Michael Etulain: “La guerra no es con Tenfield: es contra la poca transparencia”

Michael Etulain dijo que en 2017 el fútbol uruguayo generaba 42 millones de dólares por los abonados a la TV por cable.

Veinte años de carrera, custodiando los tres caños. Michael Etulain fue ascendido a la Primera División de Danubio a mediados de 1998, y a fines de 2018 decidió colgar los guantes, ya cuando era presidente de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales, de la que se alejó hace algunas semanas por decisión personal.
Temas familiares, y el entender que podía aportar a la sociedad desde otro lugar, lo impulsaron a dar un paso al costado para pelear desde otro sitio.
Etulain fue una de las caras visibles del movimiento “Más Unidos Que Nunca”, que se plantó firme contra la Mutual que lideraba Enrique Saravia, y que comenzó con una pelea clara: generar más ingresos para el fútbol uruguayo y el pago del derecho de imagen.
“A la Mutual comencé a ir en 2000, cuando por cada equipo tenía que ir un jugador grande y uno chico. No lo tomé como militancia, sino por la importancia de tener que representar a los compañeros”, dijo.
Con el tiempo, dejó de ser el jugador “chico” que iba a representar a sus compañeros. Y como uno de los capitanes de Danubio comenzó a pisar fuerte en la lucha por el derecho de imagen.
“Todo ese movimiento se generó por el derecho de imagen. La Mutual pedía, con una planilla por los vestuarios, que los jugadores la cedieran. Pero nos empezamos a informar”, recordó.
En aquellos años “el derecho de imagen se cedía en una Asamblea a fin de año, a la que no iban todos los futbolistas”, por lo que “algunos cedían a la Mutual el derecho de todos los jugadores, para que se pudiera seguir con el contrato con Tenfield. Eran unos 225 mil dólares anuales”.
Pero “empezamos a informarnos cuánto generaba el fútbol uruguayo, cuánto se paga en el mundo”. Incluso se dieron reuniones con Saravia y los suyos para vender de buena manera los derechos. “Pero comenzaron las diferencias”, dijo Etulain.
Según explicó el exarquero, aquella directiva de la Mutual “no quería que se participara en las reuniones” y además se les decía “que no teníamos razón sobre cómo se cedía el derecho de imagen y los valores”. A tal punto que se realizaron reuniones con un abogado que siguió la idea de aquella directiva, en la que se les indicó que “todo lo que se había hecho era correcto y que el valor no era el 10 por ciento como nosotros pensábamos”.
Y también se hizo “una reunión con el ‘Tano’ Gutiérrez y Revetria”, directivos de Tenfield, “para que nos dijeran cuánto valía el derecho de imagen”.
El paso siguiente fue pedir la renuncia a través de casi 600 firmas. Y luego de una batalla a varios frentes llegó la intervención del gremio, las elecciones y la nueva directiva encabezada por Etulain.
¿Qué pasó con Más Unidos Que Nunca? Mucho se habló de que se había dividido y perdido fuerza. “En la interna había diferentes visiones políticas. El grupo que integramos con Matías Pérez, Juan Castillo y el ‘Coco’ Conde tenía en claro que iba a ser muy difícil trabajar con la otra parte política en conjunto, por lo que conformamos una directiva para presentarnos a las elecciones”, remarcó ante la pregunta.
Y dejó en claro que “las diferencias eran por la forma de llevar adelante los temas”, pero “el objetivo era el mismo: mejorar el fútbol uruguayo y que llegue más dinero a los clubes”.
Más claro: “si vas a asumir una responsabilidad así, tenés que tener gente de tu confianza”.
El trabajo tras asumir fue arduo. Se encontraron con la prolijidad de “Álvaro Larrosa, que administrativamente hizo un gran trabajo y cuya vida es la Mutual”, pero había que atacar otras cosas importantes, que fueron desde afrontar cuentas hasta gestionar el complejo deportivo, muy venido a menos.
Pero había que aguantar críticas y palos. “Es que tenés la contrapolítica, más todo el conflicto que se había generado, la expectativa de los futbolistas, más lo que realmente había que cambiar: las condiciones del fútbol uruguayo”, destacó.
Y, a poco de asumir, llegó aquella intervención de la AUF, “por lo que estuvimos siete u ocho meses trabajando en eso y no en las exigencias que teníamos que hacer a la AUF”. Había que esperar.
En dos años de su gestión, Etulain asegura que “hubo errores, sin dudas, pero la verdad es que se hizo mucha cosa, entre ellas crear el fondo de garantías de la B, que los jugadores estudien y se capaciten en la Mutual. Queda en el debe que se cumpla el artículo del estatuto que establece que los clubes no pueden contratar si deben a los futbolistas, aunque dimos esa pelea en enero y estaba el compromiso de AUF, por escrito, de que en el período de pases de junio se iba a cumplir”.
El derecho de imagen, la pelea de la Mutual, va de la mano con la realidad económica del fútbol uruguayo, la que se pretende cambiar peleando desde esa trinchera.
“Al llegar a la información concreta de cómo es que se negocia el derecho de imagen, encontramos el por qué de la pobreza de los clubes: no les llega lo que tendría que llegarles por lo que generan”, remarcó.
Y explicó que “el fútbol uruguayo genera muchos millones, que no llegan por derecho de televisación”, además de que “se deberían generar muchos derechos comerciales que están cedidos a la TV”.
Más claro: “publicidades, estáticas y material que pueden generar los clubes, están cedidos por los mismos, que no pueden generar nada”.
Los jugadores parecen estar solos en esta lucha. O al menos parece cuando se recuerda aquello de que 5 eran más que 25 a la hora de vender el derecho de la camiseta de la selección. “No sé si está demasiado mezclada la parte política con la comercial, o si hay otro tipo de vínculo entre dirigentes y empresa”, se preguntó.
Lo que Etulain tiene claro es que “la guerra no es con Tenfield, sino contra la poca transparencia”.
“Si vas a los valores de mercado internacionales, encontrás que el fútbol uruguayo genera 60 millones al año, y llegan solo 12 a los clubes. Si soy dueño de la empresa, estaría loco de la vida. Pero no es así”.
Ahora: mucho se ha hablado sobre cuánto vale el fútbol uruguayo, incluyendo por parte de consultores contratados por AUF, cuyo diagnóstico es desestimado por diferentes actores.
Etulain fue claro: “si vas a los datos de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec), encontrás que en 2017 solo en Uruguay se generaban 42 millones de dólares por los abonados de la TV por cable. Había 750 mil abonados, y si a eso le sumás la comercialización de publicidad, estática y comercialización para el exterior, es decir los uruguayos que pagan para ver la competencia en el exterior, la cifra aumenta”.
El ahora expresidente de la Mutual remarcó que la intención del gremio era iniciar la demanda por explotación de derecho de imagen por los últimos años, es decir desde diciembre de 2016 a esta parte, dado que en esa fecha se rompió el contrato entre la Mutual y Tenfield.
“A nivel parlamentario, si la Secretaría Nacional del Deporte no da ese paso, quizá no se siga con el proyecto de ley que se había presentado, y habrá que ver para que el gremio hable con la AUF para que se le reconozca el derecho”.
Y, en ese sentido, dijo que fue un gran logro el de la Asociación de Futbolistas Amateur del Interior (AFAI), dado que AUFTV acordó el pago con operaciones de ligamento cruzado el derecho de imagen de la Copa Nacional de Clubes que televisó.
“Ese fue un gran logro de AFAI y te demuestra que el derecho de imagen existe. Y en este caso se pensó en la salud y un problema grave de los jugadores. Si se explota el derecho de alguien, tiene que haber consentimiento”, remarcó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*