Actividad paralizada en el mercado de lanas

Los productores y las industrias deberán esperar aque cambien los mercados para comercializar su lana.

En el mercado local de lanas la actividad se ha paralizado prácticamente desde la semana pasada. “No hay negocios y algunas empresas han tomado algunas medidas con el objetivo de prevenir, evitar la propagación del coronavirus y cuidar a trabajadores, clientes y personas en general”, señaló José Luis Trifoglio.
En el diálogo con dos empresas topistas nacionales y varios intermediarios, Faxlana sostiene que se dejó a ver un mercado paralizado, con una demanda internacional lejos de la concreción de negocios y nuevos valores que se puedan trasladar al mercado interno.
En principio, los dos representantes de las empresas topistas fueron claros en señalar que desde el exterior no existe demanda y ello conlleva a que exista una retracción en la concreción de negocios. “Esperar” es lo que señalan los integrantes de la cadena, a pesar que no se exprese este terminó en particular.
Los negocios están enfocados en pequeños volúmenes y si bien se esperaba que algún integrante de la demanda se activara esta semana para completar algún envió puntual, esto no ocurrió y los productores se alejaron de las ventas ante la baja del mercado internacional.
Se podría decir que atado al coronavirus y sus posibles implicancias económicas en los próximos meses, existen productores que están consultando en la búsqueda de colocar su lana, sin embargo los valores recibidos generan un mayor nerviosismo y al mismo tiempo un alejamiento de los negocios.

EXTERIOR

Desde que se comenzó en China a hablar del coronavirus, el mercado lanero australiano (con altibajos) ha ido desafiando y sorteando las dificultades. Lamentablemente, desde la semana pasada, la incidencia en los mercados de productos, bolsas de valores, el comportamiento de las monedas, etc, provocaron que el mercado lanero finalmente se viera afectado en forma significativa, directa e indirectamente por el Covid-19.
Los precios en moneda local bajaron, pero porcentualmente más en dólares americanos debido a la relación cambiaria.
El Indicador de Mercado del Este bajó 181 centavos de dólar americano (18,4%), respecto al cierre de la semana pasada y se ubicó en el nivel de U$S 8,01 por kilo base limpia, el nivel más bajo desde fines de agosto de 2010, analizando las cifras de dicho indicador, recalculado en base a los cambios realizados por AWEX oportunamente.
Todas las categorías de lana para peinar que se vendieron registraron importantes descensos en sus valores. Las bajas se ubicaron entre 11,7% (32 micras) y 20,3% (17,5 micras).
La oferta semanal, que inicialmente estaba prevista en más de 50.000 fardos, finalmente fue de casi 42.000 fardos, de los cuales, la demanda adquirió el 73,5%. Los productores australianos, retiraron antes y durante las subastas un número importante de fardos y la demanda a su vez fue muy selectiva al momento de comprar, prefiriendo los lotes que no presentaban serios problemas de calidad.
Según informó Australian Wool Exchange, los próximos remates se desarrollarán durante tres jornadas, a partir del martes 24 de marzo y hay inscriptos a la fecha 49.500 fardos.
Si bien la situación sanitaria mundial ha sido el desencadenante de este importante retroceso en el precio de la lana en estas últimas dos semanas, más aún cuando Europa se ha visto muy afectada; en la última jornada de ventas de esta semana, se comenzó a visualizar la posibilidad de que los precios en general hayan tocado el piso, al menos en moneda australiana.
Algunas empresas chinas, están comenzado a planificar sus nuevas compras, y de confirmarse, esto podría colaborar para que el mercado comenzara lentamente a mejorar. Mas allá de que hay que ver en las próximas subastas si esto se confirma, será un dato determinante la relación cambiaria, para ver si también en la divisa estadounidense, los precios comienzan a mejorar.