“Tratamos de ser optimistas pero cuesta competir y que los números cierren”, dijo el gerente de Fricasa

La industria sanducera viene realizando importantes faenasde ovinos en momentos de escasez de vacunos.

En Frigorífico Casa Blanca (Fricasa), “tratamos de ser optimistas y creer que todo irá mejorando, pero cuesta competir y que los números cierren”, manifestó a EL TELEGRAFO su gerente, el ingeniero agrónomo Carlos Mauro Fuidio Aguinaga.
El profesional sanducero sostiene que “ya pasamos el peor momento de oferta de haciendas, si bien el año va a terminar con poca oferta. Creemos que en 2021 va a empezar a aparecer un volumen más adecuado, que permita trabajar en mejores condiciones a toda la industria”.
El gran tema que tiene la industria, “es la gran diferencia de precio de ganado, respecto a Brasil y Argentina”. La famosa competitividad que desde hace muchos años busca la industria uruguaya y que no logra solucionarse.
“Hay que buscar negocios puntuales y nichos”, explica Fuidio. “Estamos trabajando con las hamburguesas, chorizos, tenemos clientes que están muy satisfechos con los productos”. Y como no se puede “salir a pelear por volumen, lo hacemos con la calidad que ofrecemos y productos de excelencia”.
Respecto al dólar, entiende que “históricamente la relación de precios fue muy parecida, con 10 o 20 centavos de dólar para un lado o para otro, pero hoy hablamos de diferencia de un dólar, por lo que se hace muy difícil, porque cuando salís a vender a cualquier mercado, prefieren comprarle a los demás”.
“Hay que buscar clientes que prefieran calidad”, subraya, acotando que este martes, visitó la industria local “un cliente de China que ya conoce la planta de Fricasa, quien conoce la calidad de la carne que ofrecemos”, dijo.
Aclarando que en algún momento “esa brecha de precio tendrá que achicarse para poder ser competitivos”.

PRIMER SEMESTRE

El gerente de la industria sanducera manifestó que el primer semestre “fue atípico e inusual para frigorífico Casa Blanca, producto de la pandemia de COVID-19”.
Precisó que “esto afectó, no tanto a nivel interno e industrial, sino la actividad de los mercados del exterior. Todos sin excepción, sufrieron, en mayor o en menor medida. Y tuvimos que adaptarnos a esa realidad, bajando la faena”, dijo.
Carlos Fuidio sostiene que “esto empezando por China, que continúa siendo el principal mercado para todo el país, en lo concerniente a la carne”.
Actualmente la situación sigue “sin cambios, con muchas dudas”, enfatiza. “Nos estamos acostumbrando, porque antes los mercados eran mucho más estables y se planteaban los negocios a dos o tres meses para adelante. Hoy eso es impensado, porque cada cada semana cambian las tendencias, las situaciones, los precios, por lo que hay que ir haciendo negocios muy a corto plazo”.
Señaló que “seguimos siendo muy chinodependientes, más allá que en algún momento, como fue hace un mes y medio, nos compraron con fuerza desde Estados Unidos, adquiriendo con precios competitivos, o a Europa, también desde hace poco más de un mes, fortaleciéndose semana a semana”.
Acotó que China hoy por hoy “lleva todos los cortes, incluso en algunos casos los cortes del Rump And loin, congelados y no enfriados. Todos los cortes, con y sin hueso, menudencias. Es el mercado que mejor paga”, dijo.

CHILE

Casa Blanca mantiene su negocio con Chile. “Desde hace 15 años que somos el principal proveedor de carne uruguaya a ese país trasandino, explica el gerente de la industria.
A pesar de que los valores y la ecuación no cierran demasiado con ese mercado, básicamente porque le compran a Paraguay y Argentina a precios mucho más baratos, no queremos sacar un pie de ahí, porque tenemos una relación directa con cadenas de supermercados, por lo que seguimos cumpliendo, por lo menos con un par de camiones en forma mensual”.
Expresó que “hacemos mucho hincapié en una carne de calidad, en donde todos los cortes sean del mismo tamaño, procedentes de animales jóvenes, y una cobertura de grasa adecuada. Los chilenos no quieren demasiada grasa (grasa 1 a 1,5), por lo que tenemos mucho cuidado”, acotó.
Pero consideró importante “la continuidad que ha tenido Fricasa con las cadenas de supermercados, porque nunca, ni en los peores momentos, ni cuando el año pasado China había meses que pagaba fortunas, los abandonamos. Siempre le suministramos carne y eso lo valoran, a pesar de que tienen que pagar de 700 a 800 dólares más que la carne argentina, que es de similares características que las nuestras”.
Y aseguró que “ser fiel y continuos con los mercados, en muchos casos, tiene sus frutos”.

MERCADO INTERNO

El mercado interno y de la ciudad de Salto, e incluso de Montevideo, es muy importante para Fricasa. “Ha bajado el mercado”, dijo, pero no tanto por el efecto del Coronavirus, sino por una competencia extremadamente fuerte con la carne proveniente de Brasil. Entiende que “ha sido un golpe duro para la industria uruguaya. Por un lado tenemos la exportación de ganado en pie, y se van muchos animales sin pasar por la industria (sin mano de obra uruguaya), y por otro lado entra carne desosada, aunque la semana pasada ingresaron asados provenientes de Argentina, pero el 99% son pulpas desosadas”.
Esa carne que llega desde Brasil, “con una calidad inferior claramente a la nuestra, pero también con un precio inferior.
Eso es un golpe duro, porque cuesta competir y es imposible para la industria uruguaya llegar a esos valores, notándose en las cifras de venta”.

OVINOS

“Volvimos a hacer lo que éramos en la década del 90, cuando Frigorífico Casa Blanca era la industria que más lanares faenaba en el Uruguay”, señaló con mucho entusiasmo.
“Encontramos un negocio interesante de volumen con el mercado de China, que nos permitió en los momentos de baja oferta de ganado vacuno, hacer un buen complemento para organizar la faena y el trabajo semanal”.
Manifestó que se ha ido creciendo “y la semana pasada llegamos a faenar en una semana casi 4.000 cabezas. Esta semana se faenará menos, en el entorno de 2.000, pero la tendencia es seguir creciendo, y tratar todas las semanas de faenar entre 2.000 a 3.000 cabezas de ovinos”.
Precisó que el 100% es para el mercado de China, “con clientes que están muy contentos con la mercadería que le enviamos. Puede ir en carcasas y en cuatro cortes”, precisó.
Consideró que desde hace unos 15 días, “comenzó a aparecer una oferta de lanares, faenándose básicamente categorías adultas, como son capones y ovejas, más allá que también puede ir algo de corderos y borregos”.

RELACIONAMIENTO

Fuidio destacó que actualmente el relacionamiento con los dos sindicatos de trabajadores “es muy bueno y correcto. Hay diálogo permanente y con una comprensión desde la empresa, de la situación en la que están atravesando los funcionarios, porque en algunos casos son pocas horas mensuales”.
“Además de la comprensión por parte de los trabajadores, de la situación que está viviendo la industria en general”, finalizó diciendo el gerente de Frigorífico Casa Blanca.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*