Olivera recogió inquietudes de vecinos en varios poblados

Uno de los encuentros protagonizados con vecinos del interior departamental.

En el marco de una gira por la zona del Municipio de Guichón, el candidato a intendente Nicolás Olivera recogió inquietudes de los vecinos de Tiatucura, Morató, Piñeira-Beisso y la propia ciudad guichonense, en donde los reclamos continúan siendo de larga data, según destacó.
Los puntos de mayor inquietud se inscriben en un común denominador de problemas crónicos de caminería, calles internas, desagües, servicios esenciales, luminaria y actividades para los jóvenes y mujeres, al entender que “se sienten olvidados –o abandonados– por la Intendencia Departamental”.
Olivera destacó que repitieron una y otra vez en los diferentes pueblos que el único intendente “que venía seguido” era Jorge Larrañaga, lo que indica “la desidia de las autoridades departamentales que han dejado de lado al interior de Paysandú”.
Asimismo, los vecinos reclaman ante la falta de transporte que existe desde y hacia Guichón, lo que genera problemas incluso para que los jóvenes concurran a sus centros de estudio. Asimismo, hay falta de viviendas, escasa actividad para los adolescentes y pocas oportunidades de estudio, lo que provoca que decidan emigrar hacia las ciudades, con todo lo que conlleva el desarraigo, reflexionó.
“Tenemos las computadoras de Ceibal, pero muchos no saben usarla”, dijeron con respecto a la falta de cursos y talleres que existen en los diferentes poblados, consideró el legislador.
Expresó asimismo que “pueblos olvidados ha sido lo que se ha visto a lo largo de la recorrida, falta de recursos para el municipio, por lo que estoy cada vez más convencido en que debe haber sintonía entre el Gobierno Nacional, el departamental y el municipal”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*