¿Qué pasa en la Agencia de Desarrollo Paysandú?

El pasado 21 de febrero nuestro editorial se titulaba “Agencia de Desarrollo Paysandú: se equivocó la paloma” en el cual expresamos que “En los últimos días la Agencia de Desarrollo Paysandú (ADP) celebró su asamblea ordinaria en la cual, entre otras decisiones, se eligieron las autoridades que integrarán la Comisión Directiva de la institución durante los próximos años. En esta ocasión la referida elección se vio rodeada de acusaciones y circunstancias que no le hacen bien a una institución de gran importancia para el crecimiento y bienestar de nuestro departamento, dañando tanto su imagen institucional como su credibilidad y afectando también, de manera indirecta, a las instituciones socias que la componen”.

La elección de autoridades de la ADP estuvo en esta ocasión rodeada de una fuerte polémica, en especial a través de un comunicado de prensa del Pit Cnt en el cual se formulaban diversas críticas a la forma en la cual se procesó dicha elección. En efecto, el mencionado comunicado estableció que “…la IdP, resolvió por sí y ante sí, definir la integración de la misma, ‘solo’ con su participación, el Centro Comercial y la Liga de Productores de Leche. El Pit Cnt solicitó ser tenido en cuenta para dicha integración o Fucvam por la parte social más castigada en estos momentos y además comprometiendo agilizar proyectos para reactivar el campo del trabajo y el empleo. En todo momento la IDP, se opuso a que eso ocurriera. Buscando el consenso, el Pit Cnt y otras asociaciones, en dos asambleas diferentes, buscamos alternativas para encontrar una salida consensuada (en ambas teníamos mayorías mínimas). Pero no las quisimos imponer”.

El referido editorial expresó, asimismo, que “el comunicado del Pit Cnt cuestiona no sólo la actitud de la IDP sino también un tema especialmente sensible: la legitimidad de una de las instituciones que votaron la propuesta de la Intendencia, lo cual formuló en los siguientes términos: ‘En la última instancia, sorpresivamente aparece, ‘El Merendero del Puerto’ (el cual ya no existe y esta desafiliado desde el 28 de agosto del 2015), con la presencia del exedil Genoud, que hace ‘7 años’ no participa de la Agencia (o sea 2 administraciones de gobiernos municipales de diferentes partidos). Se cuestiona esa situación por varios integrantes, pero igual la IDP, exigió que se le permitiera votar (a Genoud) quedando claro cuál era el objetivo, ‘conseguir’ el voto que le permitiera a la Intendencia, imponer su planteo’. Resulta llamativo que en la página web de la ADP no figura El Merendero del Puerto como uno de sus integrantes, sino que además en la publicación realzada en la sección Noticias de dicha página el 25 de enero de 2021 se expresa que ‘La Agencia de Desarrollo Paysandú, está conformada por 17 organizaciones e instituciones comprometidas con el desarrollo del departamento, podés conocerlas en la sección Sobre Nosotros, publicada en adp.org.uy’. En resumen: según la propia página web de la ADP El Merendero del Puerto no forma parte de las 17 instituciones que la integran. Llama la atención que una institución que no integra la ADP haya podido presentarse en la asamblea ordinaria y votar como lo hicieron los demás socios”.

Luego de casi tres meses de la tan criticada elección de autoridades se mantiene un total hermetismo por parte de la ADP respecto de quienes son real y actualmente sus autoridades. En una nota publicada en nuestro diario el pasado 22 de abril los representantes del Pit Cnt expresaron que “el lunes 26, a las 18 horas, sesionará el plenario del Pit Cnt en la Unión de Trabajadores de Paycueros (UTP), a fin de considerar la situación del empleo en el departamento y la ausencia de respuesta de la Intendencia ante planteos efectuados por los trabajadores de los centros CAIF y de una nueva convocatoria a asamblea en la Agencia de Desarrollo Paysandú”. En efecto, el dirigente de la central sindical Manuel López sostuvo que “cuestionamos al intendente que la Agencia de Desarrollo Paysandú (ADP) no volvió a convocar a una asamblea para solucionar el problema con la votación anterior. La ADP aún no está funcionando en nada. Sabemos que hay integrantes del gobierno departamental que participan en otros ámbitos, pero no ponen en funcionamiento lo neurálgico de la agencia”. Explicó que “por parte del intendente no hay ninguna declaración donde explique las razones de por qué no se pone a funcionar. Si es por la pandemia, la asistencia se puede limitar a unas 20 personas y tomar todos los recaudos necesarios. Y tampoco se instalaron las comisiones, es decir, no funciona nada”. De acuerdo con la información obrante en la página web de la ADP al día 24 de abril de 2021 sus autoridades son las siguientes: Andrés Silvestre (Presidente), Ing. Antonella Goyeneche (Secretaria), Luis Pedro Rodríguez (Vocal), así como por el Ing. Agr. Roberto Ceriani y el Ing. Sis. Comp. Luis Etchemendy, estos dos últimos en calidad de alternos.

Debe tenerse en cuenta que, como lo ha señalado el especialista argentino José Ignacio Diez, “de acuerdo con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), puede decirse que la ADEL es una estructura organizacional que goza de autonomía, tanto en forma legal como operativa” y que “habitualmente la misma se constituye como una asociación sin fin de lucro y reúne, en una sola institución, una serie de servicios de asistencia técnica para empresas: administrativos, financieros y formativos, entre otros”. Según Pyke “estas organizaciones tienen como misión diseñar e implementar una estrategia de desarrollo específica, construir una agenda de la problemática territorial y buscar soluciones en un marco de compromiso y colaboración entre múltiples agentes”. El accionar de cualquier agencia de desarrollo local y la de la ADP en especial cobra especial importancia porque maneja dineros públicos tanto del Estado Uruguayo como de otras fuentes y ello hace necesario que la designación de sus autoridades y su desempeño sean llevados a cabo en forma transparente y con la debida difusión pública.

Tal como lo expresamos en nuestro editorial antes mencionado, “A la luz de todo lo sucedido, queda claro que la Intendencia se equivocó doblemente en relación con la elección de las nuevas autoridades de la ADP. En primer lugar, porque considerando su papel preponderante en dicha institución, tendría que haber realizado los esfuerzos necesarios para lograr una fórmula de consenso que evitara poner a la institución en una situación comprometida ante la opinión pública. En segundo lugar, no tendría que haberse sumado una votación en la cual se objetó la legitimidad de uno de los votantes encabezada por una persona que pertenece al partido político del Intendente”.

Lo que corresponde ante esta situación de incertidumbre y falta de información, es que la Intendencia Departamental de Paysandú tome cartas en el asunto y responda de una sola forma: con transparencia para la población, con reglas claras para las entidades que componen la ADP y con un alto y efectivo compromiso con el desarrollo local, ya que la pérdida de fuentes de trabajo y la precarización de aquellas que aún permanecen en actividad constituye una verdadera emergencia laboral para todos sanduceros, quienes merecemos saber que está pasando en la ADP.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*