias, ocuparnos del engrasado mientras los operarios paran para comer. En ese tiempo desde las 17 hasta las 20, hacemos un mantenimiento preventivo”.

Con el fin de optimizar la tarea, la coordinación es necesaria. “Hay una coordinación de parte mía y la gente de Montes del Plata, con el trabajador para que se desempeñe siempre dentro de las reglas de seguridad. Además de mantener los repuestos en stock para solucionar un desperfecto lo más rápido posible”.

La forestal cuenta con harvesters y forwarders instaladas en los frentes ubicados en Algorta, Piedras Coloradas y Fray Bentos. “Mi día arranca a las 8 y sigue hasta las 18 y voy un día a cada frente, con reuniones mensuales con Montes del Plata para ver la marcha de los mantenimientos, los rendimientos, gastos y consumos. En la operativa del personal es un día bastante largo y para aprovechar los fines de semana, se hace un mantenimiento más exhaustivo”, asegura.

Melogno recibió capacitaciones en Uruguay y Argentina en el manejo de maquinaria. Con la empresa se desempeñan en los frentes mediante un contrato de trabajo por cinco año y a través de nuevos llamados a licitaciones, han renovado por un nuevo período de tiempo.

Protocolos en pandemia

Las camionetas trasladan diariamente a los operarios que viajan desde Paysandú. “Los trabajadores tienen los vehículos a su disposición y el frente que está en Fray Bentos, tiene una casa en Young para los operarios. Cada trabajador tiene un régimen de 5 días y descansan tres. Levantan la vianda y comen en el campo”.

En tiempos de pandemia, los trabajadores cumplen con los protocolos sanitarios. “Hay un control estricto, pero cada uno ha colaborado. Usan tapaboca todo el tiempo, mantienen las condiciones de higiene y están permanentemente comunicados ante la aparición de cualquier síntoma, con el trabajo en burbujas”.

Explica que “el resultado ha sido muy positivo porque no hubo grandes detenciones de las tareas. Incluso cambió la operativa de las reuniones, que antes eran presenciales. Ahora se hacen por streamming, pero se sigue trabajando”.

O como lo resalta el eslogan empresarial: “trabajo en equipo y responsabilidad operativa”, con el fin de lograr la eficiencia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*