Siga, siga: los clubes decidieron no parar el fútbol

Anoche se realizó el Plenario grave y urgente de Liga de Fútbol de Paysandú, para tratar el tema seguridad en el fútbol y más allá de algunos puntos que se tomarán como medidas precautorias, entre ellos un comunicado repudiando los hechos de violencia, la actividad continuará por votación de la mayoría.

Estuvieron presentes miembros del Consejo Directivo Central, Policía, Colegio de Árbitros, seguridad privada y miembros del Tribunal de Penas, junto a los clubes locales faltando únicamente Huracán.

Los directivos señalaron que los violentos ya están dentro de las canchas y enfatizaron en que muchas veces reciben amenazas al intentar intervenir en ciertas situaciones, dejando en claro que la presencia policial es clave como elemento de disuasión, así como también evitando que situaciones límite lleguen a ocurrir.

Mauro Valiente, de Bella Vista, propuso suspender la competencia como medida y mensaje a todo el mundo fútbol, la misma fue puesta a votación y por mayoría se decidió seguir jugando.

En el caso de Litoral y Rampla, sus presidentes relataron el trabajo incansable que han realizado dentro de sus instituciones para erradicar a los violentos.

Martín Da Silva dijo que no sólo trabaja con la hinchada, sino también con las instituciones rivales y que aumentó la seguridad en los partidos en los que oficia de local.

En el caso de Juliet Irrisarri, de Rampla, el relato fue similar, y además de que agradeció el apoyo que ha tenido de la Policía. El neutral Walter Arruda aclaró que la violencia se ha instalado dentro de los campos de juego y que cada jueves el Tribunal de Penas recibe informes de expulsiones por conductas violentas, por lo que la situación cobró mayor gravedad.

Mientras que Gastón Giles dijo que “ya nos preocupamos por todo lo que está ocurriendo: ya es hora de ocuparnos”.