Presidente Vázquez enfrentó a ciudadanos que lo esperaban en la vereda cuando se retiraba

MONTEVIDEO (Por Daniel Hardy Coll) La mesa de trabajo entre los autoconvocados del campo bajo el eslogan “Un solo Uruguay” y las seis gremiales agropecuarias llevada a cabo ayer durante más de tres horas con el gobierno, en la sede del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, se puede calificar de acuerdo a las informaciones recogidas como de “sabor a poco”. “El gobierno no tiene margen de maniobra, no tiene la información exacta, el presidente no está bien asesorado y no conoce la realidad en su conjunto”, afirmó a EL TELEGRAFO el presidente de la Sociedad Rural de Durazno, Alvaro Rivas, de la coordinadora de autoconvocados.
El presidente Tabaré Vázquez, vino a la sede del MGAP en la calle Constituyente, saludó a quienes estaban en la puerta intercambiando sonrisas y subió a la reunión, la dejó inaugurada, dijo unas pocas palabras y se retiró; primero habló con la prensa por espacio de quince minutos aproximadamente donde anunció la rebaja del 18% de la contribución inmobiliaria rural, que hace unos cinco o seis años las intendencias estaban cobrando para hacer caja y la baja del 18% de IVA del gasoil para el sector ganadero hasta 1.000 hectáreas.
Al salir un grupo de personas comenzaron a pedirle explicaciones, a agraviarlo y entonces comenzó un show mediático pocas veces visto, porque el Presidente no se calló, fue respondiéndole uno a uno arremetiendo contra quienes lo cuestionaban, les reformulaba las preguntas y les exigió contestaciones, riéndose irónicamente cada vez que no las podían dar. Mientras tanto, sus guardaespaldas atónitos observaban ante las cámaras la reacción del primer mandatario, que iba y venía de un lado a otro. Por momentos se pensó que podría terminar en una agresión física, pero la violencia no fue más que verbal. Los ómnibus detenían su marcha para que los pasajeros observaran el espectáculo por las ventanillas y a cien metros, una caravana de Uber desfilaba con las banderas uruguayas; adentro continuaba el diálogo en la mesa.
Al grito de “vamos Uruguay” la gente continuó exigiéndole respuestas, hasta que finalmente él mismo empezó a corear “vamos Uruguay” y alzar sus brazos pero quedo sólo, nadie lo acompañó; una y otra vez amagó entrar al auto oficial, pero continuó “enganchadísimo” discutiendo con uno y con otro.
Puertas adentro dos equipos. A la cabeza de la mesa y al centro el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ing. Agr. Enzo Benech, a su derecha por los autoconvocados Marcelo Nougué, que a su vez tenía a su derecha el secretario de la Presidencia, Miguel Toma. Por el Poder Ejecutivo participaron la Ing. Carolina Cosse, el Cr. Danilo Astori, Ernesto Murro, Cr. Alvaro García y Cr. Pablo Ferreri, Jacqueline Gómez del Instituto Nacional de Colonización. Por las gremiales, además de Naugue de Un solo Uruguay, Pablo Servino de la Asociación Rural del Uruguay, Jorge Riani de la Federación Rural, Wilson Cabrera de la Asociación Uruguaya de Productores de Leche, Alfredo Lago de la Asociación de Cultivadores de Arroz, Virginia San Martín de la ACAF y por la Comisión Nacional de Fomento Rural, Mario Buzzalino.
Al concluir la mesa de trabajo, el equipo del Poder Ejecutivo se marchó sin hacer declaraciones, usando una puerta interior del salón de reuniones raudamente. Los representantes de las gremiales permanecieron adentro por unos diez minutos más, hasta que dos de ellos dieron su versión de este encuentro. A las 18 los autoconvocados con los delegados de los 19 departamentos se volvieron a ver en la sala de conferencias de la Rural del Prado para decidir los próximos pasos a dar.
Mientras tanto hoy en la ciudad de Minas se reunirá la Federación Rural con todas sus delegaciones para adoptar posición respecto de lo ocurrido ayer en la sede del MGAP: “si son parches no nos sirven, si no hay medidas de fondo ya veremos qué votamos”, expresaron fuentes de la gremial.
Alvaro Rivas en nombre de Un solo Uruguay y Alfredo Lago del ACA al ser entrevistados explicaron con un dejo de amargura que hay algunas teorías pero prefieren no darlas a conocer por el momento, se quejaron que la oferta presidencial es “sólo para algunos sectores”, y además no es tenido en cuenta el 100% de cada uno.
Rivas dijo que la plataforma de Durazno sigue en pie, aunque no ven que se logren muchas cosas, mientras que otro dirigente exclamó que queda a la vista que el gasoil tiene incidencia, y subrayó que “es mentira que no tiene incidencia, los impuestos que tiene son para maquillar el déficit fiscal”.
Guillermo Franchi de Paso de los Toros aseveró que en diez años se perdieron 12.000 empresas agropecuarias, chicas, medianas y grandes en 16 millones de hectáreas y 36.000 puestos de trabajo en los últimos cuatro años. Otro de los presentes señaló brevemente que “esto es una pérdida de tiempo”.
Rivas y Lago manifestaron que “no hubo avances sustantivos” y que las “medidas son absolutamente parciales y no de carácter general”. Creen que no “tienen un gran impacto, ni van en la línea de lo que esperábamos todos y por eso en concreto no hay nada sobre los grandes puntos que demandamos se atiendan, como el energético”. Dijeron sí que existe “un compromiso del Poder Ejecutivo “y que si bien no hay una estrategia delineada esperan que la próxima mesa, más allá de las resoluciones que en horas y días adopten cada una de las gremiales involucradas y el movimiento, tenga lugar antes de diez días”.
Entienden que “el Presidente nuevamente busca confundir a la opinión pública diciendo cosas que no se ajustan a la realidad”.
Sobre el tema del gasoil subrayaron que presentaron tres medidas que permitirían rebajar los componentes, pero no quisieron entrar en detalle. Opinaron que las medidas deberían ser “ágiles, y a corto plazo”, pero afirman estar desencontrados en el diagnóstico y los tiempos y aseveraron los voceros que “nos están subestimando”.
Sobre gritos que se escucharon a la salida del presidente y una respuesta suya afirmando que “ven, estos es un movimiento político”, Rivas y Lago más allá de no haberlas escuchado expresaron que no es el sentido del movimiento, “ya se lo explicamos al presidente en la primera reunión en Torre Ejecutiva, ni nos reunimos con ningún sector político por eso mismo, pensamos había quedado claro”.
Finalmente subrayaron categóricamente “no se ha ganado nada”. En tanto, Autoconvocados decidieron esperar entre 7 y 10 días respuestas del gobierno sobre la rebaja del gasoil, y de no concretarse entonces tomarían medidas.