MVOT prevé 31.400 viviendas en quinquenio; fin de año sería de “buenas noticias” por 2%

Ministra Moreira en la inauguración de Covitex.

La ministra de Vivienda, Irene Moreira, destacó el sistema de construcción del movimiento cooperativo en general como una de las más importantes puertas de acceso a la vivienda. No en vano se va más del 50 por ciento del fondo nacional de vivienda en cooperativas”.

La secretaria de Estado dijo a EL TELEGRAFO que desde el 1º de marzo de 2020 a mayo de este año se han escriturado 98 cooperativas, y eso significa el “récord de un año a otro”. La Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam) junto a la Federación de Cooperativas por Ahorro Previo (Fecovi) reclaman la rebaja del interés hipotecario al 2%. Las cooperativas que construyen a partir de la Reglamentación 2008, pagan el 5,25%. “Sobre ese reclamo se está trabajando. Yo ya tengo una posición al respecto, pero se está estudiando y quizá en diciembre, cuando hagamos el próximo sorteo de las cooperativas, puede haber una buena noticia”. Asimismo, piden la exoneración del IVA en la compra de los materiales de construcción. “Ese era un tema que había manejado, sobre todo para la frontera, donde no se invierte. Pero aún sigue en estudio”, señaló.

Planes

Moreira explicó que “cuando asumimos no llegamos con ánimo de refundar el ministerio, por algo todo lo que estaba funcionando bien sigue adelante. Lo que se podía mejorar, se mejoró y obviamente queríamos poner nuestra impronta en el gran paraguas que es el ‘Entre Todos’. Es un megaplan, donde uno de ellos es el ‘Avanzar’ que se dedica a los asentamientos y el otro es ‘Sueño en obra’, pensado para un público objetivo como la clase media trabajadora que paga un alquiler pero no llega al ahorro previo para una entrega inicial de capital”.

Asentamientos

Paysandú fue uno de los primeros lugares donde se presentó el programa orientado a trabajar en los asentamientos. Por otro lado, “hay proyectos de ‘Sueño en obra’ presentados para construir bajo la modalidad de alquiler con opción a compra. Entiendo que es muy accesible para el público en general, sobre todo jóvenes que se quieren independizar y empiezan a tener su familia. Alquilan por 5 años y después optan por el pago, ya no del alquiler, sino de la cuota de un techo propio”, dijo a EL TELEGRAFO.

Nuevas herramientas

El ministerio flexibilizó y creó una nueva herramienta denominada Certificado de Inscripción Registral (CIR) para que las empresas construyan con el Estado, bajo sistemas no tradicionales. “Existía solo el Documento de Aptitud Técnica (DAT) y hoy está el CIR, pero permanecen los dos vigentes. Se tata de achicar los tiempos, porque hoy una empresa que tenga un sistema constructivo no tradicional, con exámenes y pruebas de laboratorio del país de origen, presenta en el ministerio ese bagaje de información y en un plazo no mayor a 90 días –si no hay observaciones para levantar– ya se puede extender el CIR y construir con el Estado”. Explicó que el promedio del tiempo de construcción “son 55 días. Evidentemente, lo que tiene el sistema constructivo no tradicional es el ahorro en tiempo. El ministerio realizó un plan piloto en madera, presentado el 5 de agosto de 2021 y el 23 de diciembre del año pasado, es decir solamente en 4 meses, los participantes ya estaban ingresando a sus hogares”.

Metas

La ministra subrayó que “trabajamos para superar el quinquenio pasado. En los asentamientos, duplicaremos lo que se realizaba en el quinquenio anterior. Es un flujo importante de dinero que nos ingresaron a través del FISU –el fideicomiso creado para el programa Avanzar– y el resto se superará”. Moreira informó que “en números, sin el programa Avanzar, calculamos unas 31.400 viviendas”.

¡Comenta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*