La “hermosa obra” en Mevir III y IV de Piedras Coloradas quedó inaugurada

En una noche fría y brumosa, los trabajos de urbanización en el barrio Mevir III y IV de Piedras Coloradas quedaron inaugurados y habilitados en un acto oficial en el que participaron las autoridades locales, departamentales y vecinos. Una “hermosa obra”, a decir del intendente Nicolás Olivera.

En una inversión de 25 millones de pesos, se construyeron 3.500 metros lineales de cordón cuneta, 15.000 metros cuadrados de tratamiento bituminoso, 26 badenes y 50 luminarias led. Uno de los objetivos primordiales de esta iniciativa apuntó a ponerle punto final al problema de las inundaciones.
“Los vecinos lo tienen clarito, esto cambió. Esto antes era una zona un tanto rural, hoy es una ciudad, hoy se urbanizó, hoy cambió el barrio y con esto van a venir cosas buenas y va a mejorar la localidad”, aseguró Juan Carlos Turbán, el arquitecto del emprendimiento, y el primero en tomar la palabra en el encuentro celebrado a la intemperie y a la entrada del barrio Mevir III y IV.

De su lado, el alcalde de Piedras Coloradas, John Cáceres, indicó que la obra concluyó con atraso –unos cuatro meses–, debido a que el clima les ha jugado “una mala pasada”. Ponderó la colocación de las luminarias, un punto “importante” para generar seguridad por la noche.
“Es una obra que viene a cambiar la urbanización de todo el barrio. Además, es una ciudad, ya tenemos dentro de este barrio volquetas, así que es bastante integral todo el trabajo que se ha hecho”, aseveró. El alcalde aclaró que la iluminación tuvo un presupuesto aparte de 15.000 dólares.
“También hemos hecho una obra integral con las calles que unen el barrio Viejo y el barrio El Sapo, que se inundaba. Por tanto, son obras que mejoran todo el municipio”, añadió Cáceres.

Antes de hablar el intendente Olivera, con el que se finalizó la oratoria, el técnico de la OPP, Daniel González, remarcó que resultan “muy importantes las inversiones en territorio en Paysandú”.

ADMINISTRAR PRIORIDADES

“Gobernar es administrar prioridades y uno lo hace hasta en la escala más chica, hasta en la escala doméstica. Es imposible decir que sí a todos los pedidos que tenemos de nuestra propia gente y uno lo que hace es administrar lo que tiene y buscar los puntos de equilibrio y, sobre todo, ser justo”, comenzó diciendo Olivera. “Traigo esto a colación porque hoy estamos inaugurando esta hermosa obra”, subrayó.

“Las obras no se terminan midiendo si es grande o pequeña, no se miden en términos económicos ni de despliegue ni de cantidad de hormigón. Para mí las obras grandes son aquellas que vienen a mejorar la calidad de la gente y cuanto más postergada la gente más grande es la obra”, dijo el intendente con entusiasmo.
Olivera mencionó luego una serie de emprendimientos en otros poblados, como Lorenzo Geyres o Quebracho, en el que se asumieron obras para mejorar las condiciones de los vecinos. “Nuestro oficio es hacer que la gente pueda vivir un poco mejor a partir de cómo destinamos y cómo priorizamos los recursos, y los administramos o lo queremos administrar de forma justa”, dijo.

“Porque siempre faltan cosas por hacer, siempre van a haber pendientes. La diferencia está en quién logra aterrizar y hacer posible lo que la gente pide, quien logra traducir en hechos, en obras, en hormigón, en ladrillos, en luz o en lo que nos pidan”, remarcó.

El intendente sanducero recordó el retraso para finalizar las obras en Piedras Coloradas, por un motivo climático que superó las previsiones y que generó complicaciones en el campo e inundaciones. “En seis meses ha llovido 2.000 milímetros, es lo que llueve en dos años en Paysandú”, aseguró. “Terminó de llover y salimos a 11 frentes de caminería rural a trabajar. El otro frente es el agua (en el río Uruguay) con 7,94 metros que tiene casi 1.500 personas fuera de sus casas. Hay que ver cómo se administra la situación de emergencia, pero también como miramos a la cara a esas personas que han tenido que dejar sus casas”.
Al finalizar, se cortó la cinta –lo hicieron unas niñas vecinas del barrio, ayudadas por el intendente– y hubo música en vivo, en la voz de Pía Zeni.

Entre los otros jerarcas, estuvieron los alcaldes Silbia Visoso de Quebracho, Martín Álvarez de Guichón y Graciela Berrute de Lorenzo Geyres; el secretario general de la Intendencia, Fermín Farinha; el director de Obras, Horacio Mársico; la directora de Descentralización, Gabriela Gómez; el director de Alumbrado, Héctor Acland; el director de Tránsito, Braulio Álvarez; el director de Deportes, Guillermo Arias; el presidente de la Junta Departamental, Alejandro Colacce.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*