Lanzamiento de zafra ovina tuvo lugar en el Prado

MONTEVIDEO (Por Pablo Blanc) Con la presencia de autoridades nacionales, el embajador de Estados Unidos y representantes de todo el sector ovino, se realizó en el galpón de ventas de la Expo Prado el lanzamiento de la zafra ovina, oportunidad en la que hubo la marcación de dos ovinos y se esquilaron vientres, para demostrar las particularidades del sector.
La actividad fue dinámica y diversos representantes pasaron por la mesa principal. Comenzó con la presencia del presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Miguel Sanguinetti, y el presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), ingeniero agrónomo Gabriel Capurro.
En el caso del titular de la institución organizadora de la Expo Prado, se desempeñó durante varios años como gerente del SUL y es productor ovino, por lo que conoce de primera mano el sector. Allí Capurro reconoció las fortalezas de la cría de ovinos, de su importancia también para compartir los campos con la ganadería vacuna. Ahondó en aspectos de la cría, comercialización, y los cambios en la carne y lana instrumentados en los últimos años.
Por su parte, Sanguinetti hizo referencia “a las malas noticias que recibimos del ataque de perros a nuestras majadas en distintas partes de nuestro país”.
Enfatizó que “o resolvemos rápidamente esta pandemia con medidas ejemplarizantes y sanciones muy duras con sus dueños irresponsables, o vamos a terminar liquidando un rubro rentable, democrático (no importa el tamaño del predio del productor) y productivo”.
Reconoció “el esfuerzo que está haciendo el gobierno con la creación del instituto de bienestar animal, pero necesitamos los resultados para hoy, porque si siguen pasando los meses y no solucionamos esta pandemia, la pérdida de productores será irreversible”.

CRÍTICAS A LA JUSTICIA

Para Sanguinetti, se debe revisar “si los que resuelven determinados casos que involucran perros con seres humanos, están capacitados para hacerlo adecuadamente”. Como ejemplo, dijo que en estos días en Artigas un ciudadano uruguayo fue atacado por sus propios perros y falleció por las heridas recibidas”. Sostuvo que la fiscal del caso “mandó a llamar un psicólogo de perros para tomar la decisión de no sacrificar a los perros que acababan de asesinar a un ser humano. Qué podemos esperar cuando los perros atacan a las ovejas y estas personas resuelven qué hacer. Hay una gran confusión y alteración de los valores que hay que comenzar a ordenar. Primero los seres humanos, después los animales que dan sustento a nuestras vidas, y muy por allá atrás los perros”.
Y aclaró que en su alocución comenzó a hablar de este tema, porque “si no resolvemos este tipo de problemas no hay sistema productivo por más eficiente que sea, que resista”. Acotó que el negocio ovino “es muy rentable, pero en nuestro país es un negocio de alto riesgo”.

COSAS BUENAS

También hizo referencia a “cosas buenas que están pasando. Ver a ovejas pastando junto a vacas Holando es algo que parecía imposible de ver en nuestro país y hoy es una realidad”.
Por otra parte, manifestó que “estamos viviendo una crisis de demanda de lana a nivel mundial a causa de los efectos de COVID-19, pero valoramos el esfuerzo del gobierno de subir la devolución a las exportaciones de los tops del 3 al 6 por ciento”.
En las crisis “se debe elevar el ingenio, y la marca Uruguay Wools es una idea para valorizar las lanas uruguayas y sus prendas hechas por manos de mujeres rurales, para lo cual se continúa necesitando el apoyo de Inefop”.

EL PENRO

Inmediatamente a las palabras del presidente del SUL, pasó a la mesa principal el integrante del Plan Estratégico Nacional del Rubro Ovino (Penro), Diego Saavedra. “Hemos trabajado en estos años en todo lo referente a levantar restricciones generales que hacen al marco de la cadena: bienestar animal, tenencia responsable, abigeato, predadores, ataques de perros asalvajados, seguridad rural, competitividad y acceso a mercados, calidad de los productos y el combate a la mosca de la bichera”, fueron sus primeras apreciaciones.
Manifestó que la cadena lanera está viviendo una “tormenta perfecta” con una caída de la demanda sin precedentes, aún con la baja de precios importante ocurrida, producto primero de la guerra comercial entre Estados Unidos y China y luego por la pandemia, que llevó la demanda final en los países consumidores a sus niveles más bajos.
Sostuvo que habría un 50% de la lana de la zafra pasada “en manos de los productores y ya comenzada la nueva zafra no haya negocios en el mercado interno fruto de la parálisis de la demanda a nivel internacional”.

ATRASO CAMBIARIOS

Saavedra indicó que “hoy llevamos a nuestras espaldas muchos años de atraso cambiario acumulado o aumento de costos en dólares y apenas tuvimos una mínima corrección a principios de este año pero, en términos relativos, seguimos siendo un país muy caro en dólares”.
En este sentido, expresó que “nos preocupa que ingresemos en un nuevo período de aumentos de costos en dólares de la mano del ingreso de capitales especulativos o como eje para el combate de la inflación y, sobre todo, porque en la ley de Presupuesto Nacional las proyecciones de la evolución de la moneda no contemplen una mayor suba del dólar por encima de la inflación”.

COSTOS DE LOS FLETES

Saavedra indicó que los aumentos de costos, combustibles y tarifas en dólares acumulados “han empujado también a una suba generalizada de los fletes internos en dólares que impacta fuertemente en el transporte de animales para faena y de la lana hasta los centros de acopio y barracas”.
Subrayó que “hoy llevar un camión de lana desde Artigas a Montevideo cuesta 4 o 5 veces más que llevar esa misma lana de Montevideo a China. Ese es el nivel de costos internos que hoy tenemos”, enfatizó.

PROPUESTA

Las empresas integrantes del Penro proponen bajar en forma importante la tasa de Imeba que aporta la lana; exonerar de Imeba a las lanas grifa verde y a todos los corderos pesados con sello de calidad, como política de estímulo a la certificación de calidad en los procesos.
También proponen trabajar de forma fuerte en la construcción de acuerdos comerciales con China, que permitan bajar los aranceles que pagan la carne ovina y los tops de lana, intentando nivelar las condiciones de acceso a nuestro principal socio comercial”.
Entienden importante seguir trabajando en acuerdos comerciales de modo que permitan la baja de aranceles y acceso preferencial de nuestros tops, especialmente en la Unión Europea, India y China. Reincorporar el beneficio de prefinanciación de exportaciones en negocios que, además, han visto alargar los ciclos de caja en la situación post pandemia de los mercados.
Además, buscar conjuntamente alternativas de agregar valor a los cueros ovinos o, en su defecto, encontrar los canales para su desecho, en línea con la normativa ambiental.

 

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*